Kamen Chanev: “Soy un hombre común y corriente al que le gusta su trabajo”

Foto: Archivo personal

El 20 de noviembre es el día en que se produce la segunda función de la ópera Pagliacci (Payasos), una producción conjunta de la Ópera de Stara Zagora y el circo “Balkanski”. En el papel de Canio actúa Kamen Chanev, uno de los más destacados tenores de Bulgaria.

Tras 25 años en los escenarios operísticos y con un repertorio de más de 30 papeles protagónicos y espectáculos exitosos en los más renombrados teatros líricos del mundo, Kamen Chanev sigue afirmando ser un hombre llano al que le agrada su trabajo y que procura hacerlo de la mejor manera posible. Su debut oficial se produjo en la Ópera de Sofía, en el papel de Rigoletto de la homónima ópera de Verdi. Tras cinco temporadas de actuaciones llegó a ser solista de la Ópera de Praga y dos años después se asentó en Viena resolviendo actuar como autónomo.

Kamen Chanev nació en la ciudad de Sliven en la que terminó estudios en el Liceo de lengua francesa. Continuó sus estudios en la Academia Nacional de Música “Pancho Vladiguerov”, primero en el curso dirigido por la catedrática Sima Ivanova, y, luego, orientado por la profesora Constanza Vachkova.


Ha tenido un importante papel en mi formación también el Teatro Ensayo
de la ciudad de Sliven,
dice el afamado cantante. El mérito por la apertura de este teatro fue de Gueorgui Yordanov quien para mí ha sido el mejor ministro de Cultura que Bulgaria haya tenido jamás. Cantar en el escenario mientras estaba estudiando fue para mí una oportunidad de oro. Desgraciadamente, los estudiantes actuales no disfrutan de esta oportunidad. Al graduarme por la Academia yo ya había interpretados 4 a 5 papeles importantes .Luego me especialicé orientado por Alexandrina Milcheva en la Academia “Boris Christoff”, de Roma. Creo que ha sido el podio operístico lo que me ha formado como artista. No hay teatro operístico búlgaro en el que yo no haya cantado al comienzo de mi carrera: en Burgas, Varna, etc. Ya de estudiante me inicié en la Ópera de la ciudad de Ruse donde trabajé orientado por Gueorgui Dimitrov, destacado director de orquesta búlgaro. Eran años en los que fui acumulando experiencia, repertorio, ánimos.

Arena di Verona, la Staatsoper de Viena, el Teatro La Fenice, de Venecia, la Deutsche Oper de Berlín, el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, sólo son una parte de los renombrados teatros líricos a los que Kamen Chanev suele asociar su nombre. ¿Dónde en el mundo se encuentran su escenario predilecto y su público favorito?

El cantante dice: Siempre he dicho que la Deutsche Oper de Berlín es “mi teatro”. Puede que suene un tanto extraño pero era allá donde me movía con la mayor libertad. Lo mismo que en el Teatro de la Ópera de Roma. Hace algunas temporadas yo ya había desempeñado bastantes papeles allá. Desde luego, también la Ópera de Sofía, pero esto quizás no deba decirlo, ya que fue allá donde comenzó mi trayectoria profesional. En mis actuaciones en el mundo me he encontrado con otros cantantes líricos búlgaros: Kiril Manolov, gran amigo mío, Mariana Pencheva, entre otros muchos. Giacomo Puccini es uno de mis compositores predilectos. Uno de mis papeles favoritos es el de Grieux de la ópera Manon Lescaut, posiblemente por haberme estrenado en él en la Staatsopera de Viena. Creo que ha sido uno de mis papeles “afortunados”. No he roto jamás el vínculo con la Ópera de Sofía ni con los teatros líricos búlgaros. Independientemente de mis compromisos a nivel mundial, cada vez que dispongo de tiempo libre vuelvo a Bulgaria y canto en este país. Opino que el mejor público se encuentra aquí. Es que el público búlgaro percibe los momentos en que “lo das todo de ti mismo”, cuando actúas con inspiración. En Alemania, por ejemplo, puedes tener una actuación formidable pero el público sólo reacciona al final de la función. Esto le perjudica, en cierta medida, al intérprete, la falta de una reacción te mueve a veces a comenzar a dudar de ti .Le cuesta a uno cantar ante un público de este tipo. Mientras, en Bulgaria, si agradas al público y cantas bien, resulta un gran placer actuar en el escenario. Creo que el error mayúsculo para uno es que se crea que haya llegado a la cima. Simplemente hay que divertirse e interpretar la música de los compositores, ya que son éstos “las cimas”. Nosotros sólo somos los intérpretes. La clave del éxito reside en ser veraz, en recrear las imágenes y la música genial por medio de tu voz. Nosotros somos los intermediarios entre los seres humanos y Dios, creo yo, Dios muestra esta hermosura a través de nuestras voces.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Plamen Bonev: Las mejores cosas de la vida son muy simples

“Quiero pirarme al mar” es el título de la canción grabada hace pocos días por el cantante pop Plamen Bonev y la Orquesta Shaka Zulu. Veraniego, alegre, optimista y hecho con profesionalismo, el tema ya está cobrando popularidad en Bulgaria. Esto es lo..

Publicado el 20/07/19 07:50

"Consequences", segundo álbum de autor de Milen Kukosharov y Veselin Veselinov - Eco

Han transcurrido dos años desde el lanzamiento del primer álbum en solitario de dos músicos de jazz búlgaros: Milen Kukosharov (piano) y Veselin Veselinov - Eco (bajo). Titulado “ImproviSatie”, estaba dedicado a Eric Satie. Los músicos presentaron..

Publicado el 11/07/19 11:45

Música sin fin, el primer álbum en solitario de Mario Stanchev

Siempre me gustó trabajar en diferentes direcciones, pero ahora, por primera vez, hago un álbum en solitario con música “grabada”, dice Mario Stanchev, al presentar su nuevo disco M ú sica sin fin . El pianista de jazz, compositor y fundador del..

Publicado el 09/07/19 13:12