Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

Epifanía y el Día de San Juan Bautista

БНР Новини
Foto: BULFOTO

El 6 de enero el mundo cristiano ortodoxo celebra la fiesta de Epifanía en la que se rinde homenaje al día en que San Juan Bautista bautizó a Jesucristo en el río Jordán. En la tradición búlgara la fiesta tiene varios nombres y es esperada por todos con especial emoción e impaciencia porque con ella termina uno de los periodos más difíciles, los llamados Días Impuros que abarcan el período entre la Navidad y Epifanía. 





En muchos centros poblacionales desde el día anterior a Epifanía se empiezan a realizar diferentes ritos para garantizar la salud de las personas y los animales domésticos. A principios del s. XX el renombrado etnógrafo búlgaro, Dimitar Marinov, describió el rito “Sivuinitsa” o “Sovoinitsa” que las mozas practicaban el 5 de enero. Se reunían por la mañana y elegían a una “novia” y un “novio”. A la “novia” le ponían un velo de color rojo, y al “mozo” le vestían con ropa masculina. El resto de las chicas acampanaban a sus disfrazadas amigas interpretando canciones rituales. Las más pequeñas llevaban cestos o bolsas en que recogían los regalos recibidos de las casas que visitaban y rociaban con agua con un ramo de albahaca.

La cena que se prepara en la víspera de Epifanía no incluye carne. No deben faltar el pan elaborado de mijo o de maíz, los “niños” envueltos de repollo ácido con trigo bulgur, el trigo hervido, los frijoles machacados, las nueces y el vino. Es la última cena de la serie de cenas festivas entre Navidad y Nochevieja.





Según las creencias populares, en la noche antes de Epifanía se abren los cielos y quienes lograsen presenciar este acontecimiento cumplirían todos sus deseos. En el folclore búlgaro existen muchas anécdotas relacionadas con los deseos de la gente en ese momento mágico. Por ejemplo, el relato sobre un hombre que logró ver como se abría el cielo. Quería pedir un celemín lleno de monedas de oro, pero se emocionó tanto que se equivocó y Dios le dio una cabeza grande como un celemín.

En Bulgaria el día de Epifanía (denominado también Yordanovden)  en todo el país se practica el rito en que el pope local tira la cruz a un río o un embalse. Los hombres se tiran a las aguas heladas para sacarla. La cruz debe ser devuelta al pope quien luego bendice al valiente que haya conseguido encontrarla y también a todos los presentes. Se considera que el que haya logrado sacar la cruz será bendecido con salud y felicidad durante todo el año. Este día todo el mundo lleva agua bendita de la iglesia a su casa, y con el agua bendita de la Epifanía del año anterior se preparan tres panes rituales: uno para el hogar, otro para los invitados y el tercero para los transeúntes.





En Epifanía es tradición bendecir las banderas de combate. Los historiadores señalan que este rito fue oficiado por primera vez por el zar Simeón I en el año 917. Después de la liberación de Bulgaria del dominio otomano en 1878, la tradición fue reanudada por el primer ministro de guerra de Bulgaria, Parensov. En 1946 esta práctica fue abandonada por los comunistas para retomarla una vez más en 1993. Desde entonces la bendición de las banderas de combate se realiza cada año. 

Según el calendario cristiano ortodoxo búlgaro, el 7 de enero es el Día de San Juan Bautista (Ivanovden, en búlgaro). En el calendario folclórico ese día celebran su onomástica Iván e Ivanka y todos quienes llevan nombres propios derivados de estos dos. Se rinde homenaje a los padrinos de boda y a los hermanados, y en el sentido más amplio, a la amistad y la fraternidad.

Versión en español por Ruslana Valtcheva

Más de la sección

Vasilka Damyánova: “En tiempos de alegría o de desasosiego la canción es la que nos salva”

La renombrada cantante Vasilka Damyánova, intérprete de canciones típicas del norte de Bulgaria, ha consagrado décadas de su vida a la música folclórica búlgara y ha conmovido con su arte al público en Europa, América del Norte, Asia y África.   La..

Publicado el 19/04/22 08:10

La Escuela para muchachas “lázarka”: una vivencia inolvidable en el Museo de Étara

Muchachas vestidas con hermosos trajes tradicionales de la región de Gábrovo , con coronas de sauce llor ó n en la cabeza y canastas llenas de flores en las manos , recorrer á n en este d í..

Publicado el 16/04/22 09:10

Los calcetines tradicionales búlgaros revelan sus secretos

Casas de cultura, participantes individuales y clubes de 62 poblaciones búlgaras se han incorporado al c oncurso en línea Calcetines multicolores , organizado con motivo del 100 aniversario de la Casa de cultura "Krueger Nikolov 1922", en la aldea de..

Publicado el 09/04/22 09:05