Radio Nacional de Bulgaria © 2020 Todos los derechos reservados

El ratón en las creencias y costumbres tradicionales búlgaras

Foto: pixabay

Según una creencia popular, antaño, cuando la gente no estaba aún convertida al cristianismo, al lado de cada pagano andaba un diablo. Al adoptar nuestros ancestros la fe en Cristo, los diablos huyeron muy lejos. Había sin embargo un diablo muy astuto. Se transfiguró en ser humano e incluso comenzó a ir a la iglesia. Se paraba ante el altar y se divertía viendo lo que hacían los fieles. Pero llegaba el momento en que el sacerdote pronunciaba el nombre del Salvador y bendecía Su reino. Entonces todos se persignaban. Todos menos el diablo astuto, que huía del templo, aterrado.

Un día así, otro día así, hasta que el cura se percató de que algo iba mal y que era éste un fiel falso que debía de ser el diablo disimulando. Antes de oficiar la siguiente liturgia, el cura cerró con llave todas las puertas y ventanas y tapó todas las fisuras para que el infiel no pudiera huir. Cuando terminó de decir la oración y llegó a las sacras palabras de bendición, el diablo corrió para huir. Viendo que no tenía por donde salir, tornóse un ratoncillo, pero tampoco encontró hueco ni fisura para escabullirse. Mientras tanto el pope pronunció las palabras sagradas y el diablo voló en mil pedazos, convirtiéndose cada uno de ellos en ratoncillos, que llenaron el templo. Para ahuyentarlos, el pope se quitó los guantes con que había oficiado la liturgia, bendijo a los roedores y tiró contra ellos los guantes. Éstos se transformaron en dos gatos que empezaron a perseguir a los ratones. Así es cómo según una leyenda búlgara aparecieron los ratones y los gatos. Y en el calendario tradicional búlgaro existe un Día de los Ratones.

En las diferentes zonas folklóricas de Bulgaria el Día de los Ratones se celebra en diferentes fechas, acorde a las creencias locales. En el norte del país y en Bulgaria Occidental ese día coincide con el de san Néstor, o sea el 27 de octubre, porque allí dicen que el suceso en el templo que acabamos de relatar no fue protagonizado por un pope sino por san Néstor.

En Tracia Oriental, en el noreste de Bulgaria, la festividad del ratón se relaciona con el Día de santa Katerina (o Catalina) por ser ella la protectora de los roedores. En otras zonas del país la festividad del ratón se celebra después de Navidad, en los llamados Días Sucios, días en que se creía que imperaban las fuerzas del mal. Allí la festividad llega a durar de tres a siete días, en los que con diferentes ritos mágicos las mujeres tapaban simbólicamente los ojos de los ratones o les cosían la boca para que no dañaran los granos en el granero.

Además de los ritos mágicos para ahuyentar los ratones, nuestros ancestros tenían medios mucho más prácticos a tal efecto. Montaban una trampa que consistía de una nuez, clavada de un palillo y colocada debajo de una escudilla de barro bien pesada apoyada con otro palillo con el fondo arriba. Porque, como es sabido, la nuez es una golosina para los ratones.

Según el libro tradicional de los sueños búlgaro, a quien sueña con un ratón le esperan problemas o los amigos le abandonarán; soñar con perseguir un ratón significa buena ventura, atraparlo traerá una adquisición a quien lo consiga.

Más de la sección

Miscelánea Folclórica reúne a artistas de toda Bulgaria en la costa del mar Negro

“Nos esperan unas magníficas tardes de verano, llenas de canciones, danzas y olor a mar”, dice la cantante folclórica de la región de Strandzha, Zlatka Stávreva, directora artística del inminente festival de cantos y danzas. En éste tomarán parte..

Publicado el 07/07/20 12:27

“Tocar lo más profundo del alma con la canción”

“Un sonido natural, una compleja y perfecta ornamentación, un estilo impecable. Ella nos ofrecía la variedad más exquisita del canto de la región de Strandzha ”. En estos términos describe la experta en folclore María Kúteva su admiración por Komna..

Publicado el 24/06/20 15:03

Efeméride: Éñovden o Día de san Juan

Éñovden es una de las festividades más queridas del calendario popular búlgaro, con profundas raíces en las tradiciones, la mentalidad y las creencias del pueblo. Se celebra en fecha fija, siempre el 24 de junio. Es conocida también por el nombre de san..

Publicado el 24/06/20 07:00