Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La Epifanía, una festividad cargada de muchos símbolos

El agua bendita está siendo considerada una de las armas más poderosas del hombre cristiano contra el Mal.
Foto: BGNES
Una de las festividades cristianas más veneradas en Bulgaria es la de Epifanía, el 6 de enero. Ese día suele hacerse la consagración de las tropas y las banderas militares. El rito se practicó por vez primera en el año 917 en vísperas de la batalla de Aqueloe en la que el zar Simeón, el Grande, derrota a las huestes bizantinas.
Tras la liberación de Bulgaria del dominio otomano, a finales del siglo XIX, el rito sigue practicándose hasta el año 1946 y tras una interrupción de varios decenios es restablecido en 1993.
Según las creencias populares el 6 de enero marca el fin de las llamadas “jornadas sucias”, o sea el período de los dolores de parto de la Santísima Virgen que se han iniciado el 20 de diciembre, día del Mártir Ignacio. La festividad se relaciona asimismo con antiguos ritos paganos de salud y fertilidad. Dice la leyenda que en la noche anterior a la festividad el agua detiene su correr para purificarse y cobrar una fuerza curativa poderosa.
“Se trata de la Gran Misa del Agua que se está oficiando, según los cánones litúrgicos sólo dos veces al año, los días 5 y 6 de enero, explica el padre Climent Jarizanov de la iglesia de la Transfiguración de Nuestro Señor Jesucristo, de Sofía. Simboliza y describe el bautismo de Nuestro Señor Jesucristo y por esto se oficia precisamente en esos dos días: en vísperas del 5 de enero y en la propia Epifanía, el día 6. Los cristianos sienten gran veneración por el agua bendita de Epifanía considerada como una de las armas más poderosa del hombre cristiano en su lucha contra las fuerzas del Mal. Por esto cada cristiano ha de contar en casa con un botellín lleno de agua bendita y beberse unos sorbitos de ésta cuando se sienta indispuesto o enfermo”.
El principio del rito del bautismo lo sienta San Juan Bautista quien predicaba antes de que comenzara a hacerlo Jesucristo y bautizaba a quienes acudían a él para arrepentirse de sus pecados. San Juan Bautista bautizaba a todos en las aguas del río Jordán. Aquel bautismo difiere del bautismo venturoso que actualmente practica la iglesia cristiana ortodoxa. Por medio del actual bautismo uno es lavado y queda redimido del pecado original y de todos los pecados que haya cometido, caso de que el bautismo se aplique a una persona mayor de edad, aclara el padre Climent y agrega.
“El Bautismo es, al mismo tiempo, símbolo del sepelio y de la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. En la misma forma en que Jesucristo estuvo enterrado durante tres días y luego resucitó, la persona que es objeto del bautismo se sumerge tres veces en el agua y luego sale de ésta otras tantas veces. Esto es símbolo de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo y de su triunfo sobre la muerte. Jesucristo recibió su bautismo de manos de San Juan Bautista y en aquel bautismo al parecer, se identificó con toda la humanidad, cargando con los pecados de todos los humanos para poder tres años después clavar esos pecados en la cruz y luego resucitar para redimir a la humanidad de la maldición y del pecado”.
Tras ser bautizado en el río Jordán, Jesucristo se manifestó ante el mundo para su ministerio público. Es por esto que la festividad se llama Epifanía, o sea Manifestación de Nuestro Señor. La gente de la tercera edad cree que en la víspera de Epifanía el cielo se abre y Dios es capaz de oír las oraciones que recen los humanos. El día 6 de enero por la mañana todos van a la iglesia. Tras la solemne misa oficiada en el templo el sacerdote lleva a los fieles a una fuente o embalse en proximidad, hace su consagración y luego arroja la cruz en el agua. Existe la creencia de que si la cruz se congela el año será venturoso y fecundo, y los fieles gozarán de buena salud. 

Versión en español de Mijail Mijailov

Más de la sección

Los pilotos de la Aviación de Bulgaria celebran su fiesta profesional

Una primicia extraordinaria, protagonizada por aviadores de Bulgaria   fue el motivo para decretar el 16 de octubre Día de la Aviación de Bulgaria y de la Fuerza Aérea. Tal día como hoy, en el año 1912, a los pocos días de haber estallado la Guerra..

Publicado el 16/10/21 10:05

Santa Parascheva de Balsha resplandece cien años después de su construcción

Elena Adámova es una artista plástica de San Petersburgo para quien la pintura de iconos es la esencia de su camino espiritual. La trajo a Bulgaria el amor por un búlgaro, convertido en su esposo hace 41 años. Empezó a pintar iconos a inicios de los..

Publicado el 14/10/21 08:27
El monasterio rupestre de Tarapanata

Las celdas rupestres en el cañón del Río Seco, cerca de la ciudad de Dobrich, están marcadas por misterios y misticismo

Hace millones de años, al norte de la actual ciudad nororiental búlgara de Dobrich se extendía un océano prehistórico. Posteriormente un caudaloso río fue cavando la llanura y el hermoso cañón que se fue convirtiendo en hábitat para una increíble variedad..

Publicado el 04/10/21 10:51