La agricultura búlgara cuenta con importante potencial por aprovechar

Foto: BGNES

Diez años después del acceso de Bulgaria a la UE y tras la aplicación de PAC, la Política Agrícola Común, la producción agropecuaria en este país no se corresponde con su potencial natural, consideran numerosos expertos. Las condiciones para el negocio agropecuario en Bulgaria han cambiado drásticamente. El motor principal para estos cambios son precisamente la Política Agrícola Común de la UE y el respaldo financiero por parte del Estado en forma de pagos nacionales. Sin embargo, en los últimos años la UE viene afrontando uno de sus retos máximos, o sea, la Europa de dos velocidades. El Viejo Continente no es homogéneo en lo económico ni en lo social y las decisiones colectivas que se consiguen acarrean dificultades burocráticas. Si para los viejos países miembros las prioridades ecológicas son primordiales en el orden del día, para Bulgaria los ingresos y el crecimiento de la agricultura son de vital importancia. En esto justamente reside el gran reto, o sea, cómo y hasta qué punto la PAC futura podrá unir estas dos doctrinas. Según datos del Instituto Nacional de Estadística de Bulgaria en los primeros siete años de pertenencia de ésta a la UE -años 2007 a 2013- se han invertido en el agro nacional unos 3500 millones de euros en forma de subsidios de diferente tipo. El análisis de la implementación de los recursos para la agricultura procedentes de los fondos europeos pone de relieve que una buena parte de aquéllos llegan a parar en manos de los grandes productores agropecuarios, más del 80 % de los pagos directos. Sin embargo, son los pequeños granjeros quienes mayor necesidad tienen de un respaldo financiero. Actualmente, en las condiciones de aplicación de la PAC, la producción agropecuaria búlgara ostenta un nivel que no se ajusta a su potencia natural, estiman los expertos. A consecuencia de ello, Bulgaria está importando producción agropecuaria del extranjero y casi un 70 % de los productos agropecuarios en el país no han sido producidos en este país.

Uno de los importantes retos ante Bulgaria es el de su capacidad de asimilar eficientemente los recursos de los fondos comunitarios, concluyen los expertos. A su juicio, importa no sólo la cuantía de los recursos implementados sino también el efecto a largo plazo que los mismos surtirán en la agricultura nacional y en el desarrollo de las regiones de Bulgaria.

Seleccionado de materiales de la BTA por Atanás Tsenov
Versión en español por Mijail Mijailov

print Imprimir
Más en la categoría

El Tribunal se opone al aumento del salario mínimo prometido por el Gobierno

El Tribunal Supremo Administrativo (TSA) derogó el decreto del Consejo de Ministros que fija, formalmente, el salario mínimo interprofesional (SMI) de 230 euros a partir del 1º de enero de 2017. Para entonces, el mismo era de 210 euros. La..

Publicado el 21/05/17 16:37

El Banco Nacional de Bulgaria ya podrá imprimir billetes de euros

La firma mixta Oberthur Fiduciaire S.A., de la que forman parte el Banco Nacional de Bulgaria y la compañía gala Oberthur Fiduciaire SAS ha obtenido del Banco Central Europeo. BCE, la licencia para imprimir billetes de euros. Esto no significa que ya..

Publicado el 18/05/17 12:35

Desislava Nikolova:”El aumento del gasto público es una amenaza para el Presupuesto a largo plazo”

El nuevo Gobierno de Bulgaria ha manifestado su intención de incrementar una serie de gastos como son las pensiones mínimas, el salario mínimo interprofesional y los sueldos de maestros y profesores de escuela. También tienden a aumentar otros gastos..

Publicado el 16/05/17 15:04