Zvezdín Besarabov, de 17 años: ”Los seres humanos deben desarrollar su creatividad, todo lo demás lo pueden hacer las máquinas”

Foto: dnevnik.bg

Está soñando con hacer un descubrimiento grandioso en la esfera de la ciencia con el cual salvar a la humanidad de una amenaza que se cierne, como si quisiera justificar su nombre -Zvezdín, se traduce al español como Estrellín- por el que ya desde su nacimiento se ha situado al lado de las estrellas. Zvezdín tiene 17 años, cursa estudios en el Liceo Nacional de Ciencias Naturales y Matemáticas, es pensador, descubridor y visionario.

Recientemente este búlgaro joven resultó ganador de un premio en la mayor competición para colegiales en el mundo, relacionada con la ciencia y la ingeniería, la International Science and Engineering Fair-Intel ISEF. Gracias a la fundación “Mawhiba” del rey saudita para el fomento de las dotes y la creatividad, este búlgaro joven podrá elegir él mismo la universidad en la que continuar sus estudios. En su elaboración presentada en la International Science and Engineering Fair este talentoso chico examina las criptomonedas cuyas transferencias son, presumiblemente, de acceso público. Sobre la base de esta información y con la asistencia de inteligencia artificial él sugiere una herramienta para el pronóstico más preciso de cómo en el futuro estas monedas irán cambiando de precio, qué clase de interés irán despertando, etc.

Foto: cryptodnes.bg
Ya en la primera clase de informática que tuvimos en el octavo grado de nuestro liceo me di cuenta que con sólo varios renglones es posible crear un programa informático sencillo, dice Zvezdín evocando sus intentos iniciales en el terreno de los descubrimientos. Tomé conciencia de que no era tan imposible crear programas, elaboraciones, equipos, y fue justamente aquello lo que me entusiasmó: la posibilidad de ir creando cosas. De este modo elaboré, primero, varios juegos de ordenador, y uno de éstos lo hice público en una tienda para aplicaciones de Android. Luego inventé una máquina que memoriza la escritura de su usuario y con ésta es capaz de escribir un texto en una hoja de papel manejando un bolígrafo. La gente desde hace ya buen rato se ha olvidado de hacer uso de su mano pero de esta manera se puede restituir el valor de los productos manuscritos, sin que sea necesario escribir una misma cosa centenares de veces. Por ejemplo, invitaciones para bodas cuyo texto manuscrito siempre le caliente el corazón de uno.

Foto: Archivo personal
El inventor joven tuvo una de sus vivencias más emocionantes en el CERN en el que los científicos con la ayuda del acelerador de partículas procuran descifrar el origen de las leyes fundamentales del Universo. Allá todas las personas, sin excepción, son más inteligentes que uno y esto es muy inspirador ya que, por un lado, te motiva y, por el otro, te infunde esperanza sobre el porvenir de la Humanidad. Por esto fue muy importante para mí conocer a científicos tan prestigiosos y ver cómo ellos iban resolviendo los problemas auténticos en la ciencia, dice Zvezdín, incapaz de ocultar su entusiasmo por el trabajo práctico que había tenido en el CERN.

Foto: Archivo personal
Opina que los problemas globales que estamos afrontando con frecuencia cada vez mayor se encuentran relacionados con la contaminación ambiental, incluida la de los océanos, el calentamiento global, la deficiente política social en numerosos puntos del mundo. Los políticos, sin embargo, no se fijan en los peligros a los que se enfrenta la humanidad y no consideran como una prioridad el desarrollo de la ciencia. Y es que únicamente en manos de los científicos está la posibilidad de frustrar el desastre, de momento irreversible, que vamos afrontando, señala, categórico, Zvezdín y agrega: Stephan Hawking tenía un pensamiento realista y nos aconsejaba a buscarnos un nuevo planeta. Es que si los seres humanos continúen ignorando los problemas globales en el mundo fácilmente se verán abocados a la necesidad de abandonar la Tierra puesto que han comenzado demasiados procesos irreversibles, dice Zvezdín Besarabov y también hace predicciones señalando: Dentro de 5 o 10 años todos los puestos de trabajo estarán ocupados por robots o serán sustituidos por inteligencia artificial. Por esta razón los alumnos y los estudiantes universitarios deben prepararse para las necesidades que tendrá el mundo nuevo. No habrán de hacerlo memorizando reiteradamente hechos y realizando actividades reiterativas sino deberán desarrollar su creatividad ya que es sólo ésta la que queda a salvo de la automatización. En este sentido espero que los seres humanos procuren siempre crear algo novedoso puesto que en ello reside el sentido de su existencia. Es que todo lo demás que ellos saben hacer ya lo pueden hacer también las máquinas, concluye Zvezdín Besarabov.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

¿Cómo se convierte uno en rey en historia?

¿Recuerdas cuál era tu asignatura favorita cuando ibas al colegio? Las mías eran las de Literatura y, hasta cierto punto, las de Historia. Hasta cierto punto, porque gran parte de la información que tenemos la aprendemos por obligación, no porque..

Publicado el 14/10/18 09:15

Casi un tercio de los búlgaros de 25 a 64 años de edad tienen titulación universitaria

Un análisis de la Eurostat del nivel educacional en la UE en 2017 constata que casi un 28 % de los búlgaros de edades comprendidas entre los 25 y los 64 años han tenido titulación universitaria. En la UE, el año pasado ostentaban titulación..

Publicado el 13/10/18 10:45

“A España” por un poeta en Sofía

Así titulaba la revista “Carta de España” en su número correspondiente al mes de marzo de 1980 las referencias que hacía a la carta de un lector búlgaro, habitante de Sofía, que éste acompañaba con un poemilla dedicado a España. Era nuestro compañero..

Publicado el 12/10/18 11:25