Tesoros antiguos exhibidos en el marco de la cooperación europea

En el Instituto Arqueológico Nacional con Museo, IANM, de la Academia de Ciencias de Bulgaria, en Sofía, se pueden ver dos exposiciones nuevas. Una de éstas presenta el famoso tesoro de oro de Nagyszentmiklós, parte de la colección del Museo de Historia del Arte, de Viena, y la otra es la titulada “La Bulgaria pagana: poder y sociedad” En la capital austríaca en el pasado mes de marzo quedaba abierta al público otra exposición búlgara, “El primer oro: Adá tepé, la mina aurífera más antigua de Europa”. La muestra se extenderá abierta al público hasta el próximo 25 de junio. Este intercambio es fruto de un convenio trienal pactado entre el IANM y el Instituto de Arqueología Europea y Oriental, adscrito a la Academia de Ciencias de Austria.

Снимка

Quiero resaltar que trabajamos en excelente colaboración con nuestros colegas austríacos
, señala Liudmil Vagalinski, director del IANM. Ellos han tenido un generoso gesto hacia nuestro museo al consentir la exhibición en Sofía del tesoro de Nagyszentmiklós, emblemático para la Alta Edad Media, no sólo porque es uno de los tesoros de oro más importantes de aquella época, sino también por encerrar abundante información sobre ese período. Me refiero a los siglos VII, VIII y IX. A propósito, este tesoro nunca antes había sido exhibido en su integridad fuera de Viena y Budapest, o sea, fuera de los límites del antaño imperio de los Habsburgos.

Según Liudmil Vagalinski existen tesis diferentes sobre las culturas a las que se pueda asociar este tesoro: la de los búlgaros o la de los ávaros. Lo que importa más es que este tesoro motiva a los estudiosos a fijarse en la Alta Edad Media en la que se hunden las raíces del Estado búlgaro. No es casual el que la segunda muestra haya sido titulada “La Bulgaria pagana: poder y sociedad”.

Снимка

La doctora Galina Grozdanova, curadora por parte búlgara de la exposición, presenta detalles sobre el tesoro de Nagyszentmiklós y su catálogo:

Se trata del tesoro más importante de la época de la Alta Edad Media, por sus 23 recipientes de un peso total de casi 10 kilogramos de oro. El tesoro resulta único en su género tanto por su composición como por la forma de los recipientes que presentan una factura extraordinariamente compleja y precisa, y en ellos se aprecian composiciones interesantes en las que intervienen figuras humanas, sujetos mitológicos y animales fabulosos. Quince de los recipientes ostentan inscripciones y signos. Algunos de ellos no han podido ser descifrados en gran medida hasta hoy en día. ¿Que por qué este tesoro se exhibe en Bulgaria? Pues, porque es muy popular también en este país, gracias a toda una pléyade de estudiosos búlgaros que lo han investigado. Se trata de una colección conocida desde hace casi 200 años y a la cual se han dedicado más de un centenar de escritos y publicaciones de la literatura científica y popular.

¿Cuáles son las novedades respecto a este tesoro ahora? Lo novedoso es que en el catálogo de la muestra hay anotaciones detalladas en que se han plasmado los estudios más recientes de los famosos recipientes de oro.

Снимка

El doctor Georg Plattner, curador por parte austríaca, de la muestra, ofrece más detalles:

Desde el punto de vista moderno, se presume que se trata de tres grupos de recipientes que han sido fabricados durante un período de un siglo a un siglo y medio. Las imágenes en la superficie de los recipientes son insólitas y nos remiten a períodos distintos de la época de la Antigüedad. Presentan elementos que se pueden asociar a la cultura sasánida, a las culturas griega y romana antiguas .Lógicamente, surge la pregunta de cuáles habían sido las personas que tenían acceso a estos motivos, elementos e imágenes.

En los recipientes de oro se pueden ver también símbolos cristianos como cruces, por ejemplo e igualmente inscripciones en griego y en otro idioma aún sin descifrar, destaca Georg Plattner.

Снимка

La otra muestra, “la Bulgaria pagana :poder y sociedad”, evoca la época en la cual se fue amasando el tesoro, ya que éste se fue acumulando durante casi un siglo y es indicativo de la estructura social de las sociedades de la Alta Edad Media, señala Galina Grozdanova. En aquella época fueron dos las Grandes Potencias principales de las tierras aledañas a los cursos inferior y medio del Danubio: Bulgaria y el Kaganato ávaro. Los organizadores de la exposición, al enseñar artefactos de aquella época están estudiando la sociedad búlgara en la misma y van comparando la cultura del pueblo y la de la aristocracia.

Versión en español por Mijail Mijailov
Fotos: Vemeta Pavlova, BGNES y BTA

Más en la categoría

Exposición fotográfica cuenta la historia del parque más viejo del país, el Jardín del Príncipe Borís, que cumple ya 135 años

Con motivo del 135 aniversario de la creación del Jardín que lleva el nombre del príncipe Borís, se ha inaugurado una exposición de fotografías en blanco y negro que dejan constancia de cómo ha ido cambiando el parque desde comienzos del siglo XX hasta..

Publicado el 08/10/17 09:00

Los manantiales salinos cerca de Provadia marcan el principio de la civilización europea

Después de 5 meses de intensos estudios, los arqueólogos del equipo del catedrático Vasil Nikolov ya están convencidos de que están excavando los restos no sólo del primer centro de obtención de sal de Europa, sino también el primer centro urbano..

Publicado el 08/10/17 09:00

Sigue siendo un enigma por más de un siglo antigua necrópolis en las afueras de la ciudad de Pomorie

Recorriendo las tierras de Bulgaria uno puede encontrarse en muchos lugares tan extraños como curiosos e insólitos. Un sitio de estas características, inconfundible por su arquitectura y ubicación es la antigua necrópolis abovedada en proximidad a la..

Publicado el 02/10/17 13:00