Plamen Bonev: Las mejores cosas de la vida son muy simples

Foto: Archivo personal

“Quiero pirarme al mar” es el título de la canción grabada hace pocos días por el cantante pop Plamen Bonev y la Orquesta Shaka Zulu. Veraniego, alegre, optimista y hecho con profesionalismo, el tema ya está cobrando popularidad en Bulgaria. Esto es lo que cuenta Plamen Bonev sobre su nuevo registro, así como sobre su vida en Londres y Finlandia:

Creo que el título lo dice todo: “Quiero pirarme al mar”. El autor de la música y el arreglo es el líder de Shaka Zulu, Minko Lambov, y lletra es mía. En la actualidad, resido mayormente en Escandinavia, actúo en cruceros, y después de participar en La Voz de Finlandia, tengo cada vez más compromisos también “en tierra firme”. Estar en el  concurso fue una experiencia extraordinaria. Mi mentor fue el conocido rockero finlandés Michael Monroe. Quería construir la imagen de alguien procedente de un país cálido, con mucho sol y gente alegre. Estoy contento con mi actuación; llegué a los cuartos de final, gané experiencia y ahora soy más reconocible por el público de aquel país. Anteriormente, en Londres, también me dedicaba a la música. A principios del milenio me fui allí con algunos de los integrantes del grupo búlgaro Dialog (diálogo). Pasaron varios años hasta encontrarnos a nosotros mismos. Por aquel entonces, en Londres había pocos búlgarosBulgaria todavía no formaba parte de la Unión Europea. En la capital británica me gradué en actuación y durante ocho años estuve trabajando activamente en el cine. Hice pequeños papeles en películas importantes como Harry Potter y James Bond, y también papeles importantes en películas pequeñas. Tuve el placer de actuar con bandas británicas famosas, y junto con Dialog tocamos con músicos ingleses; hemos recorrido bastantes escenarios europeos: España, Italia, Rusia…

En los últimos años, el cantante pop suele crear cada vez más a menudo proyectos para el escenario musical búlgaro.

Plamen habla también de sus primeros años en Bulgaria. Nació en la ciudad de Chirpán, en Bulgaria Central, pero creció en la ciudad meridional de Kárdzhali. Durante varios años fue solista del coro de la escuela, integró un conjunto de rock, y a la edad de 15 años fundó su primer grupo. Luego cursó estudios de Economía en Plovdiv, la segunda mayor ciudad de Bulgaria, después de la capital, Sofía. Fue allí donde conoció a los chicos con los que hicieron una banda. A principios de la década de 1990, realizaron conciertos en todo el país y ganaron premios para jóvenes intérpretes. Después de hacer la mili, Plamen se unió al grupo Dialog. Años más tarde se involucró por primera vez en un gran formato musical, el Factor X británico, que fue una especie de ensayo para su posterior actuación exitosa en Finlandia.


Me gustaría
que mi nueva canción fuera distribuida en Finlandia, pero está grabada en búlgaro −comenta Plamen− . El tema también es muy búlgaro; para nosotros lo de “pirarse al mar es un símbolo de la libertad, de la alegría de encontrarnos con la Naturaleza. Quiero poner el énfasis en las cosas buenas. Es el caso de la letra de mi canción. Quiero que la gente sonría al escucharla, que se llene de pensamientos positivos, que deje que el sol entre en su vida. Confío en que los pensamientos positivos atraen cambios positivos.


Versión en español por Daniela Radíchkova

Más de la sección

Otra pequeña capital del jazz búlgaro

La antigua villa renacentista de Triavna, cuyas tradiciones culturales se remontan ya al siglo XVII, acoge la primera edición de su festival de jazz. Uno de los promotores del evento, al igual que uno de los participantes más activos este año es el..

Publicado el 24/08/19 09:05

Nuevo festival de rock atrae público a parque en las afueras de Sofía

Andrei Slabakov , actor de cine y eurodiputado búlgaro, y ex alcalde de la ciudad costera búlgara de Kavarna, Tsanko Tsonev, forman parte de los organizadores de un nuevo festival de música rock que se celebra los días 9 y 10 de agosto en el parque..

Publicado el 10/08/19 08:10

Groovy Jazz: un álbum conjunto de Dimítar Karamfilov y Pétar Gueorguíev

La combinación de guitarra y contrabajo, pero no en la música clásica, sino en el jazz, es bastante común a nivel mundial, pero no tanto en el escenario búlgaro. Recientemente, al mercado musical nacional fue lanzado еl álbum Groovy Jazz ,..

Publicado el 31/07/19 14:23