Los proyectos gasísticos cobran nuevo vigor en el marco de la cooperación regional de Bulgaria

La ministra de Energía, Temenuzhka Petkova, con sus colegas de Serbia y Grecia, Aleksandar Antic (i) y Giorgos Stathakis (d), durante la reunión en Alejandrópolis
Foto: me.government.bg

Un día después de haber firmado en Kavala los ministros de Transporte búlgaro y griego, Ivaylo Moskovski y Christos Spirdis, respectivamente, un Memorando intergubernamental sobre la extensión del proyecto de un corredor de transporte entre los puertos de Bulgaria y Grecia, Temenuzhka Petkova, ministra búlgara de Energía, debatió en la ciudad portuaria helena de Alejandrópolis con sus homólogos griego y serbio, Giorgos Stathakis y Aleksandar Antic, respectivamente, proyectos gasísticos en la región. Fueron temas de las conversaciones tripartitas la construcción del llamado Corredor de Gas Vertical entre Rumanía, Bulgaria y Grecia y de la terminal de gas licuado en las inmediaciones de Alejandrópolis, como premisas para la materialización del proyecto de construcción del centro repartidor de gas “Balcan”, en las afueras de la ciudad portuaria búlgara de Varna. La reunión se enmarcó en el Foro por Petróleo y Gas, organizado en la citada ciudad portuaria helena por la Cámara de Comercio americano-griega.

Sea casual o no, sólo un día antes, la concepción del proyecto para las obras de construcción del hub “Balcan”−que prevé el suministro a esta instalación también de gas a través de la frontera con Turquía− fue presentada en Sofía ante el ministro turco de Energía, Berat Albairak, por la ministra búlgara de Energía y por el primer ministro búlgaro, Boiko Borisov. Tanto en un formato tripartito −entre Bulgaria, Grecia y Serbia−, como en el plano bilateral −entre Bulgaria y Turquía−, el hilo conductor en las conversaciones ha sido lograr seguridad y diversidad en los suministros de gas natural. Turquía no tiene reservas ante la idea de suministrar desde su territorio gas natural para el hub “Balcan”. En este sentido, el ministro turco de Energía ha expresado que Ankara se encuentra abierta a cualquier forma de cooperación energética con Bulgaria que redunde en reforzar la seguridad de los suministros energéticos. Por la misma razón, la parte turca está interesada también en la construcción eventual de líneas eléctricas de alta tensión complementarias desde Bulgaria hacia el territorio turco.

Las conversaciones del jueves, día 7 de septiembre, en Alexandrópolis, son de hecho un testimonio del progreso que registran los proyectos gasísticos en la región, ya que son una premisa para marcar nuevos trayectos infraestructurales, y esto, permitirá concretar también las ideas sobre la financiación respectiva. Pese a los recursos europeos ya asegurados para el enlace gasístico entre Grecia y Bulgaria, cuyas obras de construcción se encuentran ya en una fase avanzada, hay necesidad de conseguir recursos financieros complementarios.

Según lo pactado entre Sofía y Belgrado en lo que va de año, hasta mayo de 2019, deberán acometerse también las obras de construcción del tramo serbio de la interconexión con Bulgaria para que la misma entre en explotación en 2020. En junio del año en curso, durante la visita a Bulgaria del primer ministro de Macedonia, Zoran Zaev, Sofía propuso la construcción de un enlace también con el sistema de transportación de gas de Macedonia.

Los operadores gasistas de los dos vecinos países vienen conversando sobre el tema desde 2012 pero es ahora cuando cabe esperar un progreso con respecto a los estudios de anteproyecto. Las posibilidades para la materialización de una conexión de gas también con Macedonia resultan buenas, máxime cuando se tiene en cuenta que el sector de Energía es una de las prioridades básicas del nuevo Ejecutivo macedonio y que a los efectos de la gasificación de Macedonia ya se ha asegurado financiación del orden de 2000 millones de euros.

La reciente evolución en el terreno de los proyectos gasísticos regionales infunde optimismo pero persiste a la vez cierta preocupación por la circunstancia de que la mayoría de los mismos siguen en la esfera de las buenas intenciones. Las expectativas de que las ideas se vean seguidas por una decisiva realización, se relacionan, en muy alto grado, con el progreso de la región en el ámbito de su integración europea.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Yavor Alexiev: “El impuesto plano es una de las pocas cosas que realmente funcionan”

En entrevista concedida a Radio Nacional de Bulgaria, el economista Yavor Alexiev ha declarado que en los últimos años se viene notando un crecimiento anual del orden de un 8 a un 10 % del salario medio, lo cual genera la impresión de que el mismo va..

Publicado el 19/09/17 10:49
El Tratado de Buena Vecindad ya está firmado por los primeros ministros, Boiko Borisov y Zoean Zaev, ahora queda ponerlo en marcha

Será el empresariado quien introduzca un cambio verdadero en las relaciones entre Bulgaria y Macedonia

La semana que hoy comienza se inicia con otra buena nueva sobre las relaciones políticas entre Bulgaria y Macedonia. Tras haber firmado su Tratado de Buena Vecindad, los dos países ya van abordando una cooperación militar bilateral y los ministros de..

Publicado el 18/09/17 13:22

Las cadenas comerciales no destruyen, sino que impulsan el mercado en Bulgaria

En la conciencia de una buena parte de los búlgaros ha calado hondo la idea de que la presencia creciente de importantes cadenas comerciales en el país tiene consecuencias negativas para el mercado interno como son: el desprecio por los productores y..

Publicado el 11/09/17 12:58