La Casa Museo Lajos Kossuth, en la ciudad de Shumen, un monumento de las relaciones culturales búlgaro-húngaras

Foto: shumen.bg

СнимкаLajos Kossuthes una de las principales figuras del movimiento revolucionario por la independencia nacional de Hungría. Fue un orador extraordinario que siempre cautivaba por la fogosidad de sus discursos revolucionarios.

No es casualidad el que Lajos Kossuth sea reconocido como uno de los políticos más influyentes del siglo XIX –dice Stanimira Ánguelova, historiadora y curadora de la Casa Museo Lajos Koshut de la ciudad de Shumen, en el noreste de Bulgaria– . Muchas de sus ideas políticas se realizaron más tarde. Por ejemplo, su idea de una asociación de los países de la cuenca del río Danubio, augura en gran medida la creación de varias comunidades europeas, incluida la Unión Europea. El Museo fue fundado hace 70 años y es el único en Bulgaria que lleva el nombre de una personalidad extranjera.



Después de la derrota de la revolución,
Kossuth se vio obligado a emigrar y envió cartas a más de quince jefes de Estado. Sólo el sultán turco le respondió ofreciéndole hospedaje. La invitación incluía también a su séquito: generales, capitanes y soldados de su ejército. Kossuth se estableció primero en la localidad de Vidin, en el noroeste del país.

Foto: Radio ShumenSin embargo, Shumen fue elegida como sede definitiva ya que formaba parte del sistema de fortificacionesdel Imperio Otomano en los Balcanes y era una ciudad guarnición bien protegida –prosigue Stanimira Ánguelova. Kossuth llegó a Shumen acompañado por 1,500 emigrantes. Fue alojado en la casa del que fuera alcalde de la comunidad cristiana búlgara de la ciudad en aquel momento, y en las casas contiguas fue instalado su séquito. La Casa Museo Lajos Kossuth tiene una historia muy interesante. Es un centro cultural de dos países, un monumento de la amistad búlgaro–húngara. Shumen es la segunda ciudad después de la capital, Sofía, donde en 1926 fue fundada una Asociación Búlgaro–Húngara. Grupos de entusiastas se dedicaron a buscar datos interesantes sobre Lajos Kossuth y los húngaros y los polacos que llegaron con él. En 1933, con grandes celebraciones, en la casa donde vivió fue colocada una placa conmemorativa. Para el evento llegó una delegación de Hungría. Las calles de la ciudad, desde la estación de trenes hasta la casa, estaban colmadas de gente que acudía a celebrar el acontecimiento. Empezó una actividad intensa con el objetivo de convertir la casa en un museo, pero antes había que comprarla a los propietarios, que se resistían a venderla. Incluso entonces miles de turistas llegaban a Shumen a ver la morada. No fue hasta 1949 que se inauguró un Museo de la Amistad Búlgaro–Húngara, y desde entonces se le relaciona con Lajos Kossuth y los emigrantes húngaros, pero también con las relaciones culturales entre Bulgaria y Hungría. Para los cuidadnos húngaros, Shumen es la capital cultural de su país en Bulgaria. Es muy emocionante la actitud de los visitantes hacia la egregia personalidad del héroe nacional de Hungría. Desde hace décadas, aquí acuden grupos de húngaros en una especie de peculiar peregrinaje. También tenemos visitas de Bulgaria y otros países.

Versión en español por Daniela Radíchkova

Más en la categoría

Campesinas de compras en Sofía de Antón Mitov

El Palacio de Bellas Artes de Sofía invita a un viaje en el tiempo

Del 1 de marzo al 12 de enero de 2020, en el centro de la capital búlgara, Sofía , se puede ver una exposición singular titulada El Palacio por las Artes . La exposición es un viaje en los tiempos en los que el edificio central de la Galería..

Publicado el 16/03/19 08:30
El megalito de Buzovgrad

El arco megalítico del mar Negro, más incógnitas que respuestas

Los megalitos, estas misteriosas estructuras pétreas, creadas hace milenios, se pueden ver en diferentes partes del mundo. Los investigadores los dividen en dólmenes y menhires. Los dólmenes son unas construcciones de bloques de piedra enormes..

Publicado el 05/03/19 17:05
La defensa de Orlovo Gnezdo en Shipka de Alexey Popov

El Día de la Liberación - entre los diamantes y las cenizas de la historia

Solidaridad internacional y diplomacia secreta El afán de los búlgaros por la libertad alcanzó su apogeo con el Levantamiento de abril de 1876, que es cruelmente reprimido. Surgió una ola de solidaridad con el pueblo búlgaro en toda Europa. En la..

Publicado el 03/03/19 07:00