Podcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

William Gladstone y la causa de Bulgaria

Retrato de William Gladstone y la portada del folleto “Los horrores búlgaros y las Cuestiones Orientales”.
Foto: Архив

Se cumplen en diciembre 200 años del nacimiento del destacado político, orador famoso, periodista y escritor británico William Ewart Gladstone, personalidad vinculada con las luchas del pueblo búlgaro por liberarse de cinco siglos de dominio osmanlí.
Con motivo de la efemérides en la Agencia Estatal de Archivos se presenta la muestra documental titulada “William Gladstone y la causa nacional de Bulgaria” y organizada con la cooperación de la Biblioteca Nacional. He aquí lo que expresó en el acto de apertura de la muestra el embajador del Reino Unido en Bulgaria Steve Williams:

“William Gladstone es personalidad dominante en la política victoriana y, en cuatro ocasiones, primer ministro británico. Es partidario del libre comercio, creador del Banco de Correos e implementa la educación primaria pública en Inglaterra. Están reconocidos sus méritos en la consecución de logros enormes, incluso en la esfera de los derechos y las libertades del individuo y el fomento de la libertad política y económica. En la época moderna Gladstone sigue siendo considerado uno de los primeros ministros británicos más importantes. Winston Churchill es uno de los grandes políticos que señala que Gladstone lo ha inspirado. Se le recuerda a Gladstone no sólo como primer ministro y gran reformador sino también como hombre cristiano de entrega total. Aterrado por las narraciones sobre la matanza de miles de búlgaros tras el levantamiento de Abril de 1876, Gladstone publica un folleto vigoroso y polémico titulado “Los horrores búlgaros y la Cuestión Oriental”.En sólo un mes son vendidos 200 mil ejemplares del mismo. Gladstone mueve a otras personalidades destacadas de la época como Giuseppe Garibaldi a que respalden la causa búlgara. Sus esfuerzos culminan en la formulación de peticiones europeas generales de reformas en el Imperio otomano y aportan a la nueva afirmación de Bulgaria como nación independiente en 1878. Las acciones de Gladstone conforman su imagen heroica y su nombre se vuelve familiar a lo largo y ancho de Bulgaria”.

A la izquierda: El libro de Georgina Mackenzie y Adelina Irby “Las provincias eslavas de Turquía en Europa”.
A la derecha: Resoluciones aprobadas por la sociedad de muchas ciudades inglesas contra los crímenes anticristianos cometidos por las tropas turcas en Bulgaria.

A juicio de Rumen Guenov, historiador, William Gladstone es la personalidad más brillante de Inglaterra que ha defendido a los búlgaros en momentos de especial dramatismo de la historia búlgara. Respaldaba la causa nacional búlgara cuando era justa y hasta el final de sus días mantuvo su interés por Bulgaria.
“Se comporta de esta manera en la época en que Inglaterra es la nación primordial entre las Grandes Potencias europeas y, a juicio de algunos estudiosos, es incluso la Superpotencia del siglo XIX, dice el historiador. El propio Gladstone es la figura más poderosa en la política británica y mundial. Gladstone hace todo esto por ser, antes que nada, un estadista cristiano quien estima que el poderío y la influencia de su país se han de basar en los principios de la moral y del liderazgo moral. Es por esto que defiende y respalda también a otros pueblos que aspiran a su libertad e independencia: irlandeses, griegos, italianos, afganos, zulú. Gladstone era personalidad familiar para la sociedad búlgara ya en los años 60 del siglo XIX cuando accede por vez primera a primer ministro británico. Sin embargo, se transforma en un héroe de los búlgaros en 1876 cuando se vale de toda su fogosa retórica para estigmatizar las atrocidades perpetradas por el gobierno del sultán y sus funcionarios y señalar, al mismo tiempo, la responsabilidad moral del gobierno británico a la sazón que tolera aquellas crueldades por que se mantenga el Status Quo en el Sureste de Europa. Alguien probablemente diga que Gladstone no ha hecho gran cosa y que sólo ha escrito folletos y pronunciado discursos. Sin embargo, no hay que olvidar que el arte de la oratoria en aquellos años reviste especial valía y que el imperio británico, en realidad, era gobernado por medio de discursos pronunciados en el Parlamento. Mientras, la prensa se va transformando en el cuarto poder. Por esto el efecto de la intervención de Gladstone fue enorme y los búlgaros de la época la apreciaron en su justa medida. Ya en 1876 Todor Ikonomov, destacado intelectual y político búlgaro escribe que Gladstone ha erigido un monumento en el corazón de cada búlgaro sensible con su intervención en la Cuestión Oriental. Para nuestros compatriotas de aquella época Gladstone fue uno de los libertadores de Bulgaria. En fin, es defensor de la causa búlgara también con otros motivos: al expresar seguridad de que los búlgaros son capaces de tener gobierno autónomo con arreglo a su Constitución y también al respaldar la reunificación del norte y del sur de Bulgaria en 1885”.

