La ciudad de Kazanlak y el Valle de las Rosas se preparan para recibir turistas de todo el mundo

“No hay mayor celebración que la fiesta de la rosa”, bajo este lema se celebra cada año uno de los festivales más bellos, coloridos y alegres de toda Bulgaria, el Festival de la Rosa. Su origen data de hace más de 100 años en la ciudad de Kazanlak, donde cada primera semana de junio, con un ritual especial, empieza la recolección en el Valle de las Rosas, como se llama el valle entre Kazanlak y Karlovo.

СнимкаSe trata de uno de los rincones más románticos de nuestro país. Si se va a mediados de mayo, ante uno se extienden coloridos campos de rosas, se siente el aliento de la flor más bella y se escuchan las encantadores canciones de los madrugadores recolectores de rosas. El Valle de las Rosas, Kazanlak y la rosa son símbolos de Bulgaria, que han inspirado nuestro arte y nuestras tradiciones nacionales. El color rosa se teje en los bordados, se recrea en leyendas, se expresa a través de la música y los bailes. 

СнимкаCon las rosas recolectadas en el Valle de las Rosas se produce el mundialmente famoso aceite de rosa búlgaro, utilizado por su aroma en perfumería y a veces también en medicina. No hay flor más valiosa que la rosa, afirman los habitantes de Kazanlak, y dicen que las plantaciones de rosas están aquí desde tiempos inmemoriales. Al principio la recolección de rosas era una profesión habitual para la mayoría de ellos, pero con el tiempo se fue convirtiendo en una celebración única, un ritual que hoy en día va acompañado de mucha música y bailes. Las flores se recolectan a mano al amanecer y las flores deben mantenerse frescas para conservar la fragancia que más tarde se extrae en las destilerías de rosa.

La recolección de rosas en Kazanlak reúne huéspedes y turistas de todo el mundo. Una de las mayores atracciones durante el festival es la destilación de rakía (brandy) de rosas. Se recrean rituales auténticos y tradicionales, se preparan platos típicos de la zona como pastel con mermelada de rosa, lokum o banitsa. El punto culminante del festival es el carnaval que tiene lugar cada primer domingo de junio, en el que participan no sólo kukeri, sino también grupos folclóricos, animadoras, grupos musicales y muchos aficionados de otros campos. 

СнимкаDesde hace unos años Kazanlak se queda pequeña para los numerosos turistas que vienen al festival de primavera. Ya desde el mes de febrero se han vendido más entradas para la procesión programada para el primer domingo de junio, dice Srebra Kaseva, representante del municipio de Kazanlak. “La procesión de carnaval es una tradición que se ha reforzado en los últimos años, pero cada vez intentamos añadir algo nuevo para que sea distinta de las ediciones anteriores. En ella se incluyen representantes de escuelas infantiles, colegios y centros comunitarios de Kazanlak, así como todas las organizaciones de la ciudad. Ellos mismos preparan la actuación, los trajes y el programa con los que desfilarán en la procesión carnavalesca. Entre los participantes se encuentran también invitados de ciudades hermanadas. En el marco de tres días en un escenario al aire libre en la ciudad tiene lugar el Festival Folclórico Internacional, con invitados de los países balcánicos vecinos. Los participantes también forman parte del desfile festivo, que reúne a más de 3.000 personas, y el año pasado hubo 70.000 espectadores. El comino que recorren es de unos 5 o 6 kilómetros, y creo que este es el mayor festival que se organiza en nuestro país. Empieza al principio de la ciudad, recorre toda la calle mayor y llega casi hasta la otra punta de Kazanlak. Hasta el año pasado se podía decir tranquilamente que los turistas venían principalmente de Japón, China y los países vecinos, pero asistiendo  al festival de 2015 queda claro que nos visitó también mucha gente de Italia, Alemania, Rusia y Grecia. Vienen turistas de todo el mundo, lo cual es motivo de orgullo y de trabajar con más ahínco en la organización. Para nosotros es una gran responsabilidad estar en el Valle de las Rosas y que sea representativo del turismo en Bulgaria.

Versión en español por Marta Ros

Más en la categoría

Historia de la salvación de un centro comunitario

Un centro comunitario que lleva el nombre de los santos hermanos Cirilo y Metodio, restaurado tras una gran inundación en el pueblo de Dolni Bogrov Nuestro centro comunitario ha seguido siendo el único lugar que tenemos para reuniones festivas y la vida..

Publicado el 22/05/19 14:14

Vuelve la formación profesional

Desde mediados del siglo pasado, la formación común en Bulgaria siempre ha ido paralela a la profesional. A principios de los años 80, durante una década ambos sistemas se unieron en los llamados “complejos educativos y profesionales”. Entonces las..

Publicado el 21/05/19 15:17

Elecciones Europeas 2019: La educación es una prioridad para los jóvenes en la UE

Según datos de Eurobarómetro, la participación de los jóvenes en el voluntariado, en organizaciones o elecciones ha aumentado en los últimos años. Más de la mitad de los jóvenes europeos consideran que la educación y adquirir habilidades son una de las..

Publicado el 20/05/19 15:40