Los búlgaros: medio felices, medio descontentos

Foto: Archivo

El final de cada año suele ser marcado por sondeos numerosos de los ánimos que abriga la gente que se dispone a despedir el año viejo y recibir al nuevo. Este año han llamado especialmente la atención datos del centro de estudios demoscópicos “Trend”, según los cuales en el linde entre los dos años, casi un 60 % de los búlgaros se sienten felices pero es casi igual el porcentaje de quienes andan descontentos de su situación material. El sondeo registra una relación fuerte entre la felicidad y la edad, y así el porcentaje de la gente feliz es el más elevado en la categoría de la gente joven, y a medida que se avanza en la edad, el porcentaje de los felices va bajando gradualmente. Quienes se autodefinen como felices forman parte, las más de las veces, del grupo de las personas de ingresos más altos y de nivel educacional superior. A la hora de tratarse de una satisfacción por la vida, la gente insatisfecha, en conjunto, llega apenas a un 10 % de todas las personas encuestadas. Más del 60 % de los búlgaros no se sienten contentos por su actual calidad de vida. Resulta, además, aún más preocupante que un 54 % no espera que se produzcan cambios en su nivel de vida en 2018. Los optimistas que muestran expectativas positivas de cambio suman un 21 %, y los pesimistas extremos representan un 16 %, opinando estos últimos que su calidad de vida empeorará en 2018. Las expectativas de cambios en la calidad de vida también guardan una estrecha relación con la edad de uno y así las personas jóvenes, de 18 a 39 años de edad, tienen ánimos mucho más optimistas en comparación con las personas de más de 60 años, dos tercios de las cuales no espera cambio alguno.

El sondeo registra asimismo una sensación de seguridad con respecto al puesto de trabajo propio de uno y los de sus familiares. Sólo un 8 % de las personas entrevistadas dice esperar que alguno de los miembros de la familia que trabajan sea despedido, y un 9 % considera probable que se queden sin empleo en los próximos doce meses.

Desde el centro demoscópico “Trend” precisan, sin embargo, que un 37 % de los encuestados no realizan ninguna actividad laboral formando el grueso de este grupo las personas retiradas. Uno de cada cinco búlgaros asegura tener dinero ahorrado, y uno de cada dos, estima que vivirá bien si tuviera ingreso mensual del orden de 500 a 1000 euros. Los analistas comentan que el sueldo ansiado es más bien adecuado a las realidades en el mercado laboral. Por ejemplo, para una cuarta parte de quienes residen en Sofía, ciudad en la que el salario medio es el más elevado, el sueldo medio pretendido es superior a los 1250 euros.

Hay que resaltar asimismo otra faceta del sondeo. Si llegaran a afrontar problemas relacionados con su seguridad personal, más de un tercio de todos los búlgaros no solicitarían la asistencia de los órganos policiales, sino que pedirían ayuda de familiares y parientes suyos. Dice confiar en la policía, a la hora de solventar tales problemas, un 58 % de las personas entrevistadas en este sondeo de la agencia demoscópica “Trend”.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Crear su propio negocio, la opción preferida de los jóvenes de Razgrad

Las empresas emergentes son la mejor opción para la realización profesional de los jóvenes en los municipios pequeños y medianos de la región de Razgrad, en el noroeste de Bulgaria, muestran los resultados de una encuesta sobre las actitudes de los..

Publicado el 16/12/17 10:10
María Gabriel y Yordanka Fandakova

Sofía se transformará en la Capital Digital de Europa en junio de 2018

Desde el 25 hasta el 29 de junio de 2018, en el marco de la presidencia búlgara del Consejo de la UE, Sofía acogerá la semana europea de la Digitalización y las Innovaciones y la Asamblea Digital Europea. Para el evento se reunirá en la capital búlgara..

Publicado el 16/12/17 09:25

Sofía, reconocida como ciudad con economía en auge y con perspectivas para nuevas inversiones

Durante el año saliente en la capital de Bulgaria, Sofía, ha habido varios cambios. Por ejemplo, el transporte urbano ha adquirido nuevos y más cómodos autobuses y tranvías que reemplazaron a los viejos – ruidosos, fríos y amortizados. El propio..

Publicado el 15/12/17 15:39