Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

Filip Kutev, el artista que insufló nueva vida a la música y cultura búlgaras

115 años del natalicio de Filip Kutev

БНР Новини
Foto: Archivo

El gran artista búlgaro Filip Kutev es una figura emblemática para la cultura nacional de Bulgaria, y su legado como compositor, reconocido como un clásico, sigue gozando de aprecio y reconocimiento mundial. Nacido en Aytos, estudió en la Escuela Musical y el Conservatorio de Sofía. Después de graduarse (1930) fue nombrado maestro de capilla (cargo similar al de director) de la Orquesta Militar de Viento del XXIV regimiento de Infantería de Burgás. Entre 1935 y 1939 trabajó en la Escuela de Oficiales de Reserva y la Escuela Militar de Sofía y estuvo componiendo activamente. En los años 40 y 50 decidió empezar la obra de su vida: el Conjunto Folclórico Nacional, que se ha convertido en una escuela para generaciones de cantantes, músicos y compositores. El Conjunto Filip Kutev fue el primer conjunto profesional de este calibre, que aunaba coro, orquesta y conjunto de baile, y siguiendo este modelo se formaron otros conjuntos por todo el país. Al principio era el propio Filip Kutev quien seleccionaba y formaba a los músicos; creó un rico repertorio para las tres formaciones y juntos cautivaron al público en Europa, Asia y América. Es elocuente lo que publicó el New York Times en 1963, durante la primera gira del conjunto en EEUU: “Se dice que Orfeo nació donde actualmente se encuentra Bulgaria. Parece que es un hecho y no un mito, ya que sus hijas todavía cantan ahí”. La profesora Elena Kúteva, musicóloga, directora del conjunto Filip Kutev e hija del famoso artista, explica:

Foto: BGNESFue un hombre de la Ilustración nacional en su trabajo como músico y figura pública. Estuvo en la dirección de la Unión de Compositores de Bulgaria, de la que fue también presidente. Colegas ancianos dicen que no permitía que ninguno de los llamados “vanguardistas” fuera perseguido como “enemigo del pueblo”. Gracias a sus esfuerzos se crearon festivales para promover la obra de los compositores búlgaros, y por iniciativa suya se organizaron eventos de arte popular en Koprivshtitsa, así como el festival Sléveevi Noshti (Noches de Ruiseñores) en Aytos. La compilación del conjunto llevó a un Decreto para la formación del conjunto en 1951. Fue realmente una gran labor renacentista. En 1956, el Conjunto fue la primera institución en traspasar el Telón de Acero, algo que destacaron todos los críticos ingleses, franceses y belgas. Eso fue obra de Filip Kutev.


Elena Kúteva comparte también los consejos que le dio su padre y que ella siempre sigue:

En una profesión, sea cual sea, hay que tener valores estéticos y