Los ciudadanos búlgaros tienen una actitud contradictoria hacia la democracia

Una encuesta del Instituto Sociedad Abierta, presentada el 7 de junio, constata que los ciudadanos búlgaros tienen una actitud contradictoria hacia la democracia. Una tercera parte de las personas no concibe la democracia como la mejor forma de gobernar. La porción de los que comparten la opinión de que mejor alternativa no hay, sigue siendo la más grande, pero en los últimos tres años se ha registrado una baja del 7 % para llegar a los 45 %. La encuesta fue anunciada en la inauguración del Fondo de Ciudadanos Activos en Bulgaria (ActiveCitizensFund) que forma parte del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo y mediante éste los países donantes –Noruega, Islandia y Liechtenstein– apoyarán iniciativas civiles enfocadas a incentivar la participación democrática, la protección de los derechos humanos y oportunidades para los grupos vulnerables en la sociedad.

Hace una semana se hicieron públicos los resultados de otro análisis importante –la Encuesta Europea de Valores–, según la cual, para el 82 % de los búlgaros encuestados la democracia es “muy buena” o “bastante buena” forma de gobierno. La conclusión era que al búlgaro en general le gusta la democracia pero tiene poca confianza en sus instituciones. Más de dos tercios de los encuestados siguen convencidos de que sus derechos civiles fundamentales están protegidos, un 75 % no espera que el año entrante entre en la cárcel sin juicio y sentencia y el 67 % opina que no hay probabilidad de que puedan ser víctima de violencia policial.

Según la encuesta de Sociedad Abierta, sin embargo, la democracia representativa y la igualdad de todos ante la ley representan un proyecto sin acabar en opinión de la mayoría de los ciudadanos búlgaros. Grandes grupos de la sociedad no se sienten representados en las instituciones del Estado y el poder municipal, no están en ningún partido u organización y no aceptan la afirmación de que las leyes en el país se aplican por igual a todos los ciudadanos. Apenas un 8 % de los encuestados está de acuerdo que las leyes se aplican a todos por igual, mientras los que son de la opinión contraria son casi diez veces más. Sólo un tercio acepta que las leyes son justas y los que opinan lo contrario son dos veces más. Sólo el 14 % creen que las leyes son claras e inteligibles y hay 67 % de personas que opinan lo contrario.

Al mismo tiempo, la discriminación juega un papel importante en la vida de los ciudadanos búlgaros. Por ejemplo, en elecciones municipales, el 70 % no votaría por un candidato a alcalde que fuera ciudadano búlgaro de origen gitano, el 65 % no votaría si el candidato fuera gay, el 63 % - si fuera de origen turco, señalan de Sociedad Abierta. La encuesta muestra también que la participación civil en las formas organizadas de vida social sigue siendo fuertemente restringida y, además, cuatro de cada cinco encuestados no son miembros de ninguna organización social. Confianza a las organizaciones no gubernamentales expresa un 22%, desconfianza –un 30 %– y la porción más grande de 48 % dicen no poder opinar o no tener respuesta a la pregunta.

Versión en español por Ludmila Sávova

Más en la categoría

Adelina Banakieva: “Es hora de que la sociedad civil tome el control de las instituciones sociales en Bulgaria”

A Adelina Banakieva la llaman “mujer-causa”, y con razón. Es la persona que viene a ayudar de inmediato cuando hay un niño necesitado que no tiene zapatos para ir al colegio o que vive en un coche viejo en la calle. A pesar de que nuestra sociedad..

Publicado el 16/06/18 09:15

El “Círculo del aguardiente”, o lo que (no) sabemos sobre el aguardiente

El aguardiente es una bebida espirituosa tradicionalmente fuerte producida por la destilación de frutas en fermentación y la cual está siendo considerada como nacional en Bulgaria y otros países balcánicos. Sin embargo, ¿saben los búlgaros cómo combinar..

Publicado el 15/06/18 13:37

La batalla que una joven búlgara libra por salvar a animales salvajes

“¿Y a este cervatillo, quieres comprarlo también? Te lo doy por sólo dos euros con 50 céntimos”. Tan inesperada oferta recibió un hombre que fue al mercado a comprar hongos. El hombre extendió su mano hacia la bolsa de plástico y, al abrirla, vio..

Publicado el 14/06/18 15:14