Influencias de la moda europea en la Tárnovo de la post–liberación

Los vecinos de antaño de la urbe censuraban como indecentes las prendas de vestir femeninas al estilo europeo

La liberación de Bulgaria del dominio otomano al término de la Guerra Ruso–Turca de 1877–1878, dio lugar a acontecimientos y fenómenos que predeterminarían el camino civilizatorio del país. En la Bulgaria libre, crecía cada vez más el número de los ciudadanos que acogían con los brazos abiertos las costumbres, la cultura y el estilo de vida europeos. El nuevo “tono” en la joven patria lo establecía la capital medieval búlgara, Tárnovo (hoy Veliko Tárnovo).



El primer desfile de moda y el primer reto a duelo por amor se produjeron aquí, en Veliko Tárnovo
−dice Todorka Nédeva del Museo Regional de Historia de la ciudad− . Bajo la influencia de Europa, también surgieron diversos eventos culturales; se creó la primera música de metales búlgara, la compañía local de aficionados realizó el primer espectáculo teatral al aire libre.

En los años posteriores a la liberación, empezaron a percibirse los primeros soplos de la  influencia de la moda europea occidental. Así, en las calles de Tárnovo, elegantes damas y caballeros ataviados al estilo francés se cruzaban con gente en trajes tradicionales búlgaros.

Sin embargo, una serie de fenómenos de moda como, por ejemplo, los lujosos vestidos largos de escote profundo, crinolina, volantes y mangas anchas y abombadas de ricos bordados, así como las pamelas con plumas de avestruz y las voilette, chocaron con la feroz resistencia de los ciudadanos más conservadores. La prensa local convirtió en objeto de su crítica no sólo el vestuario de las damas, “aceptable únicamente en los teatros de variedades”, sino también, más tarde, el cinematógrafo, el gramófono, los partidos de fútbol, las novelas “inmorales”, tachándolos de “una civilización mal entendida”.

Como representantes de tal “comportamiento licencioso” eran inculpadas “ciertas intelectuales, maestras y empleadas” que, habiéndose emancipado en lo económico, hasta insistían en divorciarse alegando como pretexto el atraso de sus respectivos cónyuges. Eran precisamente estas mujeres más receptivas al estilo de vida moderno las que dictaban la moda urbana.

Aunque en aquella época en Tárnovo proliferaban los talleres de moda, los vecinos adinerados de la localidad también solían encargar ropa informal, de baile y para otros eventos oficiales, como la que veían en los anuncios de las revistas francesas.

Si bien las féminas de Tárnovo resultaron ser coquetas, no lo eran en menor grado los caballeros, que se esmeraban mucho en cuidar de su elegante aspecto europeo −sigue contando Todorka Nédeva− . De hecho, sus trajes eran confeccionados por los maestros de la costura más consagrados. Además, la ciudad solía ser frecuentada por hombres distinguidos y acomodados de todo el norte de Bulgaria para encargar ropa a los sastres locales. También las modistas eran muy avezadas en el oficio. Recibían de Europa Occidental revistas con patrones de costura y la indumentaria cosida por ellas era idéntica a la de aquellas publicaciones. Sin embargo, tal vez el más sobresaliente era el talento genuino de las tejedoras que hilaban a una o a dos agujas blusas, suéteres y chaquetas de moda en aquella época. Recurrían a sus servicios también damas refinadas de otras grandes ciudades del país que querían tener en su armario prenda interesante y original.

Un viaje en la máquina del tiempo a las primeras décadas del siglo pasado nos situaría en medio de algún grabado de cualquier maestro antiguo del pincel, en el cual damas acicaladas con suntuosos vestidos posan con elegancia, y caballeros con redingote y un sombrero de copa se apoyan con garbo en un bastón.

Versión en español por Daniela Radíchkova
Fotos: Archivo

Más de la sección

San Juan de Rila, el mayor santo de Bulgaria

El 19 de octubre, el pueblo búlgaro y la Iglesia Ortodoxa Búlgara honran a San Iván Rilski, San Juan de Rila (876-946). Hasta los 25 años fue un pastor corriente; más tarde se hizo monje y estuvo predicando en varios lugares, principalmente durante la..

Publicado el 19/10/19 08:35

Zlata de Muglen, la santa protectora de los búlgaros radicados en el extranjero

Entre la pléyade de santos búlgaros protectores de Bulgaria se sitúa también la Santa y Mártir Zlata de Muglen, protectora de las comunidades búlgaras en el extranjero. Según se recoge en su vida y milagros, vivió en el siglo XVIII en el..

Publicado el 18/10/19 12:56

Se muestra por vez primera ante el público búlgaro libro de salmos del siglo XIV

El Libro de Salmos de Tomic, uno de los manuscritos más valiosos conservados de la Edad Media, se exhibe por vez primera en Sofía. Esta valiosa reliquia del “segundo Siglo de Oro” de Bulgaria abandona por vez primera los archivos del Museo..

Publicado el 12/10/19 08:20