Bulgaria abandona la incómoda situación de carecer de representante en la Comisión Europea

Foto: Archivo

Ya en su primera reunión, el miércoles 10 de mayo, el nuevo Gobierno de Boiko Borisov nominó a comisario europeo a la eurodiputada búlgara, María Gabriel. Se desconoce todavía la cartera que tendrá ella, pues se espera que la misma sea anunciada la próxima semana. La candidatura deberá ser votada por el Parlamento Europeo pero desde ya son buenas las oportunidades para un desenlace favorable y rápido. Bulgaria se encamina así a abandonar la incomodidad que implica el hecho de carecer de representante en el seno de la CE.

Este país se quedó sin comisario europeo tras retirarse la búlgara Kristalina Gueorguieva de sus responsabilidades de vicepresidenta de la CE y de comisaria europea de Presupuestos y Recursos Humanos, para acceder a un cargo importante en el Banco Mundial. Aquel acto, calificado por algunos de sin precedente, no sólo privó a Bulgaria de la posibilidad de que un representante suyo tuviera una de las carteras de mayor peso en la CE, sino que este país se vio metido en la extraña situación de carecer en absoluto de representante en la CE en vísperas de la presidencia rotatoria búlgara del Consejo de la Unión Europea. La retirada de Gueorguieva causó incomodidades, asimismo, para la propia Comisión Europea porque al quedar vacante la cartera de Presupuestos y Recursos Humanos, la CE tuvo que proceder a cambios personales en otras de sus dependencias.

En el contexto de estas circunstancias, la nominación de María Gabriel al puesto de comisario europeo se puede concebir asimismo como una normalización de la representación búlgara en los órganos rectores de la CE. Seguramente así lo habrá entendido también Bruselas, ya que el presidente mismo de la CE, Jean-Claude Juncker, ha insistido ante el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, a que se acelere la nominación.

Las posibilidades para la ratificación del nuevo comisario europeo por Bulgaria parecen serenas aún antes de haberse iniciado los procedimientos formales en este sentido. Manfred Weber, presidente del Partido Popular Europeo en el PE ha celebrado la elección hecha por el Ejecutivo búlgaro. Se desconoce todavía la cartera que corresponderá a María Gabriel pero se asegura de manera extraoficial que será encargada de la digitalización. Andrus Ansip, vicepresidente de la CE, encargado de esta cartera, tras asumir el alemán Gunther Oettinger las responsabilidades de la retirada Kristalina Gueorguieva, ha comentado que será bien si el comisario europeo búlgaro se encargue precisamente de los problemas de la digitalización y, por ahí, se sobrentiende que existen preferencias previas en este sentido.

Mientras en Bruselas las reacciones son aparentemente positivas, en Sofía, a esta etapa, no resultan completamente unívocas. La coalición “Patriotas Unidos”, socio pequeño en la coalición gobernante, ha saludado la elección efectuada por el partido GERB asegurando que, como persona joven y ambiciosa, y además, con experiencia considerable como eurodiputada, María Gabriel será capaz de asumir cualquier tipo de responsabilidades. Sin embargo, la oposición izquierdista se muestra reservada con respecto a la probable cartera de María Gabriel y los socialistas consideran decididamente que la “Digitalización”, por su importancia, dista mucho del peso de las responsabilidades que antes habían sido confiadas a Bulgaria. Desde el Movimiento por Derechos y Libertades asegura que respaldarán la candidatura promovida por los gobernantes si bien pretenden que quede claro “en qué medida y cómo el Consejo de Ministros tiene su responsabilidad por haberse mantenido Bulgaria casi 9 meses sin comisario europeo propio”.

En última instancia, empero, estas discrepancias en torno al tema son para uso político interno. Está claro que la oposición apoyará la nueva candidatura búlgara a comisario europeo en la misma medida en que ya ha prometido respaldo a la presidencia rotatoria búlgara del Consejo de la Unión Europea en el primer semestre de 2018.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

El gobierno, sin problemas: en el espacio de la izquierda se desarrollan maniobras tácticas, en el de la derecha, un nuevo intento de unión

A finales de la semana pasada el Partido Socialista Búlgaro (BSP por sus siglas en búlgaro) advirtió en tono perentorio que no participaría en sesiones plenarias del Parlamento a menos que éstas se hicieran para votar la dimisión del jefe parlamentario..

Publicado el 21/11/17 12:00

El informe de la CE sobre el Mecanismo de Cooperación y Verificación provoca reacciones diametralmente opuestas entre las fuerzas políticas

El informe más reciente de la CE −que es el décimo séptimo hasta la fecha− sobre el progreso de Bulgaria en el terreno de Justicia e Interior ha desatado el miércoles unas reacciones que ponen de relieve la existencia de discrepancias diametralmente..

Publicado el 16/11/17 13:47

“Desembarco” del gobierno búlgaro en Roma

Los observadores políticos en Sofía han registrado en los últimos días una inusitada actividad en los contactos búlgaro-italianos. Los días 9 y 10 de noviembre pasados Ekaterina Zajarieva, viceprimera ministra encargada de la reforma judicial y titular..

Publicado el 15/11/17 13:49