Premio a la nobleza y el valor para la voluntaria Sezin Sezguin

Tener un gran corazón no pesa

4
Foto: Radio Kardzhali

Por tercer año consecutivo, la iniciativa “Premio nacional de la juventud a la nobleza y el valor” ha premiado las buenas acciones de niños y jóvenes menores de 20 años. Entre los ganadores del premio "Nobleza y Valor", entregado en el Palacio Vrana, a las afueras de Sofía, se encuentra Sezin Sezgin, de 17 años, de la Escuela de Formación Profesional "Ruska Peeva" de la ciudad de Dzhebel.

El 14 de junio recibí en Sofía el Premio a la Nobleza y el valor. Pero considero que acepté el premio en nombre de todo nuestro club "Tener un gran corazón no pesa", dice Sezin.

Sezin es voluntaria de la Cruz Roja Juvenil Búlgara, impulsora de varias campañas benéficas de recaudación de fondos y también autora del cuento “Aventuras en el bosque”, con la que visita guarderías de la región, y con los fondos recaudados ayuda a niños necesitados la ropa, zapatos y libros. También es el autora de la guía de primeros auxilios para niños “Aprendiendo a ayudar: mamá, papá y yo”, y organiza las campañas de recaudación de fondos "Comida caliente", "Ropa caliente" y "Sobreviví por primera vez a esto". Su inspiración es su tutora, Vanya Encheva.



En 2017, la Sra. Encheva y algunos miembros del personal de la escuela fundaron un club de la Cruz Roja Búlgara. Entonces surgió la idea en la organización de involucrar a los jóvenes y hacer un club de la Cruz Roja Juvenil de Bulgaria, del que actualmente son miembros 39 niños.


La motivación surgió tras la primera iniciativa, cuando los chicos pudieron ver con sus propios ojos el rostro de la gratitud, explica Vanya Encheva. En esa ocasión ayudamos a un anciano solitario al que le compramos lo que consideramos que podía necesitar. Y, ¿sabéis qué aspecto tiene la gratitud? Tiene el aspecto de una lágrima en la comisura del ojo de una persona. Después de aquello, el número de chicos que llegaban al club aumentó.

En estos casi 3 años, los jóvenes del club “Tener un gran corazón no pesa” han recaudado más de 20 000 levas (10 000 euros), con las que ofrecen ayuda a menores en situación desaventajada, ancianos que viven solos y personas en situación apurada.

Pedimos a la gente que ayudara a las personas necesitadas y obtuvimos un gran respaldo por parte de los habitantes de la ciudad, dice Sezin, evocando el comienzo de las iniciativas. Cada uno aportaba algo: juguetes, ropa, productos de primera necesidad… Toda la ropa donada se lavaba y se planchaba, se empaquetaba con cariño y se repartía a quienes la necesitaban. Sin embargo, esto no era suficiente, y como se necesitaba dinero, decidimos hacer algo distinto:

Primero decidieron aprovechar usar los conocimientos y habilidades obtenidos en su escuela de formación profesional, donde estudian "Producción y servicio en restaurantes y centros de entretenimiento". Elaboran platos y dulces que vendían en días y lugares concretos, informan previamente a la gente sobre sus campañas. El dinero recaudado se vuelve a invertir en personas necesitadas. Sezin continúa:

Además, montamos también un espectáculo de marionetas: nosotros mismos escribimos los guiones de las funciones y los fondos recaudados los donamos a personas necesitadas. En nuestros shows de marionetas hablábamos de la ayuda al prójimo, el humanitarismo y la tolerancia, que la Cruz Roja de Bulgaria divulga en el mundo entero. Nuestro último espectáculo trata sobre los primeros auxilios a los más pequeños. Hemos decidido también editar un folleto sobre el tema. Quiero dar las gracias a la Dirección regional de la Cruz Roja Búlgara en Kardzhali y a cuantos nos han apoyado en nuestra iniciativa.

Quien más nos motiva es la sra. Encheva, y también la alegría que se dibuja en el rostro de aquellos a quienes conseguimos ayudar, agrega Sezin. La joven ya ha elegido la especialidad a la que se dedicará tras terminar el Bachillerato: Medicina, para así seguir ayudando a los demás.

A sus coetáneos los anima a participar en los grupos de voluntariado de la Cruz Roja Búlgara, porque el futuro de Bulgaria y el del mundo entero dependen de los jóvenes. Hay muchas personas a las que podemos ayudar, concluye Sezin.

Versión en español por Marta Ros
Fotos: Archivo personal

Galería

Más de la sección

El incinerador del centro de Sofía plantea preguntas sin respuesta clara

El Ayuntamiento de Sofía y la Compañía de Calefacción de Distrito de Sofía llevan desde 2008 considerando la incineración de residuos en Sofía. Sin embargo, desde entonces el Ayuntamiento carece de avances positivos en la legislación de gestión de..

Publicado el 14/10/19 13:21
Foto: EPA/BGNES

Calidoscopio balcánico

Albania, Serbia y Macedonia del Norte se preparan para formar un “pequeño Schengen” El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, y los primeros ministros de Macedonia del Norte y Albania, Zoran Zaev y Edi Rama, respectivamente..

Publicado el 14/10/19 12:44

Compañía búlgara figura entre las plataformas primordiales a nivel mundial para formación en tecnologías de la información

Dar con un inversor propenso a ofrecer financiación a la formación no es tarea fácil. Sin embargo, es lo sí que ha logrado hacer la compañía búlgara Coursedot, que en 2016 obtuvo financiación a partir del fondo “Eleven”, apoyado en aquel..

Publicado el 13/10/19 08:10