“El cambio de NDK”, o cómo el Palacio Nacional de Cultura de Sofía se prepara para la primera Presidencia búlgara de la UE

Piezas de desagüe, una silla vieja, rollos de película usados, una letra S de plástico desgastado de la inscripción “Sofía” y muchos otros materiales diversos, dispuestos en una inusual exposición, es lo que verán quienes entren ahora en el vestíbulo central del Palacio Nacional de Cultura. Todos estos objetos, dispuestos de forma poco tradicional alrededor de la estatua “Renacimiento” del escultor Dimitar Boykov, son muestra de la actividad invertida hasta ahora en preparar el Palacio de Cultura para la Presidencia de Bulgaria de la Unión Europea prevista para 2018. La instalación es parte de la campaña nacional “El cambio del Palacio de Cultura” y muestra cómo ha cambiado realmente este edificio-institución en los últimos dos años.

Снимка

La exposición presenta 19 objetos distintos, con el objetivo de mostrar la transparencia en las actividades en el gasto de los fondos del Palacio Nacional de Cultura. Aquí vemos materiales de construcción que no funcionan o están rotos o anticuados, y que por tanto serán desechados y tirados a la basura. Están relacionados con cosas que serán reemplazadas en el edificio, como instalaciones eléctricas o butacas del teatro “Krikor Azarian” y el cine “Lumiere”. Cada objeto tiene una placa identificativa debajo para que se vea exactamente cómo y dónde se redirigen los subsidios europeos utilizados para la reconstrucción de un lugar concreto.

Снимка

Esto explica la diseñadora artística Denitsa Argiropolous, que junto con el joven escultor Georgi Gueorguíev (Jojo) ha preparado la forma en la que se presenta el contenido del gasto del Estado y los fondos europeos.

Снимка

La apertura oficial del centro nacional de cultura fue el 31 de marzo de 1981, y se convirtió en el mayor centro de congresos del sudeste de Europa. El Palacio Nacional de Cultura será el principal lugar donde se llevarán a cabo los eventos del programa oficial de la primera presidencia búlgara de la UE, que empezará el 1 de enero de 2018 y tendrá una duración de seis meses. “La remodelación del Palacio Nacional de Cultura ha durado más de un año y medio y es lógico utilizar el arte para mostrar lo que hemos hecho”, declaró Miroslav Borshosh, director del Palacio Nacional de Cultura en la inauguración de la instalación. Explicó que todas las actividades de renovación están sujetas a un concepto muy claro: entender que como anfitriones de un evento tan importante y un foro tan grande debemos adecuarnos tanto en contenido como funcionalidad. Miroslav Borshosh destacó tres espacios importantes que el Palacio Nacional de Cultura ha creado en los últimos dos años y que serán claves para el programa cultural durante la Presidencia de Bulgaria.

Снимка

El primer recinto es la Sala Número Dos que lleva el nombre de Krikor Azarian, uno de los más destacados directores de teatro nacionales. La sala estaba sumida en el abandono a pesar de su muy interesante interior, en forma de anfiteatro y su excelente acústica. Ahora la sala se encuentra completamente restaurada y sólo se están desarrollando pequeñas obras de acabado. Muy pronto ya podremos observar una sala a nivel europeo. El “DNK” es el recinto que hemos encontrado como discoteca abandonada de los “años de lucha”, como solemos denominar los años del reciente pasado. Ahora se ha transformado en un lugar que nunca antes había existido en Bulgaria: es un espacio para la danza contemporánea y la actuación de gente joven que no hace concesiones con su arte. Si en la cultura europea hay algo en que se enfatiza en los últimos años es justamente en las modalidades artísticas modernas .No hablaré largo y tendido sobre el club literario “Peroto”, o sea, La Pluma, es que éste pudo imponerse en muy corto tiempo como recinto para comentar obras literarias de calidad y, sobre todo, como un hogar para las personas aficionadas a las letras y para quienes crean literatura. Estos tres recintos se encuentran íntegramente preparados para acoger un programa cultural, de importancia enorme para la presidencia de Bulgaria.

A juicio de Borshosh hay algo que despierta preocupación de cara al compromiso a alto nivel de Bulgaria con la UE. A esta etapa la clase política búlgara no da señales de tener deseos de actuar unida y decir qué tipo de Bulgaria presentará y en qué tipo de Europa. No es tan importante que podamos acoger a 20 mil burócratas bruselenses, lo que importa más es que podamos emitir un mensaje, y la clase política debe darse cuenta de esto, concluye Borshosh.

Versión en español por Marta Ros y Mijail Mijáilov
Fotos: NDK, BTA y socbg.com

print Imprimir
Más en la categoría

Los paisajes desconocidos de Borís Denev

Mientras algo no me emocione, sé que no haré un buen paisaje y no me pongo a trabajar . Son palabras de uno de los mayores pintores búlgaros, Borís Denev, cuyas obras se podrán ver hasta el 26 de mayo en la galería capitalina "Loran". La exposición se..

Publicado el 27/04/17 15:15

Un arte moderno callejero humaniza el entorno urbano

Si paseando por su ciudad ustedes notan que alguna gotera de algún tejado o alguna losa de la acera les miran, no se estremezcan, sonrían. Acepten que gratamente se han topado con Еyebombing y aprovechen el día con buen humor. Pegar ojitos de plástico..

Publicado el 24/04/17 12:25

Bistra Johnson: “Explorar el pasado de una ciudad es un verdadero suspense”

Bistra Johnson es ingeniera de formación, escritora, por vocación, e hija del gran arquitecto y urbanista búlgaro Yordán Tangarov. Habiendo crecido en medio de sus proyectos, bocetos de edificios y archivos, comenzó su carrera como ingeniero. Más tarde..

Publicado el 23/04/17 09:15