La Iglesia de Belo, monumento de la Edad Media búlgara con importancia nacional

A pesar de no destacar por un suntuoso aspecto, la Iglesia de Belo puede alardear por su interior pintado con ricos frescos en vivos colores que representan un sinnúmero de santos y escenas bíblicas. El arqueólogo Veselín Jadzhiánguelov, director del Museo de Historia de la ciudad de Sámokov, en el suroeste de Bulgaria, uno de los investigadores del templo, y también autor de diversas publicaciones sobre el mismo, aporta más detalles:

Снимка

Es un sitio que está siendo estudiado desde hace mucho tiempo. La Iglesia de Belo es uno de los pocos sitios históricos y arqueológicos que adquieren notoriedad gracias al incipiente periodismo búlgaro. El primero en escribir de ella fue Konstantín Fótinov, en una revista y en su libro de geografía universal publicada a mediados del siglo XIX. La describe como uno de los templos más antiguos de Sámokov. Intenta fecharla mencionando que se remonta al Segundo Reino Búlgaro. En el Museo de Sámokov se conserva un libro manuscrito, del año 1912, titulado La Historia de la Iglesia de Belo, del investigador de la historia local y cantante eclesiástico Stoyán Beshov. El autor ha recopilado todas las leyendas, memorias y mitos relacionados con la iglesia, y da popularidad a una serie de hechos históricos. Cuando empecé mi actividad profesional en el museo en 1992, y también varios años después, participé en las excavaciones arqueológicas en la iglesia. En 1995 tuve la oportunidad de descubrir reliquias del Santo Megalomártir Simeón de Sámokov, personalidad señalada del panteón de los nuevos santos búlgaros. En 1737 fue ahorcado por los turcos en el mismo lugar donde 100 años más tarde ahorcan también al Apóstol de la Libertad, Vasil Levski. Las investigaciones nos ayudaron a esclarecer que el templo fue construido sobre los restos de una iglesia paleocristiana del siglo VI. En la necrópolis, que existió en proximidad de la iglesia, encontramos hallazgos valiosos e importantes, inclusive de naturaleza antropológica. El nombre del templo es “La Natividad de María” pero es más conocido como La Iglesia de Belo. Lleva este nombre de humano porque todas las leyendas la asocian con la personalidad del boyardo Belo, de quien se cree que la edificó. Estudios del templo se hicieron en los años 70. La última reconstrucción, en la forma en que actualmente le conocemos, comenzó en los 60 del siglo XIX, cuando la iglesia literalmente había sido excavada del suelo, ya que se encontraba cubierta de tierra. Información al respecto deja Nikola Obrazopisov, uno de los ilustres artistas último en decorarla con frescos.

Снимка

La Iglesia de Belo es el sitio más antiguo y más importante del Medioevo nacional. Veselín Jadzhiánguelov explica qué parte del edificio original se ha conservado a lo largo de los siglos en el templo actual:

En las investigaciones en 2009 fueron señalados y mostrados espacios adicionales (pastoforios) en la fachada occidental del templo, fechados en el siglo VI. La iglesia y el naos fueron erigidos sobre el naos central de la iglesia paleocristiana. La siguiente iglesia fue construida alrededor del siglo XII. En los fosos excavados cerca de la actual iglesia fue descubierta una gran cantidad de sepulcros de un período muy largo de funcionamiento de la necrópolis, que inició en el siglo XII y terminó en 1867. Tras la invasión otomana, en el siglo XIV, probablemente ha sido incendiado. En su estado actual, con los frescos tempranos, se supone que el templo fue edificado de nuevo ahí por el siglo XVI. Los primeros murales, descubiertos parcialmente, datan precisamente desde finales del siglo XVI y principios del XVII. Son muy interesantes e informativos. Son singulares porque representan los Siete Concilios Ecuménicos, el Cristo Pantocrátor y la Santa Trinidad. Imágenes magníficas que muchos expertos estiman que son obra bien de San Pimen Zografski bien de discípulos suyos. Todos los estudios de frescos tempranos en la región de Sámokov revelan que los murales tienen rasgos comunes. Las técnicas usadas por los pintores son una muestra de disponibilidad de habilidades adquiridas en una escuela, probablemente en el Monte Athos.

Снимка

En cuanto a la autoría del iconostasio y los murales en La Iglesia de Belo, el arqueólogo comenta:

El iconostasio es completamente restaurado. Es obra del afamado tallador Stoycho Fandakov, de Sámokov. Los iconos son también obra de un famoso artista, Gueorgui Klinkov. Además de frescos, Nikola Obrazopisov hizo también iconos. Las últimas pinturas pertenecen a tres autores: Nikola Obrazopisov y sus ayudantes Dimítar Daskalov y el hijo de Zajari Zograf, Jristaki.

Снимка

Versión en español por Daniela Radíchkova
Fotos: svetimesta.com

Más en la categoría

Exposición fotográfica cuenta la historia del parque más viejo del país, el Jardín del Príncipe Borís, que cumple ya 135 años

Con motivo del 135 aniversario de la creación del Jardín que lleva el nombre del príncipe Borís, se ha inaugurado una exposición de fotografías en blanco y negro que dejan constancia de cómo ha ido cambiando el parque desde comienzos del siglo XX hasta..

Publicado el 08/10/17 09:00

Los manantiales salinos cerca de Provadia marcan el principio de la civilización europea

Después de 5 meses de intensos estudios, los arqueólogos del equipo del catedrático Vasil Nikolov ya están convencidos de que están excavando los restos no sólo del primer centro de obtención de sal de Europa, sino también el primer centro urbano..

Publicado el 08/10/17 09:00

Sigue siendo un enigma por más de un siglo antigua necrópolis en las afueras de la ciudad de Pomorie

Recorriendo las tierras de Bulgaria uno puede encontrarse en muchos lugares tan extraños como curiosos e insólitos. Un sitio de estas características, inconfundible por su arquitectura y ubicación es la antigua necrópolis abovedada en proximidad a la..

Publicado el 02/10/17 13:00