Una leyenda naval continúa viviendo

Foto: BGNES

“Slava”, el último submarino de combate búlgaro, cuenta ahora con la posibilidad de convertirse en museo de la flota submarina de Bulgaria. El sumergible lleva ya siete años en la rada del puerto de Varna aguardando a que se decida la suerte que correrá. A medida que van pasando los años se vuelve cada vez más palpable la posibilidad de que el submarino se sumerja en el mar de chatarra. Aparece ahora como un cinturón salvavidas la propuesta de la fundación “Vidrio de Beloslav” que asume la responsabilidad de transformar el submarino en instalación turística. No se ha precisado aún el sitio en que se emplazará esta valiosa instalación pero el inversionista contará con el derecho de usarla durante diez años. Sin embargo, es importante la probabilidad de que el nuevo hogar para el submarino “Slava” sea el lago de Beloslav, que se encuentra en proximidad a Varna, capital marítima de Bulgaria, y reviste gran importancia para el transporte.

СнимкаExisten intenciones de trasladar el submarino a un dique seco y luego preparar un lugar apropiado para instalarlo allí de manera que resulte visible para las embarcaciones que pasan por el lago de Beloslav, dice la doctora Mariana Krásteva, directora del Museo Naval de Varna. Al mismo tiempo, el submarino será accesible para que los visitantes suban a bordo y lo examinen. La idea es transformarlo en una instalación turística de interés histórico-cultural. Por cierto esta transformación exigirá esfuerzos. Resulta muy importante saber cuántos recursos se invertirán y qué clase de especialistas técnicos participarán en el proyecto. Se puede decir, a ciencia cierta, que el proceso de preparación será prolongado, ya que en el lugar en que se emplazará el submarino se deberán efectuar obras de construcción e ingeniería y, además, el propio sumergible deberá ser sometido a obras de reparación y acondicionamiento. Hay que eliminar los procesos de corrosión y restaurar los elementos faltantes para que el submarino recobre el aspecto que había tenido en sus años iniciales.

El “Slava” fue fabricado en 1960 en la ex Unión Soviética. Tiene 76 metros de eslora, 7 de manga y su calado es de 6 metros. La profundidad de inmersión máxima es de 300 metros. Desarrolla una velocidad máxima en superficie de 15,3 nudos. Este submarino y el otro “Nadezhda”, desechado hace años, no fueron interceptados jamás por navíos de la OTAN durante ejercicios navales. La directora del Museo Naval de Varna evoca a continuación los días gloriosos del submarino “Slava”, nombre que en español significa justamente gloria.

Снимка

Cuando llegó a Bulgaria el submarino ya había cumplido un cuarto de siglo de vida. En aquella época Bulgaria no tenía experiencia en la navegación submarina y ahora, con la transformación del submarino en un museo, los visitantes contarán con la posibilidad de conocer datos sobre la navegación submarina búlgara. Hacia finales de los años 80 del siglo pasado Bulgaria disponía de cuatro sumergibles que le daban un poderío naval bastante bueno. No hay que olvidar que era la época en la que a la flota de guerra se dedicaba una especial atención y que en el marco del hoy extinto Pacto de Varsovia y con la participación de la también desaparecida ahora Unión Soviética se organizaban una serie de maniobras. Después del año 1989, cuando la situación política fue cambiando tanto a nivel mundial como en Bulgaria, los submarinos búlgaros comenzaron a participar en ejercicios navales conjuntos con las fuerzas navales de Turquía. Con el advenimiento del nuevo milenio se fue reduciendo la intensidad de las singladuras, al tiempo que fue bajando el número de los submarinos. La última singladura del submarino “Slava” se produjo en diciembre de 2010. La fecha que marca el fin de la navegación submarina búlgara es el 1 de noviembre de 2011 cuando ésta quedaba oficialmente eliminada de la estructura de la marina búlgara.

Снимка

Ahora el sumergible espera el comienzo de su vida nueva. Los promotores de esta seria idea cuentan con bastantes partidarios en las Fuerzas Navales de Bulgaria, en la Unión de Submarinistas y en el propio Museo Naval de Varna en el cual está siendo guardado el pabellón del submarino.

Versión en español por Mijail Mijailov
Fotos: BGNES y museummaritime-bg.com

Más en la categoría

Los arqueólogos presentan de nuevo tesoros de todas las regiones búlgaras

En el Instituto Arqueológico Nacional con museo de la Academia de Ciencias de Bulgaria se ha inaugurado la 12ª exposición arqueológica nacional "Arqueología Búlgara 2018", organizada en colaboración con otros 19 museos búlgaros. La exposición..

Publicado el 20/02/19 14:49

A 146 años de la muerte del Apóstol seguimos buscando la verdad sobre la libertad

En la conciencia popular búlgara el nombre de Vasil Levski es un nombre sagrado. Los postulados del Apóstol de la Libertad sobre una república pura y sagrada, sobre la libertad y la igualdad siguen vigentes incluso hoy a 146 años de su muerte. Los..

Publicado el 19/02/19 12:58

El antiguo templo de Santa Petka Antigua, guardián secular del cristianismo

En el centro de la capital búlgara, Sofía, están concentrados un gran número de sitios culturales y arquitectónicos, sendos testimonios de la historia milenaria de la urbe. Uno de los monumentos espirituales es la vieja iglesia de Santa Petka Antigua,..

Publicado el 18/02/19 14:52