Con la mente puesta en Bulgaria en la lejana Argentina

Foto: Archivo personal

En Argentina residen y trabajan decenas de miles de búlgaros. El número exacto se desconoce, pero las estimaciones oscilan de 50 000 a 150 000. La mayoría viven en el país sudamericano desde hace mucho tiempo, incluso tienen dificultades para entender el búlgaro. No obstante, siguen con interés lo que sucede en Bulgaria. Una de sus valiosas fuentes de información es Radio Bulgaria, asegura el ing. Iván Tsankov, quien junto con su esposa Axinia es fundador de la Asociación Civil Los Búlgaros en Argentina.

Los búlgaros en Argentina son predominantemente descendientes de inmigrantes que ya llegan a la cuarta generación dice Iván Tsankov. De hecho son argentinos, algunos de ellos con pasaportes búlgaros, y solo por su apellido que termina en “ov” u “off” uno puede saber que son búlgaros. Debido a la larga distancia y el alto precio de los pasajes aéreos, muy pocos de ellos han visitado Bulgaria. Sin embargo, todo lo búlgaro les entusiasma.

Los primeros datos sobre búlgaros radicados en Argentina se remontan a principios del siglo XX. Las comunidades más grandes fueron formándose después de las dos guerras mundiales.

En aquella época, el Gobierno argentino, por medio de sus misiones diplomáticas en Europa, había organizado una especie de campaña publicitaria cuenta Iván Tsankov. Prometía a cada nuevo colono tanta tierra como pudiera cultivar. Para los búlgaros hambrientos, era maná caído del cielo. Grupos compactos de Bulgaria se dirigieron a Argentina, sin dinero y sin saber el idioma. Al llegar a su destino, se les enviaba a zonas con escasez de mano de obra. La mayor comunidad búlgara en Argentina está concentrada en la provincia del Chaco, donde hay grandes plantaciones de algodón. El otro lugar es Comodoro Rivadavia, donde están los yacimientos de petróleo, y el tercer gran grupo de búlgaros va a Berisso, cerca de Buenos Aires, para trabajar en las grandes instalaciones frigoríficas de carne. En la capital, Buenos Aires, se establecieron grupos más pequeños de intelectuales búlgaros.

Deseando ayudar a sus compatriotas, el ing. Iván Tsankov y su esposa Axinia hicieron un sitio web especializado, en búlgaro y español, y luego, inspirados por su éxito, crearon la radio en línea Mi Bulgaria.

Versión en español de Daniela Radíchkova

Más de la sección

De visita a la casa de las abejas

¿Podría uno imaginarse estar tumbado y tener debajo de sí a unos 100.000 o 120.000 himenópteros? Esta es la vivencia que ofrece la apiterapia. Se la conoce familiarmente como “dormir con abejas” o “cura por aire de colmena”, y ya va cobrando..

Publicado el 18/07/21 09:10

Recordar la historia esperando el autobús

Algunas de las paradas en uno de los barrios residenciales de Sofía ostentan las imágenes de soberanos búlgaros, acompañadas por importantes hechos ocurridos durante su reinado. Este curioso enfoque para difundir la historia de Bulgaria es parte de la..

Publicado el 17/07/21 12:30

Calidoscopio balcánico

Ida y vuelta en tren de Sofía a Durrës en 2030 A partir del año 2030, desde el puerto marítimo búlgaro de Burgás, vía Sofía y Skopie, se llegará al puerto albanés de Durrës. Esto es lo que han discutido en una primera cumbre trilateral los..

Publicado el 16/07/21 15:19