¿Qué denotan las primeras manifestaciones en la 44 Legislatura?

Foto: BGNES

La primera sesión de la cuadragésima cuarta Legislatura, celebrada el 19 de abril,t uvo una duración inusitadamente breve, transcurrió sin sorpresas y algunos la están calificando de tediosa. Es una confirmación indirecta de lo anterior la circunstancia de que la prensa del jueves refleja en forma relativamente parsimoniosa un acontecimiento tan importante de la vida política interna.

Incluso el hecho de que el presidente de Bulgaria, Rumen Radev, no se aprovechara de la oportunidad de pronunciar el mensaje tradicional de inauguración de la nueva Legislatura pasó casi desapercibido. Tampoco impresionó la circunstancia de que el único líder partidista que se abstuvo de intervenir desde la tribuna parlamentaria fuera Boiko Borisov, dirigente del GERB, partido ganador de las elecciones. Dejando de lado estos detalles cabe, sin embargo, resaltar que las declaraciones hechas por las fuerzas políticas en la sesión inaugural del nuevo Parlamento sugieren algunas cosas importantes.

Pese a la multitud de sus distinciones, todas las fuerzas parlamentarias han enfatizado en el hecho de que el nuevo Ejecutivo asume sus funciones en medio de una situación internacional complicada y han resaltado la necesidad de trabajar en mancomún de cara a la próxima presidencia rotatoria búlgara del Consejo de la UE en el primer semestre de 2018. También se han esbozado ideas comunes en torno a asuntos políticos internos como el aumento de las pensiones y la necesidad de cambios en la Sanidad y la Educación.

El GERB, partido ganador de las elecciones, ha confirmado rotundamente que en esta ocasión se propone conseguir un mandato de gobierno completo de 4 años. De manera no menos contundente, el vicepresidente de ese partido, Tsvetan Tsvetanov, ha manifestado que el nuevo Gobierno no permitirá formas extremas de nacionalismo. Tanto el GERB como su futuro socio de coalición - la coalición “Patriotas Unidos” - reafirmaron lo acordado en las conversaciones preliminares para formar el nuevo Gobierno, pero lo hicieron de manera algo esquemática, algo que es indicio de cosas aún sin precisar entre las dos formaciones. Valeri Simeonov, copresidente de los “Patriotas Unidos”, destacó como prioridad no permitir el acceso a Bulgaria de refugiados y la expulsión inmediata de los inmigrantes ilegales, tema que Tsvetanov había omitido en su intervención. Simeonov reafirmó, asimismo, la posición de “los patriotas”, contraria a la implantación de un sistema electoral mayoritario, y esto es confirmación de que respecto a este tema discrepan completamente de su futuro socio de coalición, el partido GERB.

Kornelia Ninova, lideresa del Partido Socialista Búlgaro, PSB, ha manifestado que la coalición izquierdista “PSB por Bulgaria” será oposición y alternativa al GERB, pero ha dicho al mismo tiempo que irá respaldando el desarrollo exitoso de la presidencia búlgara del Consejo de la UE en 2018. Así, de manera indirecta, Ninova ha dado a entender que la izquierda no obrará por un cambio del Gabinete hasta mediados de 2018.

Mustafa Karadayi, líder del Movimiento por Derechos y Libertades, MDL, ha exhortado a que Bulgaria se libre de la onerosa herencia política de la desunión y el odio, y se encamine a la formación de una mayoría basada en valores compartidos. De este modo ha sugerido que el MDL se encuentra dispuesto a colaborar con el nuevo Ejecutivo. Al mismo tiempo, empero, Karadayi se ha opuesto tajantemente a las intenciones del GERB de enmendar la legislación electoral para imponer un sistema electoral mayoritario en Bulgaria.

Veselin Mareshki, líder del partido Volya, la menor fuerza parlamentaria, ha expresado deseos de que el nuevo Gobierno resulte más eficiente que todos los anteriores y así ha sugerido que se encuentra propenso a respaldarlo.

En última instancia, las declaraciones de las fuerzas políticas en la primera jornada de las labores del nuevo Parlamento indican que, al menos en los próximos 18 meses, Bulgaria tendrá un Gobierno de centroderecha que apostará por un respaldo parlamentario fluctuante.

Tras la ratificación del Gobierno de coalición por el Parlamento se podrá ver, ya concretamente, en tormo a cuáles temas, cómo precisamente y al precio de qué interactuarán las fuerzas parlamentarias,

La próxima semana el jefe de Estado, Rumen Radev, entregará a Boiko Borisov, líder del GERB, mandato para la formación de tal Gobierno de coalición.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría
De momento el último contacto búlgaro-turco a nivel oficial fue la reunión del premier Boiko Borisov y el ministro turco para Asuntos de la Unión Europea y negociador principal, Ömer Çelik

Aumenta el dinamismo en las relaciones bilaterales de Bulgaria con Turquía

Desde comienzos del pasado mes de septiembre se viene notando una intensificación de los contactos búlgaro-turcos. Desde el inicio del otoño hasta la fecha cuatro ministros turcos han visitado Bulgaria y se han celebrado conversaciones emblemáticas...

Publicado el 06/12/17 14:01

El desarrollo de los contactos entre Bulgaria y Macedonia se adelanta a la ratificación del Tratado de Buena Vecindad

Cuando a comienzos del pasado mes de agosto los primeros ministros de Bulgaria y Macedonia, Boyko Borisov y Zoran Zaev, respectivamente, firmaban el Acuerdo de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación entre los dos países, algunos observadores comentaron,..

Publicado el 24/11/17 12:55

El gobierno, sin problemas: en el espacio de la izquierda se desarrollan maniobras tácticas, en el de la derecha, un nuevo intento de unión

A finales de la semana pasada el Partido Socialista Búlgaro (BSP por sus siglas en búlgaro) advirtió en tono perentorio que no participaría en sesiones plenarias del Parlamento a menos que éstas se hicieran para votar la dimisión del jefe parlamentario..

Publicado el 21/11/17 12:00