La agricultura búlgara cuenta con importante potencial por aprovechar

Foto: BGNES

Diez años después del acceso de Bulgaria a la UE y tras la aplicación de PAC, la Política Agrícola Común, la producción agropecuaria en este país no se corresponde con su potencial natural, consideran numerosos expertos. Las condiciones para el negocio agropecuario en Bulgaria han cambiado drásticamente. El motor principal para estos cambios son precisamente la Política Agrícola Común de la UE y el respaldo financiero por parte del Estado en forma de pagos nacionales. Sin embargo, en los últimos años la UE viene afrontando uno de sus retos máximos, o sea, la Europa de dos velocidades. El Viejo Continente no es homogéneo en lo económico ni en lo social y las decisiones colectivas que se consiguen acarrean dificultades burocráticas. Si para los viejos países miembros las prioridades ecológicas son primordiales en el orden del día, para Bulgaria los ingresos y el crecimiento de la agricultura son de vital importancia. En esto justamente reside el gran reto, o sea, cómo y hasta qué punto la PAC futura podrá unir estas dos doctrinas. Según datos del Instituto Nacional de Estadística de Bulgaria en los primeros siete años de pertenencia de ésta a la UE -años 2007 a 2013- se han invertido en el agro nacional unos 3500 millones de euros en forma de subsidios de diferente tipo. El análisis de la implementación de los recursos para la agricultura procedentes de los fondos europeos pone de relieve que una buena parte de aquéllos llegan a parar en manos de los grandes productores agropecuarios, más del 80 % de los pagos directos. Sin embargo, son los pequeños granjeros quienes mayor necesidad tienen de un respaldo financiero. Actualmente, en las condiciones de aplicación de la PAC, la producción agropecuaria búlgara ostenta un nivel que no se ajusta a su potencia natural, estiman los expertos. A consecuencia de ello, Bulgaria está importando producción agropecuaria del extranjero y casi un 70 % de los productos agropecuarios en el país no han sido producidos en este país.

Uno de los importantes retos ante Bulgaria es el de su capacidad de asimilar eficientemente los recursos de los fondos comunitarios, concluyen los expertos. A su juicio, importa no sólo la cuantía de los recursos implementados sino también el efecto a largo plazo que los mismos surtirán en la agricultura nacional y en el desarrollo de las regiones de Bulgaria.

Seleccionado de materiales de la BTA por Atanás Tsenov
Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Días tórridos también en el sector de Energía de Bulgaria

A pesar de encontrarse Bulgaria en plena temporada de vacaciones, en los medios energéticos nacionales se está trabajando intensamente, y la sociedad cada día se va enterando de alguna novedad relacionada con los problemas, los planes y el porvenir..

Publicado el 07/08/17 12:18

El primer ministro, Boyko Borísov, inaugura una fábrica de piezas de automóvil de 32 millones de euros

El primer ministro, Boyko Borísov, junto con la ministra de Asuntos Exteriores, Ekaterina Zajarieva y el ex presidente (2012-2017) Rosen Plevneliev han inaugurado en la ciudad de Pazardzhik una planta de producción de piezas para automóviles...

Publicado el 01/08/17 15:32

La reindustrialización en Europa otorga a Bulgaria la oportunidad de posicionarse bien en el mercado de bienes de consumo y servicios

La industria del futuro constituirá un entorno sustancialmente novedoso para la interrelación entre personas, objetos y máquinas, el cual   creará  las llamadas “fábricas inteligentes”. Los analistas definen este hecho como una “cuarta revolución..

Publicado el 26/07/17 11:57