Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El Tratado de Paz de París de 1947

El 1 de marzo de 1941, Bulgaria se incorporaba al Pacto Tripartito, entrando de esta manera, en guerra contra los futuros vencedores en la Segunda Conflagración Mundial. A decir verdad, las tropas búlgaras no libraron ninguna batalla de consideración contra los aliados antihitlerianos. Sin embargo, el territorio del país se convirtió en cabeza de puente para las acciones del ejército alemán contra Grecia y Yugoslavia. Además, en diciembre de 1941, el Gobierno de Sofía declaró la guerra a EEUU y el Reino Unido, con secuelas nefastas para la capital Sofía y otras ciudades del país, que fueron bombardeadas despiadadamente por la aviación anglo-norteamericana.
En el verano de 1944, cuando la derrota de la Alemania nazi parecía inminente, la elite gobernante de Bulgaria comenzó a buscar maneras para romper su alianza con Hitler y salir de la guerra. En Ankara y El Cairo se mantuvieron negociaciones secretas con representantes ingleses y norteamericanos.
El 6 de septiembre de 1944, el nuevo Gobierno búlgaro, formado por Muraviev 4 días antes, rompió las relaciones diplomáticas del país con Alemania y le declaró la guerra. El 8 de septiembre, las tropas soviéticas entraron en Bulgaria, después de que el 5 del mismo mes Moscú le declarara la guerra a Sofía. El 9 de septiembre se estableció en Bulgaria un gobierno del llamado Frente de la Patria, dominado por los comunistas, el cual entabló negociaciones para firmar un armisticio con los Aliados. Este fue formalizado en Moscú el 28 de octubre y obligaba a Bulgaria a incorporarse a las acciones bélicas contra Alemania: cosa que el país ya había hecho a comienzos de septiembre.
Bulgaria participó en la guerra contra las tropas de Hitler hasta la capitulación del Tercer Reich, en mayo de 1945, contribuyendo de manera decisiva, al precio de decenas de miles de muertos y heridos, a la liberación de Yugoslavia, Hungría y Austria. Todo esto fue tomado en consideración durante la Conferencia de Paz de París, inaugurada el 29 de julio de 1946 para redactar los proyectos de los tratados de paz con los países que fueron aliados de Alemania en Europa: Italia, Finlandia, Hungría, Rumanía y Bulgaria.
La conferencia se celebró en el ambiente de la Guerra Fría, que ya había empezado, y del ya comenzado proceso de establecimiento de regímenes totalitarios prosoviéticos en Hungría, Rumanía y Bulgaria. Esto definió la actitud de las democracias occidentales hacia estos tres países. Grecia formuló a Bulgaria pretensiones territoriales. Nuestra vecina meridional demandó la rectificación de la frontera entre los dos países para arrebatarle a Bulgaria una décima parte de su territorio. Igualmente, los griegos exigieron reparaciones de 985 millones de dólares: una suma a todas luces exorbitante.
Por su parte, la delegación búlgara contraatacó reclamando con muy buenos argumentos a Grecia la región búlgara de Tracia Occidental, dada a los griegos por las Potencias después de la Primera Guerra Mundial. A fin de cuentas, Grecia y sus protectores EEUU y el Reino Unido desistieron de sus demandas extremas y el 10 de febrero de 1947 era firmado el Tratado de Paz. De acuerdo con sus cláusulas, Bulgaria conservaba sus fronteras del 1 de enero de 1941, con lo cual quedaba confirmada la devolución a Bulgaria de la Dobrudzha del Sur, región que las mismas Potencias habían asignado a Rumanía después de la Primera Guerra Mundial.
Las reparaciones se redujeron a 70 millones de dólares, de los cuales 45 millones a Grecia y 25 a Yugoslavia, pagaderos en especie en los 8 años siguientes. Fueron más duras las cláusulas militares del Tratado. A Bulgaria se le permitía tener fuerzas armadas de no más de 65 000 efectivos. Se le prohibía producir y poseer armas nucleares. Su aviación no podía poseer bombarderos, y su marina, submarinos.
Con la firma del Tratado de Paz de París, el 10 de febrero de 1947, se arreglaba la situación internacional de Bulgaria después de la Segunda Guerra Mundial. Analizando la situación internacional de aquel entonces, podemos afirmar que el tratado fue el mejor posible para nuestro país.

Más de la sección

La presentación de la Virgen María en el Templo: fiesta de la Familia Cristina en Bulgaria

El 21 de noviembre, Día de la Presentación de la Virgen en el Templo, los búlgaros ortodoxos celebran asimismo el Día de la Familia Cristiana y de los Estudiantes Ortodoxos. Según manda la tradición ortodoxa, las familias acuden al templo para venerar..

Publicado el 21/11/21 04:25

La ciudad norteña de Shumen celebra el 40 aniversario de la inauguración del Monumento Creadores del Estado Búlgaro

El 26 de noviembre la ciudad de Shumen celebrará el cuarto decenio de la inauguración del complejo memorial Creadores del Estado Búlgaro. Integran el programa un espectáculo homónimo y otro espectáculo de luz y láser especialmente ideado para celebrar..

Publicado el 20/11/21 14:10
Foto: Museo Regional de Historia de Burgás

Animales, bajeles y monstruos mitológicos dibujados hace siete siglos “reviven” en la villa medieval de Rusocastro

Más de medio centenar de dibujos-grafitis de siete siglos de antiguedad han visto la luz en exploraciones hechas en el castillo de la villa medieval de Rusocastro. Aparecen pintados en las paredes del depósito de agua pluvial, y algunos de..

Publicado el 20/11/21 09:05