El comisario Vytenis Andriukaitis: La UE debe tomar medidas para el control de la calidad de los alimentos

Por:
Foto: BGNES

Para todos nosotros es importante la calidad de los alimentos que consumimos. La vida acelerada que llevamos no nos permite dedicarnos a nosotros mismos y no siempre nos damos cuenta de lo que compramos y ponemos en la mesa. Muchas veces no desayunamos ni almorzamos y por la noche preparamos algo rápido que contiene conservantes, colorantes, y otras componentes nocivas. Este tipo de comida calma el hambre por un cierto tiempo y al rato nos vemos abriendo la nevera. Esto y también la falta de suficiente movimiento y deseos de hacer deporte son dos de las causas por las que el 25 % de los niños en Europa tengan sobrepeso. Así lo indica un informe de la Organización Mundial de la Salud del año pasado.

El comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, que visitó Bulgaria por invitación de la Representación de la Comisión Europea en Bulgaria, ha comentado que independientemente de esta estadística, no se trabaja lo suficiente para que los chicos en los colegios no consuma tanto azúcar. Según él, una posibilidad podría ser que en vez de azúcar coman miel. El comisario Andriukaitis ha señalado otros dos problemas importantes, no sólo en nuestro país, sino también en toda la Unión Europea –la calidad de los alimentos en las cadenas comerciales, así como el hecho de que para la prevención y profilaxis se destina apenas el 3 % de los presupuestos de Salud de los países miembros de la Unión Europea–. Este porcentaje debe ser incrementado por el bien de los ciudadanos europeos pero para ello es necesaria una decisión política. En lo que a calidad de los alimentos se refiere, el comisario ha resaltado que se está trabajando constantemente por mejorararla. Durante los debates se ha hablado también de la desigualdad social que es un obstáculo para los consumidores a la hora de elegir los productos no por su precio, sino por su calidad. En la conferencia “¿Rico o saludable? La calidad de los alimentos en la UE”, que es parte del programa de la Presidencia búlgara del Consejo de la Unión Europea, ha tomado parte también la presidenta de la Comisión parlamentaria de Agricultura, Desislava Taneva. Ella ha centrado la atención en la necesidad de hacer cambios en las regulaciones europeas que conciernen la protección de los consumidores.

Десислава таневаLa doble moral existe y esto ha quedado bien claro de las investigaciones realizadas en varios países comunitarios, incluida Bulgaria, en cuanto a los productos que se venden en ellos bajo una marca común. El sistema funciona de tal manera que se pueda satisfacer el interés del consumidor. En este sentido el consumidor, de acuerdo a la vida que lleva y de qué ingresos dispone, debe poder elegir los alimentos que consume. Por eso, fuera cual fuera el tipo de comida vendida bajo una marca común en los diferentes países, ésta tiene que tener una composición y calidad iguales. Para que esto suceda son necesarios cambios en la regulación europea vigente sobre el tema. Así las grandes compañías, incluidas las transnacionales, se verán obligadas a ofrecer variedades de un producto dado. Uno con un precio más alto y otro con uno más bajo, y con otra denominación para que el consumidor no quede engañado.

Según Desislava Taneva, el control de la calidad de los alimentos en la UE es bastante estricto y da garantías de la seguridad de los alimentos. Han expresado su preocupación por la labor en el sector de la agricultura representantes de la Unión de Horticultores y de la Federación de Panaderos y Pasteleros. Según la presidente de la Unión de Horticultores, Mariana Miltenova, Bulgaria satisface su demanda de frutas y hortalizas, principalmente importándolas. Es así porque hay muchos empresarios que han quedado en quiebra por la falta de subsidios. Desislava Taneva ha declarado que en 2017 se registró un crecimiento en la producción de frutas y hortalizas, se crearon también plantaciones perennes. Por otro lado, los datos expuestos por la presidenta de la Federación de los Panaderos, Marian Kukusheva, indican que ocho de cada diez panes producidos tienen una calidad y composición poco claros. Esto ocurre porque el registro de las panaderías en la Agencia de Alimentos no es obligatorio y los propietarios de tales prefieren legalizarlas como sociedades comerciales. En nuestro país hay 1000 panaderías y sólo 200 tienen el registro de productor.

Versión en español por Ludmila Sávova

Más en la categoría

Reacciones comedidas en Sofía ante la enésima exhortación del PE a que Bulgaria acceda al espacio Schengen

El 11 de diciembre el Parlamento Europeo aprobaba por 514 votos a favor, 107 en contra más 38 abstenciones, una resolución sobre la adhesión de Bulgaria y Rumanía al espacio Schengen. Se trata, en realidad, del quinto llamado que esta institución..

Publicado el 12/12/18 12:09

La coalición gobernante sigue sin variar, pero cambia el espacio nacionalista en Bulgaria

El miércoles el Parlamento votaba a favor de la dimisión del viceprimer ministro Valeri Simeonov y ocupaba su puesto Mariana Nikolova, hasta ahora jefa de su gabinete. El partido Ataka, que junto con la VMRO y el Frente Nacional por la Salvación de..

Publicado el 22/11/18 13:35

Una desunión en el seno de los Patriotas Unidos genera nuevas tensiones en el Gobierno

Dos meses después de las tensiones septembrinas en la coalición gobernante, debido a discrepancias surgidas entre el partido GERB y la coalición de los Patriotas Unidos, a mediados de noviembre se producen nuevas turbulencias, provocadas, en esta..

Publicado el 19/11/18 13:29