Presupuesto Público de pronósticos optimistas

Al cabo de dos días de debates el Parlamento de Bulgaria aprobaba el Presupuesto Público del país para 2019.No hay cambios en la variante oficial, inicialmente propuesta por el Ministerio de Hacienda y aprobada. Ni siquiera se han tomado en consideración algunas propuestas y objeciones, de sonoridad argumentada, de la oposición.

Se considera en Bulgaria que la aprobación del Presupuesto Público es la culminación de la labor efectuada por el Parlamento durante el año. Existen ciertos fundamentos para esta aseveración porque el estado sigue siendo el mayor empleador en el país, el inversionista más importante y más rico, y factor insoslayable a la hora de acometer la solución de los problemas en la educación, la política social, la sanidad, la seguridad y la defensa, todas ellas esferas que conciernen directamente al ciudadano búlgaro.

Lo primero que se puede decir sobre el nuevo Presupuesto del estado es que el mismo es el más cuantioso en la historia moderna del país, con gastos del orden de 22 730 millones de euros, cuantía superior en 3 000 a la del Presupuesto 2018. Sólo basta mencionar, a título de comparación, que el Presupuesto Público de Alemania, potencia económica más importante en la UE, es de 356 000 millones de euros, o sea, casi 16 veces superior al monto de las Finanzas Públicas de Bulgaria. El hecho de que se haya previsto   que el estado gaste tanto dinero significa que quienes dependan del Presupuesto Público recibirán más dinero. Esto realmente es así aunque, como es sabido, el dinero nunca es suficiente.

El Salario Mínimo Interprofesional, SMI, subirá de los actuales 256 euros a 283 euros. El dinero previsto en 2019 para pensiones y atenciones sociales se incrementa con 440 millones de euros, y el Estado pagará más de 7000 millones de euros. En doscientos setenta y cinco millones de euros aumentará la asignación al sector de la Sanidad, y los recursos asignados a la defensa y la Seguridad se incrementarán con 240 millones. El dinero previsto para la Educación aumentará con 180 millones de euros. Resultan muy significativas las palabras del ministro de Finanzas, Vladislav Goranov, al presentar las Cuentas del Estado. Ante los diputados el ministro ha dicho que El Presupuesto es un pronóstico que, a mi juicio, es bueno para el próximo año. No se puede afirmar a ciencia cierta si esto vaya a ser exactamente así, puesto que los primeros indicios de una ralentización cíclica del crecimiento económico ya se van notando no sólo en Bulgaria sino también en Europa, y hasta la inamovible Suiza ha registrado un descenso de su PIB. No hay manera de que esta desaceleración no repercute en la pequeña economía búlgara encogiéndose sus exportaciones, que son una de las fuentes principales para el crecimiento.

La partida más cuantiosa de los gastos del Estado corresponde al dinero para la política social: en apoyo a los desempleados, las personas discapacitadas, la gente socialmente desaventajada, los jubilados. A partir del 1 de enero de 2019 subirán todos los sueldos en la Administración Pública, y a partir del 1 de julio se actualizarán con un 5,7 % las pensiones. Se prevén asimismo ingresos de mayor cuantía para los maestros y profesores de escuela, los policías, lis militares, los médicos. Además de disfrutar de remuneraciones más elevadas, los efectivos del ejército y de las fuerzas de seguridad, contarán con subsidios estatales más sustanciales que los actuales para el rearme.

A finales de 2019 el monto máximo de la deuda pública deberá ser del orden de 12 000 millones de euros, frente al techo de 13 000 millones para el año 2019.Todas las cifras anteriores son sendos indicios de que los gobernantes actuales se mantienen seguros de sí mismos a pesar de que en 2019 se celebrarán dos tipos de comicios: las elecciones al Parlamento Europeo y las municipales. No es casual el que la generosidad presupuestaria manifestada en lo tocante a algunos sectores esté siendo concebida por algunos observadores como “promesas preelectorales”. Cuesta decir si esto realmente es así. Sin embargo, es un hecho el que la política económica y social del Ejecutivo, recogida en el Presupuesto Público 2019, aparece mucho más cerca de las necesidades y capacidades efectivas del país y es un paso adelante en el camino hacia un mejor bienestar de los búlgaros que vienen patentizando con cada vez mayor claridad su negativa a seguir siendo los ciudadanos más pobres de Europa.

Versión en español por Mijail Mijailov

Más en la categoría

Bulgaria, en rivalidad con Grecia por un nuevo gasoducto ruso: ¿economía o geopolítica?

Antes aún de haberse recibido una propuesta oficial por parte del gigante estatal ruso Gazprom, Bulgaria declaraba estar de acuerdo en transitar gas ruso. Varios días después también Grecia manifestaba en Moscú su deseo de tránsito de gas ruso por su..

Publicado el 11/12/18 12:28

El cierre de las escuelas de formación profesional genera problemas para la economía búlgara

¿Existe, de veras, un déficit de mano de obra en el mercado laboral de Bulgaria?¿Podrá resultar la importación de trabajadores de terceros países la solución largamente esperada para eliminarlo? Han sido éstas una parte de las interrogantes planteadas..

Publicado el 06/12/18 12:04

Bulgaria defiende con firmeza su sector hullero y sus centrales termoeléctricas

Mineros y trabajadores del sector energético descontentos organizaron estos días protestas en la capital de Bulgaria, contra la amenaza de quedar suspendidas, por razones ecológicas, en los próximos dos años, a más tardar, la extracción de hulla y la..

Publicado el 04/12/18 13:24