Los amantes de la montaña festejan la Unificación en la montaña de Pirin

El pico Vijren

Un grupo de aficionados a la montaña decidió celebrar la Unificación de Bulgaria con un trekking de cuatro días en la montaña de Pirin. Su guía autorizado es Dimitar Dimitrov que desde pequeño aprendió a querer la montaña. Primero, por ser de la ciudad de Etropole, donde la gente es dura como la piedra, pese a ser gente tierna, y segundo, porque su madre trabajó en el Museo de Historia Natural y también porque él pasaba sus vacaciones en medio de la naturaleza.

Ya de mayor, Dimitar optó por mostrar a las personas la belleza de Bulgaria, llevándolas a destinos populares y otros no tanto. El 6 de septiembre, él y su grupo tienen por objetivo conquistar el pico Vijren de 2914 m, llamado en el pasado Eltepe o la cumbre de las tormentas de donde se ven las regiones geográficas de Tracia, Mizia y Macedonia las que eran el ideal de los luchadores por la Unificación.

Dimitar busca las cosas que unen a las personas y para él los confines no son horizontales, sino verticales. No dividen y no aíslan a la gente. La inclina a que desarrolle sus habilidades. Un tal límite es la cumbre.

¿Qué clase de personas van a la montaña?

Tienen distinto perfil –dice dimitar–. Se comportan Igual que en el trabajo o en el metro. Lo que las une es que pueden contar con sus propias habilidades y conocimientos. Se ponen de pie y entran en la naturaleza sin tenerle miedo. Con respeto, preparación, experiencia, pero sin miedo. Tienen la voluntad de salir de su zona confortable. Se levantan los sábados por la mañana y en vez de quedarse en la cama, ponen esfuerzos durante todo el día y luego se sienten cansados.

El premio son las vistas que te dejan sin aliento y se sienten satisfechos por haberse superado. En el ser humano está codificado el busc ar su propia identidad y el sentido de la vida. La montaña es uno de los lugares donde los podemos encontrar. Y no son pocos los jóvenes y mayores que tiene la costumbre de subir a la montaña para andar por los senderos bastante bien organizados en Bulgaria.

Nuestra generación puede que aparente ser muy mimada porque a menudo nos alimentamos en lugares de comida rápida, nos dormimos tarde y no nos preocupamos lo suficiente por nuestra salud, a pesar de que los alimentos biológicos y el fitness están de moda. También estamos muy ocupados y estresados. Quizás la gente de al menos dos generaciones antes de la nuestra fuera más enérgica y sobria. Hay que tener en cuenta que en Bulgaria el movimiento turístico nació después de la Liberación.

¿Nuestra debilidad física o las enfermedades son las que nos hacen evitar la montaña?

La montaña frena las enfermedades –dice Dimitar–, que se provocan por factores físicos y síquicos pero las intervenciones quirúrgicas y los medicamentos no curan las razones, sino las consecuencias. Lo mejor es hacer cosas que  exalten nuestro espíritu.

Versión en español por Ludmila Sávova
Fotos: Archivo personal

Más en la categoría

XXVII aniversario del Parque Nacional de Rila

Los Dirección del Parque Nacional de Rila cumple 27 años desde que fue declarado zona protegida. Está situado en la parte más altas y central de la montaña de Rila, con una superficie total de más de 81 046 hectáreas. Fue establecido el 24 de febrero de..

Publicado el 21/02/19 17:47

Vlogueros ayudan a niños y adolescentes

Los niños y adolescentes tienen intereses muy variados, y es normal, en el mundo digital de hoy, que busquen respuestas en Internet. ¿Es posible presentar la información de forma atractiva a través de un video de forma educativa y social? Lo es, y esto..

Publicado el 21/02/19 15:15

La Embajadora Muriel Berset Kohen: Bulgaria es un país donde se encuentran diferentes culturas

Me fascina la fusión de culturas en este país en el que se entrelazan diferentes mundos. En el centro de Sofía vemos templos ortodoxos, una iglesia católica, una mezquita y una sinagoga junto a instituciones políticas. A través de esos edificios..

Publicado el 21/02/19 12:47