Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Desde cuándo y cómo se celebra la Navidad

Mural del s.11-13
Foto: pravoslavieto.com

En vísperas de una de las más luminosas fiestas cristianas, la Natividad de Cristo, volvemos la mirada hacia la historia para recordar desde cuándo y cómo se celebra la Navidad. La mayor parte de las comunidades cristianas la celebran el 25 de diciembre, considerado como día del nacimiento de Jesucristo.
La fiesta fue introducida como tal en el siglo IV. El abad romano Dionisio, de origen escita, calculó que Jesús nació el 25 de diciembre del año 754 de la fundación de Roma. La propuesta del monje de establecer esta fecha como la del nacimiento de Jesús no fue aceptada enseguida. Tuvieron que pasar dos siglos para que en un documento eclesiástico oficial, del año 742, fuera mencionada la fecha como del nacimiento del Redentor.
Apenas en el siglo XV, el término “año de Cristo”, o sea después de la Natividad de Cristo, pasó a ser obligatorio para todos los documentos papales.
Al reproche de que los cristianos festejaban junto con los paganos, para quienes era el día del nacimiento del nuevo sol, san Agustín respondía que los creyentes en Cristo no celebraban el nacimiento del nuevo sol, como lo hacían los infieles, sino a quien había creado el Sol.

Los diferentes pueblos tienen diferentes ritos vinculados a la Navidad, pero el sentido de todos ellos es idéntico: se festeja el nacimiento del Salvador del género humano, como dogma cristiano, y el renacimiento de la naturaleza, este último patente como resultado de observaciones seculares.
La palabra búlgara que designa la Navidad es Kóleda. Se deriva del vocablo latino “calendae”, que designaba el primer día de cada mes. De allí lleva su origen también la palabra “calendario”.

El símbolo navideño más popular es el arbolito de Navidad, en especial el abeto. En la antigüedad, en Egipto, las casas eran decoradas con pencas de palma, siendo practicado este rito en el día más corto del año. Semejante costumbre tenían los habitantes de Extremo Oriente y de Palestina. Por su parte, los escandinavos engalanaban sus casas con plantas de hoja perenne, mientras que los vikingos creían que estas plantas, precisamente, prometen el retorno de la primavera después del frío invierno.
Las leyendas dicen que san Bonifacio, quien cristianizó Alemania, utilizó en sus campañas de proselitismo un abeto, árbol que tiene forma triangular a semejanza del símbolo de la Santísima Trinidad.
Las primeras menciones del abeto como árbol de Navidad datan de 1521. En Alsacia, la princesa de Mecklenburg enseño a las cortesanas locales un abeto navideño engalanado. Más tarde, al casarse con el duque de Orleáns, la princesa llevó el abeto a París.
En el siglo XVII aparecen las guirnaldas como parte de la decoración del arbolito de Navidad, y en el XIX, las bolas de cristal. En 1882, fueron patentadas –en EEUU, dónde iba a ser- las lamparitas eléctricas navideñas.

Entre los pueblos eslavos, la fiesta navideña está vinculada al comienzo de la renovación de la naturaleza y al culto al Sol. Pero no todos los eslavos celebran el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre. Los rusos y los serbios siguen haciéndolo según el calendario juliano, el 7 de enero.
Según la tradición popular búlgara, Navidad es una de las fiestas más vivificantes de los cristianos, tanto del calendario religioso como del popular. Esto no le impide ser una de las más veneradas.
Siempre según la tradición búlgara, en Nochebuena no se debe comer carne, ni pescado, ni nada que contenga grasa animal. Los platos que deben campear en la mesa festiva deben ser de número impar. Por ejemplo nueve, cuantos son los meses del embarazo, o siete, cuantos los días de la semana.
Sin embargo, en algunas zonas de Bulgaria se ponen 12 platos, cuantos son los meses del año. El menú incluye sobre todo productos vegetales que, al ser hervidos, aumentan de tamaño. Son, por lo tanto, símbolos de la fecundación, del embarazo y del nacimiento de la nueva vida.
Los más populares son el trigo, los frijoles, la lenteja, el arroz, los pimientos secos, la uva pasa.

Los platos preparados más a menudo por las mujeres búlgaras para Nochebuena son las hojas de col fermentada o de parra rellenas de arroz, los pimientos rellenos de frijoles y arroz, el cocido de judías. Y también, una combinación que pudiera parecer extraña pero es de un sabor muy rico, como es el ajo machacado con nueces picadas y miel. Se sirve también empanada de calabaza. La calabaza puede verse servida con miel y canela.
Se sirven también muchas frutas de la temporada: manzanas, peras, membrillos, nísperos. El calor que inspiran sus colores rojo y amarillo es de por sí un adorno de la mesa festiva. Esta es decorada también con pequeñas espigas de trigo y ramitas de pino o abeto.
Se pone miel, para que la vida sea dulce, y ajo, porque según las creencias populares búlgaras, protege contra las fuerzas malignas y el mal de ojo. Y, dicho sea de paso, contra los resfriados que se pueden pescar en estos días de frío.
Es obligada la presencia en la mesa de Nochebuena de una jarra de buen vino tinto. Pocos son en Bulgaria los hogares campesinos que no producen su propio vino casero, en la mayoría de los casos tinto.
Y el día de Navidad, 25 de diciembre, termina el período de ayuno de cuarenta días, o sea la Cuaresma navideña. Al mediodía ya se puede comer carne. Entre los búlgaros goza de especial estima para el almuerzo de Navidad el puerco asado, con col fermentada, o chucrut.

El simbolismo de la fiesta, como ya hemos dicho y como lo saben todos los pueblos cristianos, está relacionado con la idea del ciclo de la vida y de la salvación del alma. Y, desde luego, con el respeto a esta gran fiesta cristiana que es la de la Natividad de Cristo.

Más de la sección

Un archivo de fotografías no exhibidas de Panayot Barnev nos hace regresar al día a día de la Sofía del siglo XX

En nuestros programas les hemos presentado la plataforma Archivo visual búlgaro , que tiene como meta de mostrar de una manera imparcial y meramente documental lugares, acontecimientos y personalidades de la Bulgaria del siglo XX . El director de la..

Publicado el 25/11/21 12:52

La Universidad de Sofía celebra su fiesta patronal

El 25 de noviembre la Iglesia Ortodoxa Búlgara rinde homenaje a san Clemente, arzobispo de Ojrida, destacado hombre de letras y educador búlgaro. Se le conoce, asimismo, por haber sido uno de los discípulos de los santos  hermanos Cirilo y Metodio y por..

Publicado el 25/11/21 11:15

La presentación de la Virgen María en el Templo: fiesta de la Familia Cristina en Bulgaria

El 21 de noviembre, Día de la Presentación de la Virgen en el Templo, los búlgaros ortodoxos celebran asimismo el Día de la Familia Cristiana y de los Estudiantes Ortodoxos. Según manda la tradición ortodoxa, las familias acuden al templo para venerar..

Publicado el 21/11/21 04:25