Enfrentamientos políticos e institucionales presagian un final del año inquieto

Foto: BGNES

Durante la semana que expira el Parlamento Búlgaro votó en Sofía en contra de la dimisión de uno de los diputados por el partido gobernante GERB, Delyán Dóbrev, que él mismo había presentado debido a las acusaciones desde la izquierda de influencia indebida en el Ayuntamiento de Háskovo. Dóbrev había coordinado su dimisión con el primer ministro, Boiko Borisov, por lo cual hubo quienes interpretaron la negación de los diputados de votarla como un indicio de tensión entre el grupo parlamentario y el líder del partido gobernante.

También esta semana, una comisión parlamentaria provisional resolvió someter a una nueva votación el proyecto para la adquisición de nuevos cazas, por haber sido comprometido incluso por el presidente Rumen Radev, en su calidad de ex comandante de las fuerzas aéreas. Borisov intentó paliar el conflicto de los diputados del partido gobernante con el jefe de Estado, pero Radev rechazó la tregua al declarar que GERB está llevando a cabo una guerra institucional y mediática contra la institución presidencial, que un entendimiento en aras de la comodidad corruptiva de los gobernantes es imposible y que él se atendrá al principio de “a la guerra como a la guerra”. Algunos observadores opinan que las contradicciones políticas últimamente se agudizan también debido a tensiones internas en el seno del partido socialista de oposición. Los que apoyan esta hipótesis consideran que después de haber cambiado a una gran parte de la directiva de su Partido, Kornelia Ninova, líder de los socialistas, está tratando de consolidar a su nuevo entorno al endurecer el tono hacia los gobernantes. Otros opinan que tanto en los partidos gobernantes, como en los de oposición existen ánimos de cerrar las filas de cara a las próximas elecciones municipales. Aunque para éstas quedan casi dos años, de esta necesidad hablaba no hace mucho también el líder parlamentario de GERB, Tsvetan Tsvetanov. El tiempo demostrará cuáles han sido las hipótesis certeras y hasta qué punto. Lo que se ve desde ahora, sin embargo, es que los meses que quedan hasta finales del año serán bastante inquietos y llenos de tensión política.

Versión en español por Katia Dimánova

Más en la categoría

Se encarniza la confrontación en torno a la corrupción en Bulgaria

La segunda sesión del Consejo Consultivo de Seguridad Nacional sobre el tema de la necesidad de medidas legislativas contra la corrupción, celebrada en el transcurso de la semana, no ha logrado los resultados esperados. El presidente Rumen Radev dio a..

Publicado el 21/10/17 08:00

Cómo se llegó al reconocimiento de la minoría búlgara en Albania

El Parlamento albanés “rectificó una injusticia histórica”. En estos términos la ministra búlgara de Exteriores, Ekaterina Zajárieva, ha calificado la Ley de Defensa de las Minorías Nacionales en la República de Albania, adoptada recientemente por..

Publicado el 18/10/17 14:48
Andrey Kovachev y Pétar Kurumbashev

Bulgaria, país mediador en las relaciones entre los países miembros de la UE

La representación de la Comisión Europea en Bulgaria fue anfitriona de un debate sobre los desafíos a los que se enfrentará este país al asumir, el 1 de enero de 2018, la Presidencia del Consejo de la UE. El debate fue organizado por el Movimiento..

Publicado el 16/10/17 14:32