¿Estará dando Bulgaria, de veras, un giro hacia el Este?

Los participantes signatarios de la declaración han reiterado el compromiso de sus respectivos países con la doctrina de la OTAN sobre Rusia
Foto: BGNES

A finales del pasado mes de marzo, Parvan Simeonov, sociólogo de la agencia Gallup International comentaba ante Radio Nacional de Bulgaria que “en los últimos meses y semanas Bulgaria viene dando un nítido viraje hacia el Este”. Alegó como indicios de tal rumbo la posición de Sofía en lo tocante al caso “Skripal”, la reanudación del tema sobre el congelado proyecto de la planta nuclear de Bélene y algunas visitas a nivel cumbre.

El analista Jaralan Alexanndrov, en aquel mismo día y siempre ante Radio Nacional de Bulgaria convino en que realmente se producía una visible “orientalización” en la política de Bulgaria.

En la fraseología política empleada en Bulgaria se entiende por orientación “oriental” una orientación “prorrusa” y, por “occidental”, una orientación del signo contrario. Se suelen asociar a aquélla las fuerzas políticas de izquierdas, y, a ésta las de derechas.

Sólo una decena de días después de los comentarios arriba mencionados, el Parlamento daba luz verde al proyecto de modernización de las Fuerzas Armadas propuesto por el Ejecutivo. Se prevé la adquisición de aviones para las Fuerzas Aéreas y estos equipos los podríamos definir, en forma convencional, como “occidentales” −según los fabricantes de los aparatos− y equipos bélicos para la infantería respecto a los cuales a nadie se le había ocurrido hasta ahora llamarlos ”orientales”, entiéndase rusos.

El proyecto para la modernización de las FF.AA ha recibido respaldo tanto por parte del segmento de la izquierda como por el de la derecha del espacio político, y la formación “Volya”, único partido que ha votado en contra del proyecto, ha esgrimido para su decisión argumentos populistas, antes que políticos, manifestando que la compra de equipos bélicos se debería hacer apenas después de quedar resueltos los problemas en el terreno de las pensiones, la sanidad y la seguridad de los ciudadanos, y ha recalcado que desde hacía mucho tiempo Bulgaria no había sufrido una agresión foránea pero que, al mismo tiempo, su pueblo seguía siendo pobre también desde hacía un buen rato.

Mientras en Sofía el Parlamento aprobaba el proyecto de modernización del ejército con equipos bélicos “occidentales”, en Varsovia, en el marco de la llamada iniciativa B9, los presidentes de Polonia, Eslovaquia, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Estonia, Letonia y Lituania suscribían una declaración en la que se insiste en una presencia más fuerte de la OTAN en Europa del Este y del Sur. La iniciativa B9 vio la luz en 2015 en Bucarest y es por esto que incorpora a su nombre la primera letra del nombre de la capital rumana. La iniciativa pretende ser “la voz unívoca” del flanco oriental de la OTAN, y esta voz ha declarado desde Varsovia que incrementar el poderío militar y la movilidad de la Alianza Atlántica es algo que reviste gran importancia.

En la declaración final de Varsovia se alude expresamente a un conflicto, todavía pendiente de resolver, en Ucrania y a amenazas provenientes de Rusia. Los participantes signatarios de esta declaración han reiterado asimismo el compromiso de sus respectivos países con la doctrina de la OTAN sobre Rusia, que combina la disuasión con el comienzo de un diálogo político.

El compromiso del jefe de Estado búlgaro, Rumen Radev, con la declaración de Varsovia, dista mucho de ser indicio de un ”giro hacia el Este”, antes al contrario, es más bien indicio de identificación plena con las posiciones político-militares de la Alianza Atlántica.

Los acontecimientos serios y esenciales de los últimos siete días, que tienen que ver con este tema, ponen de relieve de manera contundente que en los procesos políticos búlgaros no se observa una reorientación desde el Occidente hacia el Este y que Bulgaria sigue siendo firmemente comprometida con su rumbo euroatlántico.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Martin Minkov: “Pese al acuerdo sobre el nombre de Macedonia, la zona sigue siendo problemática”

La noticia balcánica de esta semana –el acuerdo logrado entre los primeros ministros de Macedonia y de Grecia sobre el nombre de Macedonia– de alguna manera enardeció las pasiones en la península. El declarar un paso hacia delante y el nombre República..

Publicado el 15/06/18 16:52

La dimisión del ministro búlgaro de Trabajo y Política Social y las interrogantes que plantea

Al término de la jornada laboral del 11 de junio quedaba anunciado que el primer ministro de Bulgaria, Boiko Borisov, había aceptado la dimisión de Biser Petkov, ministro búlgaro de Trabajo y Política Social. Como motivo de su acto, el ministro habría..

Actualizado el 12/06/18 14:34

El proyecto de la planta nuclear de Bélene, relanzado y sometido a nuevas pruebas

El 7 de junio el Parlamento de Bulgaria ha aprobado una propuesta por medio de la cual la coalición gobernante del partido GERB y los Patriotas Unidos ha comprometido al Ejecutivo a reanudar la búsqueda de posibilidades para la construcción de la central..

Publicado el 08/06/18 12:57