Philip Lhamsuren después de cinco meses en “El abrazo de la Amazonia”

Cuando uno viaja en grupo no puede crear un vínculo con la naturaleza que le rodea; crea un vínculo con las personas que viajan con él. Por eso intento estar solo. No es para demostrar que soy valiente, que soy una especie de héroe: esos son los clichés que ve la gente, dice Philip Lhamsuren, entrevistado por Radio Bulgaria. Philip es un búlgaro con raíces mongolas que ha logrado cruzar solo, por sus propios medios, la gran Amazonia: en canoa, a pie y en bicicleta, consiguiéndose su propia comida por el camino. Philip asumió esta dura prueba, contando con una gran experiencia de su formación en la Legión Extranjera Francesa y sus viajes en solitario a 45 ° C en el sur de Siberia, a través de interminables territorios de Asia Central, los Andes y las aguas del Amazonas en América del Sur.

Снимка

Philip Lhamsuren inició en abril su misión, llamada "El abrazo de la Amazonia," que empezó en la frontera entre Brasil y Venezuela, en el curso superior del Río Negro hacia el extremo sur de la ruta, la frontera con Bolivia. Luego se dirigió en diagonal hacia el noreste, hasta el punto más septentrional de la zona y su objetivo final, cerca de la frontera de Brasil con la Guayana Francesa. El 25 de agosto, tras menos de 5 meses y 5.000 kilómetros, Philip Lhamsuren completó con éxito su misión, llegando a las aguas del Océano Atlántico. ¿Qué se siente completando una misión larga y planeada a fondo?

La sensación es la satisfacción de haber hecho un buen trabajo. Lo más importante es que estoy vivo y sano. Uno se establece objetivos; sin embargo, en última instancia, lo más importante es eso, estar vivo y sano. No siento que haya hecho algo imposible. Cuando una persona logra algo, siempre le parece que no era imposible, asegura Philip.

Philip dividió su misión en 5 etapas. En la primera, en la Amazonia Occidental, descendió en una canoa de dos plazas por el mayor afluente del Amazonas, el Río Negro. Hizo algo más de 1.000 kilómetros en 12 días, estableciendo un récord. Ese récord no era mi objetivo, pero la situación me llevó a viajar rápidamente, explica el viajero.

Снимка

La siguiente etapa fue la más difícil: cruzar la jungla a pie. Era a principios de mayo y el nivel del agua era aún muy alto. Kilómetros de jungla estaban inundados. Tuve que nadar para avanzar. El agua creaba periódicamente momentos bastante peligrosos. La tercera etapa, que fue relativamente ligera, consistió en cruzar en canoa el lago Balbina, al norte de la Amazonia.

Снимка

En la cuarta etapa, la más larga, atravesé principalmente en bicicleta la llamada Autopista Trasamazónica 319: pendientes fangosas en la selva. En ese tramo tuve innumerables problemas debido a la gente, el tráfico y la deforestación, ya que no podía interactuar bien con la naturaleza: pescar peces, encontrar agua limpia… porque la civilización contamina los recursos naturales. La última etapa fue cruzar a pie y en bote hinchable el Amazonas, hasta el Océano Atlántico. El 50 % de esta expedición fue en zona salvaje, lo que es la Amazonia en la mente de la mayoría de personas. El resto fue en una civilización más primitiva. La Amazonia ya está muy deforestada y ahí se construye mucho,
cuenta Philip.

Снимка

La vida del viajero en la Amazonia está enmarcada por amaneceres y atardeceres. Se vive "aquí y ahora". No sabes cómo terminará cada día, y eso es muy valioso. Vives el momento y estás agradecido por cada hora. Estás agradecido cuando llegas a un lugar donde puedes acampar. Esto es lo más sorprendente en las expediciones en bosque por tus propios medios: que de cosas simples creas catedrales. No necesitas nada complicado para ser feliz: necesitas agua, comida y algo de paz para descansar y reunir fuerzas.

Снимка

Parece simple, ¿no? Pero, ¿cuántos de nosotros estaríamos satisfechos con disfrutar de la vida en su belleza primaria?

De hecho, Philip Lhamsourn ha pasado toda su vida consciente en busca de caminos olvidados. "Los caminos olvidados, desde los montes Rodope hasta Pamir", es uno de los libros escritos por el viajero. Le preguntamos, ¿por qué exactamente "olvidados"? Por lo general, las personas buscan nuevas caminos.

Porque la sabiduría ha existido antes, no solo ahora. No solo el futuro sabe más, responde Philip. Las cosas se repiten en nuestro mundo. Uno siempre está buscando. Para encontrarte a ti mismo, basta con darte la vuelta.

Versión en español por Marta Ros
Fotos: Rumen Koinov

Más en la categoría

Profesora de piano búlgara, nueva ganadora de la Orden del Sol Naciente del Gobierno japonés

El pasado 3 de noviembre, cuando en el Japón se conmemoraba el Día de la Cultura, el Gobierno de ese país hacía públicos los nombres de 135 ciudadanos extranjeros, galardonados con órdenes estatales. Figura entre ellos Zheni Zajarieva, profesora de piano..

Publicado el 18/11/18 10:20

Un 75% de los usuarios búlgaros pretenden pagar en los comercios con sus teléfonos inteligentes

Casi un 75% de los consumidores búlgaros desean pagar con sus teléfonos inteligentes en vez de hacerlo por tarjeta o en efectivo. Así lo indica un estudio efectuado por una operadora de tarjetas en Bulgaria. Según los datos, quienes muestran el mayor..

Publicado el 18/11/18 09:45

17 de noviembre, Día Mundial del Niño Prematuro

Cada año nacen en Bulgaria entre 6.000 y 6.500 bebés prematuros, es decir, uno de cada diez bebés nace prematuro. Son datos de la Organización Mundial de la Salud, porque en este país, lamentablemente, no hay un registro oficial de bebés prematuros. Sin..

Publicado el 17/11/18 08:05