Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

Cuando cae “la nieve de cigüeñas”

Foto: archivo

Para los búlgaros, la nieve es símbolo de abundancia, y sin embargo, es bueno que aparezca y desaparezca a tiempo, porque de lo contrario, el ciclo agrícola se trastorna y se altera el ritmo vital de todos los seres vivientes.

Este año, el invierno se muestra benevolente para con el país: es relativamente suave y cálido, sin muchas nevadas. Esta situación no es especialmente agradable para los aficionados a los deportes de invierno, que celebraron la nieve que cayó a finales de enero como un regalo tardío de Navidad. En la actualidad, las estaciones de montaña dan la bienvenida a los esquiadores con las pistas abiertas y una capa de nieve de 140 cm de espesor en Pampórovo y más de un metro en las pistas de Bansko.

Además de ser un goce para los amantes de los deportes blancos, la gruesa capa de nieve es como una manta que arropa los cultivos.

Antaño, en función de cuándo caía la primera nevada se vaticinaba cómo sería la cosecha durante el año.

Para conocer más detalles sobre las distintas predicciones que hacían nuestros antecesores, como también cuándo cae “la nieve de cigüeñas” y qué presagia acceda al artículo relativo a la nieve en el folklore búlgaro de la colección de Radio Bulgaria.

Más de la sección

Se cumplen 370 años de la impresión del primer libro búlgaro

Se han cumplido 370 años de la publicación del primer libro impreso búlgaro, el compendio de oraciones “Abagar”. Integran el libro cinco folios grandes en forma da manuscritos en cuyo anverso aparecen impresas breves oraciones apócrifas. Los folios..

Publicado el 06/05/21 16:11

¿Por qué el primer huevo de Pascua siempre es rojo?

La tradición manda que los huevos de Pascua sean pintados el Jueves Santo por la mujer de mayor edad de la familia. En el pasado, en los hogares más pudientes se solían pintar hasta 600 huevos, para que hubiera hasta el Día de la Ascensión y para..

Publicado el 29/04/21 09:41

La belladona, la base de la “cura búlgara” del parkinsonismo postencefalítico

En 1900, un joven de 24 años, descendiente de la familia de un curandero de la ciudad de Sopot, en el centro de Bulgaria, emprendía un viaje a Estambul, en Turquía, para conocer allá los arcanos de las plantas medicinales. Dos décadas después, su..

Publicado el 25/04/21 11:05