Elevan los ratings crediticios de Bulgaria, no se prevén nuevos créditos, los inversores están contentos

Foto: Archivo

Dos de las agencias más importantes y más prestigiosas de notación financiera acaban de elevar sus valoraciones sobre Bulgaria. La Fitch ha revisado su previsión y ha suprimido el signo menos del rating BBB. Por su parte la Standard & Poors ha añadido a su BBB una A siendo el resultado de BBB-A-3.Ahora resta conocer la opinión de la Moody´s, la otra agencia de las que forman el gran trío pero los expertos consideran que esta agencia también elevará sus perspectivas sobre Bulgaria y la economía búlgara.

¿Qué significan en realidad estos ratings crediticios y cuál es su importancia? Dicho en términos generales, valoran el riesgo para los inversores que deseen adquirir en los mercados monetarios internacionales títulos de valores del Estado. Mientras más elevada sea la valoración de las agencias más bajo resultará el riesgo para los inversionistas y más aceptable será el precio a pagar por estos títulos valores.

Se estima que la valoración más elevada es la de AAA. La están ostentando todavía los EE.UU. y la mayoría de los países desarrollados, pese a que han circulado algunas alusiones de que estas evaluación excelentes bien se pueden revisar a la baja, como, por ejemplo, ha sucedido con Francia, que ha quedado despojada de una de las tres Aes. Por cierto, Bulgaria no puede codearse con los líderes económicos mundiales y sus tres Aes.

Se inserta así en la dorada medianía de las Bes y hasta supera a muchos otros países de su tamaño y de parecido potencial económico en el mundo. Estos Bes significan que invertir en una deuda búlgara entraña ciertos riesgos, que en la economía existen desequilibrios y problemas, que hay cierta precariedad política y social. Sin embargo, en conjunto, los riesgos de invertir en este tipo de obligaciones del Estado son aceptables y el rédito que generan estos títulos valores es bueno. Es éste el punto de vista de quienes compran obligaciones de la deuda soberana de Bulgaria. Desde el punto de vista del Estado, que gracias a estas compras recopila dinero fresco o va enjugando deudas anteriores, las buenas perspectivas asignadas por las agencias de calificación de riesgos significan que el país no pagará unos tipos de interés excesivos por los créditos cobrados y que se conseguirán con relativa facilidad compradores para los Bonos del Tesoro colocados en los mercados. La reciente elevación del rating crediticio de Bulgaria se produce en un momento en que la economía va viento en popa, las finanzas públicas se encuentran en un estado realmente envidiable, las arcas del Estado están repletas, el consumo y las exportaciones crecen vertiginosamente.

Sobre este favorable telón de fondo Bulgaria ha anunciado que no tiene la intención de contraer en 2018 ningún nuevo crédito en los mercados internacionales. Esto, hasta cierto punto, les quita sentido a los ratings mejores, otorgados a Bulgaria por las agencias de notación financiera ya que nuevos títulos valores del Estado se colocarán, y, encima en una cantidad reducida, únicamente en el mercado interno. No obstante, el propio hecho de la elevación y el mejoramiento de los ratings es algo sumamente positivo y alentador, pues, representa una peculiar ponderación imparcial del estado momentáneo y las perspectivas a corto plazo para el desarrollo económico de Bulgaria.

Estas valoraciones coinciden, casi por completo, con los pronósticos hechos por las autoridades oficiales búlgaras que esperan, para el bienio 2017-2018, un crecimiento económico de casi de un 4 %.

Tanto los expertos en ratings crediticios como los gobernantes estiman que las perspectivas se mantienen estables y que no hay amenazas directas para la economía búlgara que funciona a todo vapor. Dicho en otros términos, Bulgaria se mantiene solvente, lo seguirá siendo a corto plazo y podrá devolver el dinero cobrado en forma de créditos. La elevación del rating crediticio de Bulgaria es una invitación peculiar a todos los que tengan la intención de desarrollar proyectos, cerrar transacciones y hacer inversiones en este país .A ellos se les dice que Bulgaria es un país bueno para los negocios, que las condiciones son favorables y que los esfuerzos vale la pena hacerlos. Bulgaria tiene una necesidad acuciante de tales mensajes justamente en este momento. Es que últimamente se viene notando un descenso significativo de las inversiones extranjeras directas que fomenten el crecimiento del consumo interno y el empleo, por medio de nuevos proyectos que garanticen la estabilidad de esta positiva evolución. Las inversiones son sendas garantías de cara al porvenir y del crecimiento económico y el bienestar social. De manera que también desde este punto de vista, el mejoramiento del rating crediticio, otorgado a Bulgaria por las agencias de calificación de riesgos más prestigiosas en el mundo, es una señal positiva e indicativa de buenas perspectivas.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría
Valdis Dombrovskis no sólo invitó a Bulgaria a pasar a la “antesala”, sino también prometió ayuda de la Comisión Europea

El euro en el horizonte: ¿un espejismo o una realidad?

En Bulgaria se viene hablando desde hace buen rato sobre la adopción del euro pero no se ha hecho aún nada concreto para el acceso de este país a la Eurozona. “Festina lente”, o sea, “Apresúrate despacio” es la máxima a la que, al parecer, obedece la..

Publicado el 12/12/17 13:48

El mercado inmobiliario búlgaro despide un año muy exitoso

El año 2017 ha sido el año de mayores éxitos para el mercado inmobiliario nacional desde hace una decena de años. Desde los años 2007 a 2008 no se había registrado tal positivismo en el mercado, que además de en Sofía, se ha podido observar en el resto..

Publicado el 11/12/17 12:03

El experto búlgaro en Relaciones Públicas, inscrito en el Muro de la Fama de la Organización Mundial de RP, ICCO

El experto búlgaro en Relaciones Públicas (RP) Maxim Behar ha sido oficialmente inscrito en el Muro de la Fama de la Organización Mundial de RP, ICCO, de la que ha sido presidente dos años. En una rutilante ceremonia en Londres, cerca de 250 profesionales..

Publicado el 09/12/17 09:35