Festival de Jazz Verano de Varna: auténtico profesionalismo, aunque en variante de boutique

El foro de jazz que se celebra en el marco del Festival Internacional de Música Verano de Varna, suele presentar un programa interesante, atrae a conocidos intérpretes del escenario mundial, así como a jóvenes promesas de lo que se denomina música libre. Se celebra al aire libre: en el Patio Inglés del Museo de Arqueología. La últimaedición, lavigésimoséptima, sedio en un tamaño reducido: cuatro conciertos, presentados en un solo fin de semana. Losprimerosensaliralescenariofueronlosmúsicosdelcuarteto BartoszDworak, excelentesinstrumentistasdepensarpocotradicionalista.

Снимка

Estoy por primera vez en Bulgaria, pero realmente me gusta encontrarme aquí –
dice el violinista Bartosz, líder del grupo. – No sé por qué, pero aquí me siento como en casa. Además, siempre es estupendo tocar ante un público que realmente quiere la música, el jazz en concreto. En eso reside la hermosura de este Festival. Al igual que en el lugar en que se celebra. Me ha gustado muchísimo el escenario. Me sentía estupendamente.

El trío Exótica, integrado por nombres estelares: el saxofonista Chico Freeman, el contrabajista Heiri Känzig y Reto Weber, en la percusión, también ha descubierto a numerosos admiradores en Varna. Chico Freeman, reconocido como uno de los músicos contemporáneos más destacados, dice:

Снимка

Tengo un grupo en los EEUU, llamado
Chico Freeman Plus+tet, integrado por músicos norteamericanos. También actúo con este excelente trío. Hace tiempo he actuado en Sofía junto con su gran jazzista Milcho Levíev, luego he vuelto otras veces también: al Festival de Jazz de Plovdiv, a las semanas de las artes “Apolonia” en Sozópol, etc.… Hasta ahora no había participado en el Festival de Varna, pero lo encuentro magnífico. El público es muy cordial y su promotor, Anatolii Vapirov, es fenomenal, como persona y como músico.

El percusionista del trío Exótica, Reto Weber, es un maestro increíble en varios instrumentos poco comunes, como por ejemplo el Hang, diseñado por él mismo hace 17 años y fabricado en Berna, Suiza. Toca asimismo los Steel Pan, tambores metálicos de Trinidad y Tobago, o el Ghatam, un pote de barro de la India. Dice el músico al respecto:

Viajo por el ancho mundo, actúo acompañando a músicos de distintos continentes, lo que me da ideas nuevas. Sin embargo, jamás imito, jamás copio las melodías al pie de la letra, al contrario, les imprimo mi propio estilo, al son de la música europea. 

Comparte sus impresiones del Festival también Otomar Clammer, redactor musical de un importante periódico austriaco, organizador del Festival de Jazz de Gratz y director artístico del Club de Jazz de dicha ciudad. Arribó por primera vez a este Encuentro del jazz de Varna en el 94 y desde entonces no deja de llegar año tras año.

Siempre descubro a músicos nuevos a los que antes no había escuchado, intérpretes de la porción oriental del continente europeo. Los músicos búlgaros son instrumentistas excelentes, de formación sólida en el dominio tanto del jazz, como de la música clásica. Por otra parte, combinan a menudo el jazz con la música tradicional búlgara. En el Festival de Varna se respira un ambiente especial. El principio fue sentado en una gran sala de congresos hace ya muchos años. Pero ahora, en el patio del Museo Arqueológico, todo es mucho más atractivo, más hermoso. El público es inteligente, escucha los conciertos con gran atención. El programa suele tener un alto nivel. Siempre aprendo cosas nuevas, me encuentro con viejos amigos.

El Festival de Jazz de Varna se organiza con el respaldo del Ayuntamiento de esta ciudad marítima búlgara y del Ministerio de Cultura. De la selección de los intérpretes se encarga Anatolii Vapirov, consagrado saxofonista búlgaro con muchas amistades en el mundo entero.

En estos 27 años en el escenario del Festival han actuado centenares de músicos, dice Vapirov en vísperas del evento. Lamentablemente, en los últimos añosno se han sumado patrocinadores nuevos. No obstante, hemos traído a músicos de renombre. Incluso una estrella como Chico Freeman. Llevábamos casi una decena de años intentando traer al grupo canadiense Shuffle Demons sin conseguirlo. Por eso me sentía muy feliz que el concierto de clausura este año estaría a su cargo. Pero resultó que el grupo tampoco podrá arribar este año a Bulgaria y tuvimos que reemplazar a los canadienses por el trompetista búlgaro Rosen Zahariev y el percusionista Sandy Daniel. Los dos, acompañados por Ajune Sule, de Ghana, quien toca la kologo – la tradicional guitarra ghanesa bajo cuyo son los chamanes curan a los enfermos, presentaron un magnífica mezcla de etnomúsica y jazz.

Снимка

Después de ellos, el últimos concierto del programa fue ofrecido por el grupo, ya conocido en Bulgaria,
David Helbock’s Random Control.

Versión en español Katia Dimanova
Fotos: Albena Bezovska
Más en la categoría

Empieza el Festival Internacional de Jazz de Bansko

Este año, el Festival Internacional de Jazz de Bansko se celebrará entre el 4 y el 11 de agosto. Por tradición, servirán de escenario de los conciertos el tablado al aire libre en el centro de la ciudad, así como los escenarios de cámara de..

Publicado el 03/08/18 14:08

„Sendero no trillado”, festival de música de cámara en el Monte Ródope

El verano es un temporada estupenda para la materialización de numerosas ideas creativas. La naturaleza es una de las inspiraciones que las alientan , y el festival de música de cámara “Sendero no trillado” es preciosamente una manifestación de..

Publicado el 31/07/18 12:49

Jazz en la orilla del mar Negro

Los días 28 y 29 de julio, en Varna, en la costa septentrional búlgara del mar Negro, se celebra el Festival Internacional de Jazz Verano de Varna, fundado en 1992. Por tradición, este foro anual reúne a músicos de fama mundial. Aparte de proyectos..

Publicado el 28/07/18 16:15