La XIV edición del festival “Jornadas de los desafíos” se centra en la protección de los recursos hídricos

Causas comunes a favor de la protección de la naturaleza, pasión por las fuertes vivencias y narraciones inspiradoras de personas de genio aventurero han motivado una vez más la participación , durante tres días del 3 al 5 de diciembre, de amantes de los deportes extremos y de la naturaleza en la XIV edición del festival “Jornadas de los desafíos”. A pesar de la densa niebla que envolvía a la capital búlgara, el área delante del aula Magna de la Universidad de Arquitectura, Construcción y Geodesia se colmó de jóvenes risueños, cargados todos de ideas frescas y no tradicionales sobre la protección de la naturaleza. Este año el foro orienta la atención de los visitantes al problema relacionado con la conservación de las cuencas acuáticas a escala mundial enfatizando en los esfuerzos que los jóvenes de Bulgaria están desplegando en la lucha contra la contaminación del mar Negro. Una de estas personas es Iliana Stoilova, antigua windsurfista, quien, acompañada de Yoan Kolev, recorrió a finales de septiembre en tres días, en windsurfing la distancia de 300 kilómetros desde el punto más septentrional del litoral búlgaro del mar Negro -Durankulak-, hasta el punto extremo meridional del mismo -Rezovo-. Fue el reto, primero en su género, llamado WIND2WIN que tenía por cometido acaparar la atención de los búlgaros hacia el problema provocado por la contaminación con desechos de plástico del mar Negro.

Iliana Stoilova y Yoan Kolev superando las pilas de desechos a lo largo de la costa
La idea para esta travesía venía de lejos, dice Iliana Stoilova. Queríamos presentar un problema vinculado con el mar Negro, y la contaminación con desechos de plástico es una de las más visibles. Por resto decidimos practicando el mencionado deporte mostrar que el mar para nosotros es valioso como una fuente de recursos. El plástico no es una amenaza sólo para los moradores marinos sino también, a largo plazo, para los seres humanos. Para mí este problema se relaciona con nuestra mentalidad y con el concepto de “envases desechables, de uso no reiterado”, que debe desaparecer de nuestro vocabulario. Consumimos y arrojamos los envases sin pensar en las consecuencias. El problema también se relaciona con el fuero interno del individuo que ha de tomar conciencia de la valía que el medio ambiente tiene para nosotros. Esta propensión al consumismo se extiende también a las relaciones entre los seres humanos, en las que no se establece un vínculo verdadero, sino una comunicación no reiterada, falta estabilidad en tales contactos.

Roxane Picaut e Iliana Stoilova
Los datos de un estudio efectuado por la Academia de Ciencias de Bulgaria y el Laboratorio de Ecología Marina en la ciudad costera de Sozopol en agosto de 2017 resultan alarmantes. Señalan que el mar Negro sufre una fuerte contaminación por desechos plásticos en la zona entre la ciudad portuaria de Burgas y el cabo de Kaliakra. Se trata, básicamente, de polímeros industriales o botellas de plástico, bolsas de nylon, pedazos de redes de pescar, sacos, envoltorios. Resulta aún más estremecedora la estadística a nivel mundial. María Fernanda Espinosa, canciller ecuatoriana, presidenta de la Asamblea General de la ONU, lanzó estos días la advertencia de que cada año un 80 % de los plásticos acaban en los océanos. Se trata del uso de 8 a 12 millones de toneladas. Hasta el año 2050 en los mares habrá más desechos plásticos que peces. Partículas microscópicas de plástico ya se han incorporado a la sal y el agua y se considera que cada ser humano en la Tierra las contiene en su organismo, señalaba María Fernanda Espinosa ante la comunidad internacional.

El uso de los recursos naturales y su transformación en objetos contaminantes es uno de los problemas más graves de la vida moderna, señala Iliana Stoilova. En la naturaleza todo se construye y descompone, y es que nosotros hemos creado un “super producto”, el plástico, que no se desintegra.

Con todo, no hay que olvidar que la utilización de productos de plástico depende de su fabricación y su oferta, y así, la UE ha decretado medidas para limitar el empleo de algunos objetos de uso no reiterado como bolsitas, pajas de plástico, bastoncillos de orejas, etc.

Los esfuerzos son bilaterales, señala Roxane Picaut de la filial en Sofía de la Surfrider Foundation Europe*. Estos esfuerzos los hacen tanto los usuarios como también los fabricantes de productos de plástico. Creo que cada uno debe asumir la responsabilidad por sus actos. Nuestro objetivo apunta a enseñar a la gente cómo buscar, paso a paso, alternativas, consumir de manera distinta. Son en fin, unos pasos pequeños para el hombre pero grandes para la humanidad.

*Surfrider Foundation Europe forma parte de una fundación europea internacional que centra sus esfuerzos en la protección de los océanos y los mares. Por medio de sus programas educativos, la organización de distintas actividades deportivas y las campañas de limpieza de playas, entre otras manifestaciones, esta organización procura alterar la mentalidad de los seres humanos con vistas a que aprovechen de manera sostenible los recursos hídricos.

Versión en español por Mijail Mijailov
Fotos: Darina Grigorova y archivo

Más en la categoría

Calidoscopio balcánico

Turquía, resuelta a imponer la paz en Siria, al este del Éufrates El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha anunciado que Turquía está resuelta a llevar la paz a la zona al este del río Éufrates, controlada por las Unidades de..

Publicado el 17/12/18 13:06

Los muñecos de Stanka Kozáreva, amigos de los niños de todo el mundo

Stanka Kozáreva es una maestra artesana autodidacta que ocho años ya se dedica a elaborar muñecos de trapo. De sus rostros graciosos miran unos ojos ampliamente abiertos y curiosos, justo como los ojos de los niños que son sus destinatarios...

Publicado el 17/12/18 12:44

Hace más de un siglo un maestro de escuela de Vidin dio la vuelta al mundo a pie

Hace más de un siglo un maestro de escuela de la ciudad búlgara de Vidin abandonaba las aulas e iniciaba su exploración del mundo .Los recursos exiguos de que disponía no le permitían viajar a bordo de un barco. No obstante ello, la falta de dinero no..

Publicado el 17/12/18 09:05