La Pascua de Resurrección nos devuelve la fe y la esperanza de vivir en un mundo mejor

La Resurrección de Jesucristo es la fiesta más importante de los cristianos ortodoxos, llamada Fiesta de las fiestas. Se concibe como el acontecimiento más grande de la humanidad. En este día celebramos la resurrección de Jesucrito, Hijo de Dios, de entre los muertos. Él con su Muerte ha expiado los pecados de la humanidad y con Su Resurrección ha dado la esperanza a la gente de que tendrán vida tras la muerte.

En todos los rincones de Bulgaria la noche anterior a la Pascua los templos se llenan de gente que llevan velas en sus manos –símbolo de la fe y la esperanza que los conducen al templo–. … A la medianoche de la iglesia empiezan a escucharse cánticos que se hacen más fuertes y más fuerte, las puertas se abren y la procesión con la cruz pasa por el templo –así describe la noche de Pascua un clérigo–. Al anunciar la Pascua, el sacerdote saluda a los creyentes con la Resurrección de Jesús y sale afuera con una vela de la que todos los presentes encienden las suyas que posteriormente guardarán en sus casas. La sucesión en el acto de encender una vela proviene del rito que se celebra en Jerusalén, en la Iglesia de la Resurrección al bajar la Luz Sagrada. De allí los eclesiásticos se llevan una llama del fuego y por medio de ellos se va a diferentes puntos del mundo. La Pascua se celebra durante tres días –del domingo al martes–. Los cristianos van a la iglesia y rezan sumisos esperando por la bendición y salvación de sus almas.

Снимка

La liturgia en la mañana del domingo de Pascua es festiva. En este día todo el mundo cristiano exulta de alegría. El templo está adornado, la gente se ha vestido de gala, todo está iluminado por la luz. Recemos por la paz… – así empieza la misa en la iglesia. El Prof. Kostadin Nushev – catedrático en la Facultad de Teología de la Universidad de Sofía “San Clemente de Ojrid”, dice que la verdadera fe une a la gente, la falsa y la hipócrita provoca disputas y divisiones. 

Костадин НушевEn esta fiesta todos los símbolos, toda la vivencia espiritual, el Servicio Divino y la oración se relacionan con la victoria de la vida sobre la muerte. Celebramos la Resurrección, la exaltación del ser humano, su dignidad y verdadera existencia. Por eso nuestros ancestros han escogido esta fiesta para celebrar la resurrección de nuestra nación y recuperación de la dignidad de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, lo que sucedió en nuestro templo de “San Stefano” en Constantinopla. En el aspecto histórico, espiritual y cultural, vemos cuán significativo es este importante acontecimiento cristiano. Nosotros, los búlgaros, como cristianos hemos heredado una tradición espiritual relacionada con la fe.

Sin importar cuán cerca estamos de la Iglesia y hasta qué punto respetamos los cánones establecidos, sentimos un ánimo emocionante en este momento luminoso y solemne que deja una huella duradera en los niños y se festeja con alegría en la familia. Así se transmite de generación en generación la tradición de la fe y el ánimo espiritual. La fe cristiana es la fe en Dios que da fuerza espiritual a cada persona. Como había dicho el apóstol Pablo, si nosotros no creemos que Jesús haya resucitado, sin la fe en la victoria de la vida sobre la muerte, nuestra fe estaría vaciada de contenido. En el mundo actual estamos un poco distanciados de la vida espiritual, de la Iglesia, de esta vivencia mística. Pero de alguna forma estamos conectados con esta vida que ha modificado por completo al mundo y la percepción de la vida de la humanidad. La Resurrección es la piedra angular de la cultura cristiana y de toda la civilización.

Снимка

En vísperas de la fiesta, la Iglesia Ortodoxa Búlgara nuevamente ha hecho un llamado a las tres principales instituciones espirituales –la familia, la Iglesia y la escuela–,  a que unan sus esfuerzos y juntos trabajen por la verdadera educación espiritual para que los niños puedan crecer en un medio espiritual más seguro, dice además el Prof. Nushev. Nos alegra que hay cada vez más familias que tienen consideración con la iglesia y respetan las tradiciones porque se dan cuenta del apoyo que pueden recibir teniendo fe.

Versión en español por Ludmila Sávova
Fotos: BGNES

Más en la categoría
La proclamación de la independencia de Bulgaria, en primer plano el príncipe Fernando

Bulgaria celebra el 110 aniversario de la proclamación de su independencia

La historia de Bulgaria está plagada de multitud de fechas y acontecimientos que se merecen el respeto y la admiración de todos los búlgaros. No por casualidad una parte de esas fechas han sido declaradas fiestas oficiales. Sin embargo, pese a..

Publicado el 22/09/18 08:00
El prof. Widen Tabakoff en 1964 y su sueño cumplido: el

Widen Tabakoff, el búlgaro que preparó los vuelos a la Luna

En la Agencia Estatal de Archivos de Sofía se ha inaugurado una exposición titulada "El espacio infinito de la mente humana". La exposición muestra la vida y obra de un distinguido erudito estadounidense, el profesor Widen Tabakoff (1919-2015),..

Publicado el 21/09/18 11:48
Sofía antes de la Liberación, grabado de Felix Kanitz

El planificador urbano Antonin Kolar

Cuando el 3 de abril de 1879 la Asamblea Constituyente eligió por unanimidad Sofía como la capital del Principado de Bulgaria, la ciudad tenía 2 escuelas, 10 posadas y poco más de 3 000 casas, y contaba con alrededor de 11 700 habitantes. En ese..

Publicado el 20/09/18 13:32