Podcast en español
Radio Nacional de Bulgaria © 2022 Todos los derechos reservados

Se cumplen 30 años del fallecimiento del pintor Dimítar Kazakov-Nerón

Foto: galleryloran.com

Los pintores son una especie peculiar de seres humanos. Muchos de ellos viven según sus propias reglas ya que su espíritu libre no les permite permanecer estancados en un molde y hacer lo mismo durante toda su vida. Hace 30 años en 1992 las artes búlgaras perdían a uno de sus talentos excepcionales, el pintor Dimítar Kazakov-Nerón  (1933-1992).  Para poder tener ingresos estables a través de los años, Kazakov trabajó como pintor de carteles, pintor en una planta militar y en otros lugares hasta que no eligió el destino de un creador libre en la capital.

Una gran parte de las obras que creó no obtuvieron el permiso de ser exhibidas en la Bulgaria socialista pero las creaciones que logró presentar en el extranjero fueron altamente valoradas por el público internacional. El pintor organizó exitosas muestras individuales en Grecia, Suiza, Austria, EE.UU., Francia, España, Japón, Kuwait,  entre otros países.

En 1981 Dimítar Kazakov abandonó la pintura a causa de una grave alergia que desarrolló hacia los óleos. Sin embargo, ni se le ocurrió dejar de pintar. Casi inmediatamente comenzó a utilizar el acrílico y la acuarela. Llegó a dominar el arte del tallado en madera y la escultura. En sus 59 años de vida, Dimítar Kazakov legó a las artes búlgaras más de 15 000 pinturas, acuarelas, obras gráficas dibujos, obras plásticas y cerámica, y sus cuadros están entre las creaciones artísticas  búlgaras más altamente valoradas.