Grandes obras de reconstrucción en Sofía; la ciudad crece pero, ¿se vuelve más bella?

Foto: BTA

Actualmente, una zona importante de Sofía, favorita de los habitantes y los visitantes de la capital búlgara, ubicada en el centro ideal de la ciudad semeja un gran solar de construcción. Se están reparando y renovando calles emblemáticas, avenidas, pequeños jardines, vías de tranvías. A todo ello hay que añadir varios proyectos privados de rascacielos. En la práctica, una parte importante del centro es inaccesible, llena de polvo y escombros, y también intransitable para peatones, automóviles y transporte público. Los grandes paneles metálicos que rodean las obras de construcción impiden curiosear qué es exactamente lo que sucede, si los trabajadores y los equipos técnicos trabajan o permanecen inactivos. Todavía hay tiempo, tranquilizan desde el Ayuntamiento el plazo para finalizar las obras de reconstrucción no es hasta la primavera del próximo año. Sí, pero los residentes de la zona, las personas que trabajan en esta parte de la ciudad o simplemente los transeúntes y los turistas experimentan grandes inconvenientes, y, lo que es más importante, los testimonios de varios reporteros de los medios informativos que han podido ver lo que ocurre detrás de los paneles metálicos no son para nada motivo de alegría.

El lema de Sofía es “Crece pero no envejece”. Los bromistas se preguntan si crecer y no envejecer significa necesariamente embellecerse o sólo se gasta un dinero, incluido el europeo, para la gloria personal de alguna persona notable de la administración de la ciudad, mencionando aquí el nombre de la, en principio y hasta el momento, carismática alcaldesa de Sofía, Yordanka Fandákova. El ama de la ciudad atrajo la ira de los sofiotas hasta el punto de generar protestas bajo las ventanas de su propia oficina en el Ayuntamiento, en el centro de la capital. Ella, a su vez, no deja de explicar que las obras aún no han terminado para decir si se hicieron bien, que por reparaciones de mala calidad el Ayuntamiento no pagará a las empresas de construcción e incluso las multará. “De nuevo habrá reparaciones a las reparaciones”, pronostican, descontentos, con tal motivo los ciudadanos, mencionando cada vez más a menudo la palabra corrupción.

De lo poco que algunos han logrado ver detrás de las vallas de chapa, en los medios informativos aparecieron imágenes y reportajes que demuestran la falta de buen gusto y estética, y que no se tiene en cuenta la estilística de la ciudad, que hay reparaciones mal hechas, que se ha usado material de construcción de baja calidad… Al enojo de los ciudadanos de a pie se sumó la voz de los dueños de comercios. En las calles en reconstrucción hay muchas tiendas que pierden clientes debido a la difícil accesibilidad, y algunas de ellas han tenido que cerrar hasta el final de las obras.

En principio, los habitantes de Sofía no se oponen a la modernización de su ciudad. Una prueba de ello en los últimos años es la finalización exitosa de ampliaciones, reconstrucciones y mejoramiento de varias calles, bulevares, plazas, parques y jardines. Todos estos trabajos también alteraron el estilo de vida habitual de la gente pero los proyectos tenían sentido y aportaron beneficios reales a los vecinos de la ciudad. El ejemplo más elocuente en este sentido es la construcción del Metro de Sofía. Las dos primeras líneas ya han sido completadas y puestas en funcionamiento para satisfacción de todos los sofiotas y los visitantes de la capital. En la actualidad se está construyendo la tercera línea, y el trabajo en sus estaciones también perturba la calma y la comodidad de los ciudadanos pero no provoca protestas porque no hay nadie que esté descontento con el metro, que es uno de los más modernos, más bellos, más limpios y cómodos de Europa.

Bien diferente es la situación con las excavaciones en el corazón de la ciudad. Es cierto que Sofía necesita modernizarse, y para este propósito hay dinero suficiente en el presupuesto de la capital búlgara, que supera los 500 millones de euros, lo cual no es común en estas latitudes geográficas y económicas.

A fin de cuentas, tarde o temprano las obras estarán terminadas, habrá errores y trabajo mal hecho, habrá satisfacción e insatisfacción, habrá castigados y elogiados. Sin embargo, queda el problema con la falta de explicación suficiente por parte del Ayuntamiento respecto de las grandes reconstrucciones en el centro de la ciudad. Es cierto que ha habido debates públicos sobre los diversos proyectos en competición y no pocas personas tuvieron la oportunidad de dar su opinión y hacer sus recomendaciones. Sin embargo, ni la Alcaldesa ni el Consejo Municipal se dirigieron directamente a los ciudadanos para decirles con franqueza cuál sería la escala del proyecto, qué les esperaba y cuán positivas serían para la imagen de Sofía las obras. Anteriormente la alcaldesa Yordanka Fandákova era conocida como una persona comunicativa y franca pero en este caso en concreto no supo ganar los corazones y las almas de sus conciudadanos endulzándoles al menos un poco la amarga píldora.

Versión en español por Daniela Radíchkova

Más en la categoría

Las calles comerciales de Sofía y en el mundo mantienen un estándar elevado para clientes exigentes

La avenida “Vitosha” de Sofía sigue remontándose en la clasificación de las calles comerciales más caras en el mundo y se sitúa ya en el puesto 47 del total de 65 calles comerciales más caras del mundo. Se trata de la posición más encumbrada de una calle..

Publicado el 17/02/19 09:15

María Yurukova transforma camisetas viejas en lindos objetos para interiores

Hace un año María Yurukova descubrió su causa ecologista, este pequeño desvelo por la naturaleza que contribuya a que el mundo se transforme en un lugar estupendo para vivir. La campaña “Tejer con hilos de camiseta” vio la luz en respuesta a la..

Publicado el 15/02/19 11:33

La festividad de San Trifon El Podador empieza con el trabajo de los viticultores y termina con brindis

En Bulgaria, el 14 de febrero se relaciona por rancia tradición con el Día de Trifon Zarezán (en español, Trifon El Podador), la fiesta de los viticultores y el vino. Los días alrededor de la festividad, a lo largo y ancho del país se suele tomar vino, y..

Publicado el 14/02/19 14:49