Los búlgaros seguimos siendo hasta hoy día hondamente reconocidos por lo que Gladstone ha hecho por Bulgaria. En 1909 la celebración en Bulgaria del centenario de su nacimiento se transforma en fiesta nacional. Se organizan reuniones solemnes en el Parlamento, en la Universidad Central de Sofía, gran número de actos civiles y militares se producen en numerosas ciudades, en todas las escuelas, se ofician misas en cada iglesia. Por los festejos en Gran Bretaña viaja a ese país una delegación que deposita al pie del monumento a Gladstone una enorme corona de flores plateada en la que se lee la inscripción” Al Gran William Gladstone de parte del reconocido pueblo de Bulgaria”.
Cuando en 1928 llega a Sofía el vizconde Herbert Gladstone, hijo de William, se le proclama Ciudadano de Honor de la capital búlgara y su visita genera espontáneas concentraciones y desfiles multitudinarios como expresión de agradecimiento. Hace 20 años, un poco después del comienzo de los cambios en Bulgaria llega a este país sir William Gladstone, bisnieto del gran estadista, para inaugurar una exposición dedicada a su ilustre antepasado.

Actualmente llevan el nombre de Gladstone numerosas calle en decenas de ciudades de Bulgaria y una de las escuelas más importantes y prestigiosas de Bulgaria, la número 18, de Sofía. Dos historiadores búlgaros, Andrei Pantev y Rumen Guenov, han escrito libros sobre William Gladstone. Por el Bicentenario del nacimiento de Gladstone en la Nueva Universidad búlgara se organizó una conferencia internacional. Una de las salas de este centro docente universitario ostentará su nombre. El Ayuntamiento de Sofía tomó la decisión de erigir un monumento a William Gladstone en la capital de Bulgaria.

Versión en español de Mijail Mijailov

Más de la sección

Plovdiv disfruta de un notable “legado francés”

El edificio central de la Universidad “Paisii de Hilandar” de Plovdiv conserva una faceta significativa de la historia de esta segunda mayor ciudad de Bulgaria. Este edificio había sido el hogar de una de las instituciones educativas más prestigiosas..

Publicado el 22/01/22 10:25

Bulgaria rinde homenaje a la memoria de san Eutimio, último patriarca medieval búlgaro

El 20 de enero, la Iglesia Ortodoxa Búlgara rinde homenaje a la memoria de  san Eutimio, patriarca de Tárnovo .  Es uno de los búlgaros más egregios del siglo XIV, el último dirigente del Patriarcado de Tárnovo. Eutimio nació después del año 1320 y..

Publicado el 20/01/22 11:12

Efeméride: Día de san Atanasio el Grande

El 18 de enero la Iglesia Ortodoxa Búlgara venera la memoria del “padre de la Iglesia Oriental”, como fue llamado ya en vida san Atanasio, quien nació, en el año 295 en el seno de una familia cristiana pobre, en Alejandría, la capital de Egipto...

Publicado el 18/01/22 09:03
Подкасти от БНР