Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Los programas radiofónicos para niños: una producción artística original de una tradición de 90 años

Foto: archivo BNR

No pocas páginas de la dilatada historia del medio electrónico más veterano de Bulgaria, BNR (Radio Nacional de Bulgaria, por sus siglas en búlgaro), almacenan información sobre los programas especializados destinados al auditorio infantil, transmitidos en un principio íntegramente en vivo y en directo. Su inicio se remonta incluso a momentos anteriores al establecimiento oficial de la radio nacional con Real Decreto del 25 de enero de 1935.

Los primeros programas destinados a los niños al aire ya a inicios del año 1931, y a partir de 1934 comenzó a ser transmitida regularmente la Hora Radiofónica para los Niños. El Archivo de Oro de BNR recoge una curiosa conversación mantenida con la historiadora musical Antoaneta Radoslávova en la que ésta evoca los primeros intentos y desafíos iniciales a los que tendrían que enfrentarse los autores de un programa radiofónico especializado.

Antoaneta Radoslavova-Doycheva”Ya a comienzos de los años 30, la cantante folklórica Guiurga Pindzhúrova fue una de las primeras personas que se pusieron al pie del micrófono e iban dictando textos a los niños y los iban publicando en una revista especial junto con partituras de notas donde las hubiera −cuenta Antoaneta Radoslavova− . Hasta el año 1935, la Hora Radiofónica para los Niños no tenía una estructura fijada con exactitud. En aquella época eran pocas las personas que se ocupaban de radio. No eran unos profesionales ni tenían un visión concreta de cómo tenían que ser los programas para niños. Probablemente habrían otorgado más importancia a los artistas actuantes, a los acontecimientos sociopolíticos y a las grandes festividades en Sofía y el país”.

Guiurga Pindzhurova

Después del año 1935, a Guiurga Pindzhúrova se sumaron otos dos cantantes de música folclórica: Ivanka Míteva y Pétar Ráykov. Agregar voces nuevas sólo era una de las ideas para modernizar la versión de entonces que tenían los programas para niños. Por idea del primer director de Radio Nacional, Sirak Skitnik (en español, Huérfano Herrante), y del compositor Dimítar Nenov, los programas se comenzaron a emitir los domingos, y las canciones indispensables para la respectiva edición, en vez de por gente mayor, fueron siendo interpretadas por niños.

En aquellos años anteriores a la guerra, e incluso en los posteriores, las cartas fueron convirtiéndose en vehículo habitual para la comunicación entre los oyentes y la radio nacional. Quienes más activamente escribían eran precisamente los niños. Por desgracia, una gran parte de aquellas misivas quedó destruida por los bombardeos sufridos en 1944 por la capital de Bulgaria, Sofía. Una de las bombas impactó en el edificio de la emisora, causando enormes daños.

Una de las voces emblemáticas que aportaría a los programas para niños la dosis de magia indispensable, que apaciguaría la algarabía infantil y haría desérticas las calles, era la de la actriz Mara Chapánova. Las personalidades con los que trataría en su labor en la Radio y sus consejos dejarían una huella perdurable en su conciencia. Ella siguió aplicando algunos de ellos más tarde, como actriz en el Teatro de la Juventud de Sofía.

Mara Chapánova

”El proceso de preparación era muy interesante, ya que todo se hacía en vivo −expresa la actriz en una grabación de los archivos de BNR− . Nos reuníamos con los textos preparados en mano y cada uno subrayaba con lápiz los párrafos que tendría que leer. Luego comenzábamos los ensayos, esmerándonos en la entonación, la acentuación, la corrección en el habla, el grado de fuerza de la voz, ensayando a la vez multitud de canciones. Tuve la suerte de ser una de los primeros intérpretes de esas canciones, ya que tenía una voz muy hermosa y finita. A lo largo de los años, transitaron por esta Hora Radiofónica para los Niños muchos infantes. Casi todos posteriormente se dedicaron a las artes”.

Las lecciones aprendidas “sobre la marcha” detrás de las paredes del estudio de grabación fueron muchas, pero una de ellas está relacionada con la facultad de imitar voces muy variadas, recuerda Mara Chapánova.

Otra cosa importante que nos enseñó la lectura ante el micrófono es que comenzamos a individualizar a los personajes desde el punto de vista meramente vocal. Se trata de algo indispensable para la radio, ya que la principal herramienta en ella es la voz”.

Desde sus inicios hace ya 90 años, los programas para los niños siguen hasta hoy en día ofreciendo a sus fieles oyentes una producción completamente original e interesante y sin parangón en Bulgaria.

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: archivo BNR, theater.bg y BGNES

Más de la sección

Concurso internacional rescata motivos de bordados búlgaros tradicionales

La casa de cultura Bulgarski iscritsi 2016 (Chispas Búlgaras 2016) de la ciudad de Dobrich organiza un concurso internacional de motivos de bordados auténticos o reproducidos a partir de originales. Para el 15 de diciembre del año en curso los..

Publicado el 14/11/21 09:05

¿Son las aves enviados del cielo?

¿Las aves, enviadas del cielo o qué?, este es el título de la exposición itinerante del Museo de Historia de Pomorie que presenta las ideas místicas y las tradiciones relacionadas con las aves desde la Antigüedad hasta nuestros días. Desde principios..

Publicado el 13/11/21 16:10
Deyán Tsvyatkov (iz.) con el director del festival Anthony Straeger

Cortometraje de ciencia ficción búlgaro con el premio del Berlin Sci–Fi Filmfest

El cortometraje búlgaro Vi del director Deyán Tsvyatkov se ha alzado con el premio a la Mejor Película en el Festival de Cine de Ciencia Ficción de Berlín, que ha tenido lugar los días 5 y 6 de noviembre. El premio se otorga por quinto año..

Publicado el 10/11/21 17:51
Подкасти от БНР