Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Pancho Vladigerov, figura clave de la cultura musical de Bulgaria

Foto: www.lostbulgaria.com

Pancho Vladigerov, gran compositor, pianista y pedagogo búlgaro, fue una de las personalidades más influyentes de Bulgaria en la época del siglo XX. Su voluminosa obra incluye unos 70 opus, entre los cuales hay piezas que forman la base de nuestra escuela nacional de compositores.

Pancho Vladigerov nació el 13 de marzo hace 115 años. Horas antes había nacido su hermano gemelo Liuben Vladigerov, que más tarde se convertiría en virtuoso del violín. Durante toda su vida activa los dos hermanos lo compartieron todo: sus ideas novedosas, el escenario, los éxitos. Los Vladigerov formaron uno de los primeros dúos que ofrecía conciertos en Bulgaria. Haralan Vladigerov, su padre, era jurista, y su madre, Eliza Pasternak, era una judía rusa, pariente del famoso poeta Boris Pasternak, que se había graduado en medicina en Francia y que fue la primera profesora de música de sus hijos. Con solo diez años de edad, Pancho Vladigerov estudió composición y teoría con el renombrado  maestro Dobri Hristov. El talento de los dos  hermanos gemelos y los contactos de su infatigable madre les llevaron al palacio del zar Fernando que a menudo les invitaba a tocar ante importantes personalidades de la época. Uno de los conciertos de los dos hermanos Vladigerov fue presenciado por Henri Marteau, violinista mundialmente conocido. Impactado por los dos músicos jóvenes, que en aquel entonces tenían 12 años, él personalmente se ocupó de que continuaran su formación en Alemania. A petición del zar, el ministro de la Educación, Iván Shishmanov, les concedió becas. Pancho Vladiguerov consiguió sus primeros éxitos como compositor siendo aún escolar. En dos ocasiones ganó el Premio Mendelson, en 1919 y en 1920. Durante ese mismo período trabajó como pianista y compositor en el Deutsches Theatter de Max Reinhardt. La Universal Edition de Viena publicó partituras de obras suyas, y la Deutsche Grammophon de Berlin editó discos de vinilo con interpretaciones de Pancho Vladigerov.

Pancho Vladigerov regresó a Bulgaria en 1932. Fue el primer profesor de composición en el Conservatorio de Sofía, que hoy en día lleva su nombre Enseñó composición, piano y música de cámara unas cuatro décadas. A lo largo de los años fueron discípulos suyos  muchos compositores e intérpretes búlgaros: Vasil Kazandzhiev, Lazar Nikolov, Milcho Leviev, Alexis Vaisenberg, Georgi Kostov, Bozhidar Abrashev, Stefan Dragostinov, Milko Kolarov. Es imposible enumerarlos a todos, pero no debemos olvidar a su hijo, Alexandar Vladigerov, talentoso pianista, compositor y director de orquesta. Fue la persona que organizó una grabación integral de las obras de Pancho Vladigerov, algunas de ellas, en cooperación con la Orquesta Sinfónica de Radio Nacional de Bulgaria.No obstante que optó por vivir en Bulgaria, Vladigerov siguió participando activamente en la vida musical de Europa. Fue distinguido con el premio Gottfried von Herder de la Universidad de Viena (1969) y actuó como artista invitado en decenas de países europeos.  

La casa de Pancho Vladigerov en Shumen, hoy museo
Son elemento inseparable de su imagen de autor y artista su alegre personalidad y las bromas que gastaba continuamente a sus amigos, colegas y discípulos. Algunas de ellas están registradas en el Archivo Sonoro de Radio Nacional de Bulgaria. He aquí un fragmento de una entrevista dedicada al Día internacional del Trabajo, el 1º de mayo, en la que el compositor cuenta sobre un ensayo en Estocolmo.

“Soy persona alegre y muchas veces me he reído de mí mismo. En 1948 estuve en Suecia para interpretar mi Tercer concierto para piano, junto con la orquesta nacional de ese país. El director de la orquesta era amigo mío. Sabía que los suecos prestan mucha atención al aspecto externo y al adecuado comportamiento en la sociedad, incluso durante los ensayos. Yo estaba vestido adecuadamente, pero ya en la primera parte sentí mucho calor. En una de las pausas me quité la chaqueta y más tarde también la corbata. Noté que los suecos me miraban con reproche pero en un momento, acalorado por tocar el piano, me quite el jersey. Entonces el responsable de la orquesta, se levantó y me dijo: “Señor Vladigerov, por favor, deje de quitarse la ropa. No sabemos a qué punto puede llegar.” Me disculpé pero no sin defenderme: “Saben ustedes que soy de los Balcanes. Nuestra sangre es mucho más caliente que la suya.” Y en ese momento toda la orquesta empezó a reír”.

El sentido de humor de Vladigerov ha creado muchas anécdotas más, y algunas de ellas fueron reunidas en un libro. El aniversario del nacimiento de Vladigerov lo celebran también en Moscú con un concierto en la fecha en la que nació y con una exposición itinerante, denominada “Sobre Vladigerov, personalmente”. En la casa museo de Pancho Vladigerov, en su ciudad natal Shumen, se han organizado varios conciertos en su homenaje, con participación en uno de ellos de los gemelos Ibrahim y Hasan Ignatov, pianistas, laureados del concurso Pancho Vladigerov. Está previsto también una matiné para los más pequeños, y en la casa capitalina del compositor, también convertida en museo, en la fecha de su nacimiento tocó el dúo Desislava Shtereva - Evgenia Simeonova.

Version en español por Ruslana Valtcheva