Webcast en español

Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

¿Qué acarreará la “domesticación“ de la naturaleza en las inmediaciones de los Siete Lagos de Rila?

Foto: archivo

La Lágrima, El Ojo, el Riñón, El Gemelo, El Trébol, El de Pesca y El de Abajo son los nombres de Los Siete Lagos de Rila. Forman parte de las curiosidades naturales más impresionantes de Bulgaria, conformando un territorio protegido desde el año 1992. El mayor número de visitas a ellos –muchas de ellas de turistas extranjeros– se producen en los meses de julio y agosto, período que se asocia al recibimiento del Nuevo Año Solar por parte de los seguidores del gurú Pétar Deúnov.

Cada año a finales de julio, seguidores de Deúnov de todo el país y del extranjero,se ponen a acondicionar un campamento en el que parar durante una veintena de días. El 17 de agosto, por tradición, se organiza la limpieza de toda la zona adyacente a los lagos, y el día 19 de agosto los adeptos de la Hermandad Blanca, luciendo indumentaria de color níveo ejecutan la danza Paneuritmia alrededor del lago El Riñón.


Por la zona de origen glaciar de los 7 Lagos de Rila cruza un tramo de la ruta turística europea E4. Con el fin de ofrecer facilidades a los turistas y hacer de más fácil acceso y más cómodo el contacto con ese lugar, el verano de 2020 el Estado búlgaro acometió la llamada “renovación” de los senderos turísticos en la zona de esos lagos, en el marco del proyecto Gestión sostenible del Parque Natural Rila, iniciando su segunda fase, con financiación del Programa Operativo de Medio Ambiente 2014–2020, subvencionada con casi 3,6 millones de euros. Pocas semanas después del comienzo la renovación de la pavimentación y de las barandillas que jalonaban los senderos turísticos fue suspendida por la Fiscalía y el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Hídricos, tras aparecer en las redes sociales fotos de excavadoras y otros equipos de maquinaria pesada en los alrededores del lago El Riñón.

Sin embargo, numerosos turistas han asegurado que las obras de reparación y las excavaciones siguen en curso. Hace más de un mes que se trabaja en las inmediaciones de los lagos, básicamente en su parte inferior y cerca del lago El Riñón, ha precisado para Radio Nacional de Bulgaria Bozhidar Dokin, del Grupo de Rescate de la ciudad de Dúpnitsa. "El transporte de materiales de construcción a las obras se hace exclusivamente a caballo, y los encargados de la custodia del Parque Nacional de Rila cuidan de que no se empleen equipos de excavación −agrega Dokin y precisa− : Actualmente se está renovando el sendero que parte del resguardo Lagos de Rila rumbo a El Riñón y, en condiciones adecuadas, se seguirá la construcción del sendero del séptimo lago hacia El Riñón”.

Ya se encuentran pavimentados unos 300 metros de senderos y se ha montado una parte de las barandillas, conforme el proyecto. El Ing. Sevdalín Atanasov, montañero y ecologista de Kyustendil, convencido que no debe haber senderos que lleven a los Siete Lagos de Rila, opina: ”Para mí es un crimen urbanizar un territorio en la montaña a una altura de hasta 2.500 metros sobre el nivel del mar”.

Es similar la opinión Maya Shtárbanova, de la emisora regional de Radio Nacional de Bulgaria en Dobrich:

”Los siete Lagos de Rila no son una atracción, son una maravilla de la naturaleza, por suerte una de las muchas con las que Bulgaria está agraciada. Hace tres años los visité por primera vez y en aquel momento no se había tomado aún la decisión de proceder al llamado “ennoblecimiento” de la zona. Para mí, toda la actividad no hace sino despertar en mi fuero interno perplejidad e indignación al mismo tiempo. Si pretendiéramos de veras hacer paseos apoyándonos en barandillas, lo podríamos hacer paseándonos por los parques en las ciudades. En lo alto de la montaña, a una altura superior a los 1800 metros toda persona pretende olvidarse de la civilización, escapar de ésta aunque sea por unas pocas horas. Es realmente indignante nuestra tenaz insistencia en dejar nuestra huella humana en todos lados. Este proyecto es una de las cosas ante las que no podemos quedarnos impasibles. Hay que suspenderlo”.

Mientras, todo parece indicar que la “domesticación” de la naturaleza en Rila continuará.

“En el mundo entero existen tales senderos e instalaciones. Era ya hora de que se hicieran también en Bulgaria, en la zona de Los Siete Lagos”. Es uno de los últimos comentarios que sobre el caso ha hecho el alcalde de Sapareva Baña, Kalín Guelev, bajo cuya jurisdicción se encuentra esta curiosidad natural.

Más detalles sobre la historia de Los Siete Lagos de Rila ofrece el artículo “El magnético encanto de los Siete Lagos de Rila” de la colección de Radio Bulgaria.

Adaptado por Vésela Krásteva

Versión en español por Mijail Mijailov

Fotos: archivo, BNGES, Sevdalín Atanasov

Más de la sección

La montaña de Rzhana, un lugar del que uno acaba enamorado

Sumido en el regazo de la escasamente conocida montaña de Rzhana, el monasterio de la Natividad de la Virgen susurra una leyenda que ha trascendido desde la Edad Media hasta la actualidad. Por sus siete tronos transformados en otras tantas capillas..

Publicado el 03/10/21 09:10

Una marcha a campo traviesa revela los encantos de cañones fluviales

La marcha a campo traviesa Cañones fluviales en la región de Ruse 2021 atrae a los aficionados al deporte y el turismo este sábado, 2 de octubre. El trayecto, de 10 kilómetros, es circular y discurre bordeando las orillas de los ríos Rusenski Lom,..

Publicado el 02/10/21 08:05

La ciudad de Byala atrae con rutas ciclistas en proximidad al mar Negro

The EcoTour-Netes un proyecto prometedor creado en el marco del Programa Operativo de cooperación transfronteriza Cuenca del mar Negro para fomentar el cicloturismo. El proyecto ofrece la posibilidad a las ciudades costeras del mar Negro a proteger su..

Publicado el 24/09/21 13:43