Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

El singular parque Las Campanas cumple 41 años

Foto: BGNES

Un verdadero viaje al pasado lo ofrece un parque único en su género, creado en la capital de Bulgaria, Sofía, con la idea de ser un símbolo del anhelo por la paz y el entendimiento en el mundo. Así, campanas enviadas desde decenas de países –algunas de ellas exóticas e insólitas– , alineadas una al lado de la otra, invitan a los visitantes a acercarse para escuchar sus voces.

Hoy en día, el parque Las Campanas, además de ser un lugar pintoresco para pasear en medio de la naturaleza, ofrece a quienes vienen a él sumergirse en el pasado reciente de este país, que entusiasma a los búlgaros más jóvenes, así como a los turistas del extranjero, atraídos a este lugar por la curiosidad por los monumentos de la época de la Cortina de Hierro.

El Monumento Las Campanas

Se trata de una de las obras del arte monumental más interesantes y visitadas del país, que se conserva desde los tiempos de la Bulgaria socialista. En el centro del complejo del parque hay un enorme monumento de hormigón de 37 metros de altura, formado por cuatro pilares verticales donde están montadas algunas de las campanas. Alrededor de este monumento principal hay varias estructuras de hormigón más pequeñas, de las que cuelgan campanas de diferentes países (hoy cuentan unas 100). La idea de este complejo es que toda persona pueda tocarlas y escuchar por sí misma la “voz” de las campanas.



La 
historia

En 1979, Bulgaria quiso relegar a un segundo plano los enfrentamientos políticos de la Guerra Fría y mostrarse a la comunidad internacional como un país tolerante y abierto al mundo. Entonces, por iniciativa de Ludmila Zhívkova, hija del que fuera a la sazón el primer hombre del Estado, Tódor Zhivkov, se celebró la Asamblea Internacional de los Niños Bandera de la Paz. El primer gran festival de arte infantil auspiciado por la UNESCO se inició oficialmente el 16 de agosto de 1979 en las afueras de Sofía. Al mismo tiempo, se inauguró el complejo Las Campanas, donde luego se instalaron las 107 campanas, traídas por delegaciones extranjeras de diferentes partes del mundo.




De por qué al monumento se le compara con un enorme instrumento de percusión y sobre la forma en que los jóvenes de hoy conciben este monumento de la época habla la publicación titulada “El monumento Las Campanas no se desmorona, sino que se embellece en la víspera de su 40º aniversario”, que forma parte de los archivos de Radio Bulgaria.

Versión en español por Daniela Radíchkova
Fotos: BGNES,  Facebook/DetskaAsambleya

Más de la sección

El vino: un soplo de amor y pasado

Mientras el mundo occidental rinde homenaje el 14 de febrero a san Valentín, en Bulgaria tenemos la oportunidad de elección en nuestro estado de ánimo festivo y podemos brindar con amor por el vino. La uva y el vino están estrechamente..

Publicado el 14/02/21 08:05

Cuando cae “la nieve de cigüeñas”

Para los búlgaros, la nieve es símbolo de abundancia, y sin embargo, es bueno que aparezca y desaparezca a tiempo, porque de lo contrario, el ciclo agrícola se trastorna y se altera el ritmo vital de todos los seres vivientes. Este año, el..

Publicado el 07/02/21 08:10

La porción central del Ródope: un destino para aventureros

La porción central del macizo Ródope es un verdadero tesoro para los amantes de la naturaleza y las personas con espíritu aventurero. El área alrededor de la ciudad de Smolan, en el sur de Bulgaria, es una de las mejor desarrolladas nacionalmente..

Publicado el 06/02/21 08:05