Podcast en español
Tamano del texto
Radio Nacional de Bulgaria © 2023 Todos los derechos reservados

El cambio climático ya es un hecho y a la vez es una posibilidad para cambiar el entorno en que vivimos

Foto: BGNES

Los bosques búlgaros serán más afectados por el aumento de las temperaturas

Las temperaturas cálidas para la temporada y la falta de nieve plantean la preocupante pregunta acerca del cambio climático y la intervención humana en la gestión en este proceso irreversible a primera vista. Además, los 15 años más calurosos en el planeta han sido registrados precisamente en los últimos dos decenios, según los datos de WWF.

Los climatólogos en Bulgaria registran unos periodos de sequía cada vez más largos, seguidos por tormentas e inundaciones, destrucciones y víctimas. El clima al sur de la Cordillera de los Balcanes poco a poco se transforma en mediterráneo, mientras que al norte las tierras fértiles lentamente se convierten en un desierto. La nieve cae apenas después de la Navidad y la cantidad del agua con la cual disponemos durante el año va disminuyendo. ¿De veras el calentamiento global ya es un hecho?


 “Desde el punto de vista de la estadística  observamos un aumento de las temperaturas medias pero se trata de una tendencia válida para el mundo entero, responde el climatólogo de la Universidad de Sofía, Jristo Popov. Existen diferencias regionales. En algunos lugares como Siberia, por ejemplo,  la temperatura aumenta considerablemente, mientras que en otras regiones en proximidad al ecuador ésta disminuye. Durante el siglo pasado en el hemisferio norte se registraron periodos en los cuales la temperatura era más alta, y después entre 1961 y 1990 los niveles comenzaron a bajar. Ahora vivimos en medio de un clima que se caracteriza con temperaturas medias más altas respecto a la etapa anterior”.

En los últimos años Bulgaria oscila entre distintos extremos meteorológicos, incluida la escasa cobertura de nieve en medio del invierno en las montañas, como sucede ahora. El climatólogo confirma que en estos momentos el tiempo es más caluroso de lo habitual pero nos asevera que a finales del mes sentiremos el invierno. En lo que se refiere al resto de las anomalías climáticas, señala:

“En cierta medida éstas tienen que ver con el cambio climático, continúa Jristo Popov. En realidad la sucesión de sequía y graves inundaciones y chubascos se ha registrado en los últimos 100 años, por ejemplo en el periodo de 1931 a 1960, así como entre 1928 y 1930. Así que desde el punto de vista del siglo en que vivimos esto no es tan atípico. En realidad el sistema climático retorna al modelo de funcionamiento de ese periodo anterior que ya ha pasado y muchas personas ya no se acuerdan de él”.   

A pesar del tranquilizante parentesco con periodos anteriores el climatólogo está convencido de que en los próximos cien años el calentamiento continuará. Entre los sistemas ecológicos más afectados del cambio climático estarán los bosques, dice el Dr. Momchil Panayotov de la Universidad de Silvicultura.


 “Bulgaria forma parte de los países en el sur de Europa y a juzgar por los modelos climáticos podemos decir que esperamos cambios bastante desagradables: frecuentes sequías, olas de calor en los periodos veraniegos, cambios en el régimen de las lluvias en algunos meses, un aumento general de las temperaturas. Se espera que todo esto surta un efecto muy grave en los sistemas ecológicos naturales y que se vuelvan más frecuentes desastres como las inundaciones en las aldeas de la región de Karlovo que acaecieron el año pasado. Estas manifestaciones extremas del clima pueden tener un impacto muy negativo sobre nuestra vida”. 

Una gran parte del territorio búlgaro está ocupada por sistemas boscosos, por ejemplo la región en proximidad a Vidin, la Cordillera de los Balcanes y el monte Ródope, donde la vida de los ciudadanos depende completamente por los bosques. Por esto, a juicio del especialista, es lógico que estos sistemas ecológicos se vean más afectados.

 “El otro sector que será gravemente afectado es la agricultura, ha destacado Momchil Panayotov. Allí puede ser aprovechado el riego, el cambio de los cultivos para lograr una adaptación más rápida. En los bosques la adaptación se produce de forma muy lenta y no se puede cambiar la estructura de las distintas especies de árboles. Podemos esperar un desarrollo muy desagradable para algunas especies de árboles y esto es preocupante”. 


¿Se puede hacer algo? Pues, sí. Se pueden preservar los antiguos bosques y disminuir la extracción de madera de éstos, planificar de forma eficiente las actividades en los bosques y plantar bosques nuevos. A pesar de que Bulgaria está en una de las regiones más secas de Europa y está amenazada por largas sequías, Jristo Popov ve nuevas posibilidades en cada novedad que se produce en la naturaleza. 

A su juicio, el calentamiento del clima podría ser visto como una oportunidad para el cultivo de plantas que se adaptan al calor. Además, el proceso puede motivarnos a utilizar los recursos hídricos y disminuir las emisiones de dióxido de carbono si deseamos cambiar nuestro entorno en una dirección positiva.

Adaptado por Diana Tsankova

Versión al español de Hristina Táseva

Foto: BGNES

Más de la sección

Bulgaria avanza 20 posiciones en el índice de la libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras

Bulgaria ha subido 20 posiciones en el índice anual de libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras y ahora ocupa el puesto 71 entre 180 países. Según la ONG, esta libertad sigue siendo frágil e inestable en un país que es uno de los más pobres y..

Publicado el 03/05/23 10:57

El atentado contra el fiscal general Ivan Gueshev ha sido preparado profesionalmente

"Cualquier atentado contra la salud y la vida de cualquier ciudadano búlgaro es impensable" . Así comentó el presidente búlgaro, Rumen Radev, el intento de asesinato del fiscal general Iván Gueshev, que calificó de atentado contra las instituciones..

Publicado el 02/05/23 14:34

En Bulgaria la Fiesta del Trabajo viene sin buen humor

De nuevo celebramos el primero de mayo, un bello día de la primavera que se ha convertido en símbolo de la solidaridad laboral como Día Internacional de los Trabajadores. En Bulgaria el primero de mayo se celebra desde 1945 y después de 1989 y los..

Publicado el 01/05/23 05:55