Stilián Kirov: "La búsqueda nunca cesa; esa es la belleza de nuestra profesión"

Foto: Archivo personal
Aunque apenas pasa de los 30, Stilián Kirov cuenta con un currículum profesional impresionante. Desde otoño de 2017 es director musical de la Filarmónica de Illinois de Chicago Southland, posición que ostenta también en otras dos orquestas estadounidenses. Ese mismo año ganó el primer premio en el  Concurso de Conciertos “Debut Berlin” y debutó en el Berlin Philharmonic Hall.

El próximo 17 de enero, en la sala de conciertos “Bulgaria”, Stilián dirigirá por primera vez la Filarmónica de Sofía. El programa incluye la obertura “Leonora 3” de Ludwig van Beethoven, el Concierto para Piano y Orquesta Nº 2 de Franz Liszt  y la Sinfonía Nº 4 de Johannes Brahms. La solista en el concierto de piano será Petra Hollaender - Pogády, "una de las pianistas más prometedoras de su generación, de un virtuosismo envidiable y una presencia excepcional sobre el escenario", según la crítica, citada por los organizadores.

El primer ensayo con la Filarmónica de Sofía, que tuvo lugar el 14 de enero, fue una experiencia realmente buena: un conjunto maravilloso, un magnífico ambiente de trabajo y una forma de hacer música muy espiritual, lo cual es muy importante. Es para mí una auténtica alegría estar aquí en mi país. Antaño iba cada jueves a los conciertos de la Filarmónica. Albergo recuerdos increíbles de esta sala, muchos descubrimientos e inspiración, dice el joven director.

Como muchos niños en Bulgaria, Stilián comenzó a tocar a una edad temprana: con apenas 5 años empezó a tocar el piano. Tuve varios profesores. Todos contribuyeron a mi formación, pero a la que más le debo es a la profesora Milena Kurteva, con quien estudié hasta los 13-14 años, dice Stilián. Después fue admitido en la Escuela Nacional de Música, donde estudió piano y oboe, además de dirección con Deyán Pavlov.

Una de las primeras sinfonías que dirigí fue la Nº 100 de Haydn (conocida como "la militar"), recuerda. Tuve mucha suerte porque los profesores apoyaron mis intentos de dirigir la "Orquesta Juvenil" y la orquesta de cámara en la escuela. Eso me aportó las primeras impresiones y la primera experiencia en esta profesión. Después de graduarme en la escuela, estudié durante dos años en la Academia Nacional de Música. Al mismo tiempo gané un concurso de piano en París y paralelamente viajaba a la capital francesa para estudiar piano. Más tarde, me trasladé a París y allí me gradué también en Dirección por la “Ecole Normale de Musique” con Dominique Rouits. Luego fui asistente de Dirección en la Ópera de Massy. En un momento dado, mi profesora me recomendó que presentara solicitudes en las escuelas de mayor reputación de Estados Unidos. Tuve la suerte de ser admitido en "Juilliard", donde me gradué en Dirección de Orquesta en la clase del maestro James DePreist. Cuando me gradué, me quedé en Nueva York cerca de un año enseñando y tocando el piano y el órgano. No fue fácil estar en el "centro del mundo" y buscar trabajo. Obtuve un puesto de director asistente en Memphis, Tennessee, y después de dos años fui a la Orquesta Sinfónica de Seattle, una de las orquestas más grandes.

Ahí permaneció durante tres años, pero nuevamente llegó un momento de "comodidad", lo cual es una señal de que algo debe cambiar. Dejó su trabajo sin tener ningún otro a la vista, y recientemente ha sido padre. Afortunadamente, ha sido aceptado como director musical de la orquesta “Symphony in C”  de Nueva Jersey, donde sucede al famoso director de orquesta búlgaro Rosen Milanov. También ha conseguido el mismo puesto en la Orquesta Sinfónica de Bakersfield, California.

Es muy agradable hacer música con tan buenos músicos. Aunque viajo constantemente y "vivo en un avión", es muy gratificante. Cada orquesta tiene su propia personalidad y es extremadamente útil trabajar en música tan buena y tan diferente. Siempre parto del punto de vista de que buscamos juntos, y creo que este es el enfoque correcto. Por supuesto, cada director viene con alguna imagen o sonido en su cabeza, y por eso es importante dejar nuestra conciencia abierta a lo que escuchamos. Escuchas y reaccionas: una cualidad extremadamente importante que necesita ser desarrollada. Por ejemplo, yo imagino un solo determinado de cierta manera, pero el intérprete a quien se le confía lo interpreta de una manera diferente pero mucho mejor. En ese caso no lo voy a cambiar solo porque tuviera en mente algo distinto antes del ensayo.

De hecho, cuando la cosa se vuelve "demasiado cómoda" llega el momento de buscar nuevas direcciones. Pero es más importante disfrutar plenamente de la oportunidad de trabajar con excelentes músicos ahí donde estás en cada momento. Yo ahora me encuentro justo en esta etapa: crear música, desarrollarme como artista. Como dice Bernard Haitink, uno de mis mentores más respetados, la búsqueda nunca cesa; esa es la belleza de nuestra profesión. Porque por bien que conozcas tu trabajo, siempre descubres algo nuevo.

Versión en español por Marta Ros

Más en la categoría

El Conjunto Accent, un cuarto de siglo en el mundo de las percusiones

Uno de los emblemas culturales de la ciudad de Pleven (norte de Bulgaria), así describen el conjunto de percusiones Accent. Los instrumentistas jóvenes participan constantemente en producciones y espectáculos musicales profesionales, conciertos y..

Publicado el 18/06/19 16:55

Colorido abanico de estilos y timbres en el 25º aniversario del Coro Vanya Móneva

En 2019 el Coro Folklóriko Femenino Vanya Móneva cumple 25 años desde su creación. Con este motivo, hace apenas unos días, en la Sala de Conciertos Bulgaria de la capital búlgara, Sofía, las integrantes de la formación ofrecieron a sus fieles admiradores..

Publicado el 12/06/19 15:48

Empieza en Pleven el Festival Internacional de Música "Acordeomania 2019"

Pleven ha inaugurado el Festival Internacional de Música " Acordeomania 2019". Este foro musical, que durará hasta el 9 de junio, ha empezado con un número récord de participantes y asistentes. Se trata del primer evento de este tipo en Bulgaria que..

Publicado el 08/06/19 08:35