El Profesor Ilchev: Sofía y Skopje necesitan una mejor comunicación

Por:
Prof. Iván Ilchev
Foto: BGNES

En 2017 Bulgaria y Macedonia del Norte firmaron un Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación. Reforzar sus relaciones es un requisito previo para comenzar las negociaciones para la adhesión de Macedonia del Norte a la UE. El Tratado estableció una Comisión Conjunta de Asuntos Históricos y Educativos para resolver disputas en la historia común de los dos países vecinos. La Comisión ha avanzado en cuanto a la Edad Media, pero su labor se ha bloqueado en la discusión de la historia más moderna. La ministra de Asuntos Exteriores de Bulgaria, Ekaterina Zaharieva, ha pedido que los historiadores progresen para que se abran a Skopje las perspectivas europeas. Hablamos sobre la labor de la Comisión con uno de sus miembros, el Prof. Ivan Ilchev.

Contra nosotros hay personas que llevan entre 20 y 40 años establecidas como profesionales. No es fácil para ellos rectificar y reconocer lo que dicen las fuentes, explica el profesor Ilchev. En Macedonia del Norte, donde se ha implementado una política determinada durante 100 años, que un político se declare contra esa tendencia impuesta es demasiado peligroso para su futuro político. Lo que ha hecho con Gotse Delchev el presidente de Macedonia, Stevo Pendarovski, es un gran paso adelante: declarar que Gotse Delchev era búlgaro. Por supuesto, añadiendo que Delchev luchó por una Macedonia independiente, lo cual es objetivamente cierto, ya que los líderes de VMRO no tienen ninguna esperanza de que Macedonia pueda unirse a Bulgaria y han visto su futuro como un Estado autónomo.

¿Hay alguna experiencia en la UE en resolución de disputas similares?

Nos enteramos por casualidad de que dos especialistas occidentales fueron nombrados asesores de la Comisión de Macedonia. Siempre he enfatizado que no se pueden hacer paralelismos entre la historia desde el punto de vista de Alemania y Francia, por un lado, y Alemania y Polonia, por otro, porque se trata de unas naciones y de una historia completamente diferentes. Mientras aquí hablamos de un pueblo que, desafortunadamente, por circunstancias políticas se ha dividido en dos en el transcurso del tiempo. Si comparamos, podemos hacerlo entre Grecia y Chipre, entre Rumanía y Moldavia, entre Albania y Kosovo, entre Serbia y la República Srpska o entre Croacia y la Federación Croata-Musulmana.

La ministra de Asuntos Exteriores de Bulgaria ha sentado las bases para lograr progresos en la labor de la comisión antes de fin de año. ¿Es eso alcanzable?

Personalmente decidí presentar mi renuncia debido a la dilación por parte macedonia. Desde la última reunión, las cosas han cambiado un poco, puntualiza el profesor Ivan Ilchev. No podemos resolver el problema y señalar que hemos puesto los cimientos de la verdad histórica. La verdad histórica es, lamentablemente, muy flexible, se presta a diferentes interpretaciones. Por ejemplo, los miembros macedonios de la comisión intentan de actuar con algunos argumentos posmodernistas de cómo en la Edad Media no había etnicidades en el sentido moderno. Pero había suficiente buena conciencia propia entre los habitantes de la Bulgaria medieval, ellos sabían que eran búlgaros. Por ejemplo, el zar Samuil dijo que era un zar búlgaro, pero probablemente no era búlgaro. La historiografía búlgara no lo discute. Se cree que probablemente era de origen armenio; eso no tenía importancia para el Estado. ¿Y qué si el rey Fernando I no era búlgaro? A pesar de ello fue primero príncipe y más tarde rey de Bulgaria. Del mismo modo, Samuil fue zar de Bulgaria, no de Macedonia.

¿Existe el peligro de que con el tiempo sus colegas macedonios aleguen que estaban  bajo presión política y nieguen lo que ya se había acordado?

El contrato tiene 14 puntos y unos 45 subpuntos y subpárrafos. De ellos, uno entero es sobre la labor de la Comisión y todos lo han leído. Desde la primera reunión acordamos que los libros de historia son extremadamente importantes, pero los medios de comunicación no lo son menos. Según el embajador Angel Angelov, el entorno de los medios de comunicación en Macedonia es relativamente mejor, en el sentido de que aparecen menos publicaciones anti-búlgaras, lo cual es alentador. Pero el ambiente realmente debe cambiar. Creo que viajar entre los dos países es extremadamente importante, y por eso hay que centrarse en la infraestructura, porque desafortunadamente, para ir a Skopje tardamos 5 horas en recorrer 208 km. Está claro que con esa ruta es difícil lograr un buen intercambio entre las personas. Económicamente también: desafortunadamente, en el primer trimestre de este año ha habido un descenso en las relaciones económicas, a pesar de todas las declaraciones. También se observa una disminución en los viajes turísticos.

Versión en español por Marta Ros

Más de la sección

El embajador turco Hasan Ulusoy: Ankara está satisfecha por las reacciones de Sofía frente a la situación en Siria

Una semana después de que Turquía emprendiera su tercera operación militar en el norte de Siria, desplegándola en esta ocasión al oeste del río Éufrates, las inquietudes despertadas por la complicada situación generada por la ofensiva motivaron una..

Publicado el 16/10/19 12:09

Bulgaria clama por el cese inmediato de la operación militar turca en Siria

El Consejo de Seguridad, adscrito al Consejo de Ministros de Bulgaria, que fue convocado con carácter de urgencia por el premier, Boyko Borisov, ha estudiado la situación complicada en Siria y los riesgos que entraña para Bulgaria. Tras..

Publicado el 15/10/19 14:10

Bulgaria - Macedonia del Norte: los medios informativos, contra el lenguaje del odio

Una de las condiciones de Sofía para que dé su respaldo a la integración de Macedonia del Norte en la UE es que los medios informativos de ese país abandonen el lenguaje del odio con respecto a Bulgaria. En el Tratado de Buena vecindad, Cooperación..

Publicado el 11/10/19 13:22