A bordo de la historia de la Marina búlgara en el Día de la Valentía

El 6 de mayo, Día de la Valentía y Fiesta profesional del Ejército de Bulgaria, el Museo Nacional de Historia  Militar suele, por tradición abrir sus puertas al acceso libre de visitantes. En día de la fiesta quienes visiten este museo contarán con la posibilidad de acceder a la cabina del piloto de un helicóptero de transporte MI-8, y observar los compartimientos de mando de un complejo coheteril 2k 52 Frog “Luna-M” y el altímetro móvil ruso “Vershina”.

Los aficionados a la historia patria podrán ver, con entrada gratuita, la exposición más reciente del museo ”A bordo de la historia de la Marina búlgara”, dedicada al 140 aniversario de la creación de las Fuerzas Navales de Bulgaria. Se exhiben en esta muestra objetos valiosos escasamente conocidos, documentos y cuadros de los fondos del Museo Nacional de Historia Militar y del Museo Naval de Varna, que es una filial de aquél.

Figuran en esta exposición objetos del yate del Príncipe de Bulgaria “Alexander I”, construido en especial para la Flotilla Danubiana y la zona marítima búlgara del mar Negro, galardones de Gustav Carlson, primer buzo profesional de la Flotilla Danubiana, como también objetos del torpedero Druzki, que conquistó el primer triunfo naval para Bulgaria.


”La historia de la exposición arranca en la ciudad de Ruse, con las primeras embarcaciones militares, dejadas a Bulgaria, tras la liberación del país del dominio otomano, por el Imperio Ruso”, dice la doctora Sonya Penkova, directora del Museo Nacional de historia Militar. ”La expansión de la Flotilla Danubiana a la que a finales del siglo XIX se incorpora la zona marítima, en Varna, fue un paso de peso hacia la transformación de Bulgaria en una potencia marítima”, señala la doctora Penkova y agrega: ”La Marina de Bulgaria consiguió proteger las costas de Bulgaria, apoyada por la artillería costera, en las guerras por la liberación y la unión nacionales. Gracias a sus acciones los importantes puertos de Bulgaria no fueron destruidos. El número de las bajas causadas por las escuadras turcas y rusas fue reducido al mínimo”.

Son sendos testimonios de las hostilidades a la altura de las costas búlgaras en la Primera Guerra Mundial el pecio del buque adversario ruso “Leytenant Pushchin” que en 1916 fue destruido al chocar contra una mina búlgara, como también la bomba aérea en la bahía de Varna y la sirena de navío, descubiertas en el año 2010.

Se remontan a la Segunda Guerra Mundial la bandera del buque dragaminas “Mesta”-que formaba parte de la Flota del mar Egeo- y una cámara fotográfica que iba a bordo de un hidroplano “Arado 196-A”.Los uniformes , desde los años de la Guerra fría hasta la actualidad, y el timón del puente de un submarino “Nadezhda”, evocan la historia de la estructura de los buques y la evolución de la Marina búlgara después del año 1989,

También hoy el papel de las fuerzas navales es de suma importancia”, resalta el contraalmirante Mitko Petev, comandante de las Fuerzas Navales de Bulgaria y agrega: 

Por un lado, las Fuerzas Navales, forma parte del sistema defensivo del Estado y garantiza la soberanía marítima y el uso de los espacios marítimos que constituyen un tercio de la extensión terrestre de Bulgaria. Por otro lado las Fuerzas Navales tienen un impacto económico directo en la prosperidad de nación ya que garantizan el libre movimiento, por mar, de bienes de consumo y personas. Paralelamente a ello hemos estructurado un sistema operativo sobre la seguridad de la navegación marítima comercial y la protección de la vida humana en alta mar. Las Fuerzas Navales de Bulgaria son la institución que avala el cumplimiento de los compromisos internacionales contraídos por Bulgaria”.

Según el contraalmirante Petev, las Fuerzas Navales búlgaras siempre han estado del lado del pueblo búlgaro tanto en tiempos de guerra como en días de paz. Oficiales de distinto rango que se han desempeñado en la Marina Nacional y discípulos graduados por la Escuela Naval están ocupando posiciones clave en el terreno de la ciencia y la educación, en la gestión del país y en el seno de instituciones internacionales .Por todo ello no ha mermado ni ápice el interés de los jóvenes por recibir formación y desarrollarse en las diferentes unidades de la Marina búlgara. ”Hay más y es que, actualmente, contamos con una aviación naval moderna y con medios para la observación y la vigilancia de los espacios marítimos. Próximamente vamos a disponer de nuevos buques. Todo esto es una garantía para la realización profesional de las personas jóvenes que conciben su porvenir asociado a la Marina nacional”.


Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: Darina Grigorova, BGNES, militarymuseum.bg

Más de la sección

San Juan de Rila, el mayor santo de Bulgaria

El 19 de octubre, el pueblo búlgaro y la Iglesia Ortodoxa Búlgara honran a San Iván Rilski, San Juan de Rila (876-946). Hasta los 25 años fue un pastor corriente; más tarde se hizo monje y estuvo predicando en varios lugares, principalmente durante la..

Publicado el 19/10/19 08:35

Zlata de Muglen, la santa protectora de los búlgaros radicados en el extranjero

Entre la pléyade de santos búlgaros protectores de Bulgaria se sitúa también la Santa y Mártir Zlata de Muglen, protectora de las comunidades búlgaras en el extranjero. Según se recoge en su vida y milagros, vivió en el siglo XVIII en el..

Publicado el 18/10/19 12:56

Se muestra por vez primera ante el público búlgaro libro de salmos del siglo XIV

El Libro de Salmos de Tomic, uno de los manuscritos más valiosos conservados de la Edad Media, se exhibe por vez primera en Sofía. Esta valiosa reliquia del “segundo Siglo de Oro” de Bulgaria abandona por vez primera los archivos del Museo..

Publicado el 12/10/19 08:20