Emil Karamanov, recuerdo de un director encantador

Radio Nacional de Bulgaria acoge un concierto in memoriam del maestro

“Emil Karamanov es un director que compagina el temperamento apasionado con el lirismo del alma y el elegante sentimiento de la medida artística. Como un auténtico artista y creador, él dirige no solo a la orquesta, sino al público por las páginas de la obra musical. Con su interpretación cálida y emocionante, Karamanov se apoderó de los corazones del público”.

Esta breve cita es de una reseña llena de fascinación que fue escrita después del espectáculo El Lago de los Cisnes de Chaikovski en la Ópera de Sofía en el año 1956. Entonces Emil Karamanov tenía 36 años, pero ya había cosechado importantes éxitos profesionales. Ocho años antes era director general de la Orquesta Sinfónica de la ciudad de Ruse que acababa de formarse. Bajo su dirección la orquesta amplió su composición, acumuló un importante repertorio y solo un año después le fue otorgado el estatuto de orquesta estatal. 

En 1952 Karamanov fue designado director de la Orquesta Estatal de la Radio Nacional (la actual Orquesta Sinfónica de Radio Nacional de Bulgaria). Después dirigió la Ópera de Sofía, fue director visitante de diferentes orquestas en Bulgaria y en el extranjero, y desde 1964 hasta finales de su trayectoria profesional estuva vinculado con Radio Nacional de Bulgaria.

“Hemos elegido el Primer Estudio, ya que mi padre trabajó aquí durante largos años y cuando terminó su actividad como director, durante quince años se desempeñaba como subdirector jefe de la entonces redacción Música y Programas Musicales de Radio Nacional y trabajaba activamente con la Orquesta Sinfónica y la Orquesta Sinfonietta que existía entonces (la Pequeña radio, como la denominaban los músicos), cuenta Anguelina Karamánova.

Es enorme su contribución al fondo sonoro de Radio Nacional. Entre 1964 y 1974, si bien con interrupciones, llevó a cabo gran número de grabaciones y realizó varias transmisiones en directo desde este estudio. Mi padre se graduó por la Academia Nacional de Música de Sofía en 1944, por un periodo breve trabajaba como director coral, tocó en la Orquesta Real y en la Orquesta de la Ópera de Sofía. En Ruse fue invitado por el Ayuntamiento de esa ciudad. 

Después de un periodo de dificultades logró estabilizar la orquesta. En la Sala de Conciertos Bulgaria, donde tuvo lugar la Revista de las Orquestas Sinfónicas de Bulgaria (en aquellos años cada una de las grandes ciudades tenía orquesta propia) el público aplaudió con entusiasmo a los músicos y la repercusión mediática fue excelente. Posteriormente realizó estudios de postgrado en Moscú, con el famoso director Nikolay Anosov. Allí tuvo la oportunidad de ser parte de la vida musical activa y acumuló mucha experiencia. Después de su concierto de fin de estudios recibió varias invitaciones para dirigir las Filarmónicas de Moscú y Leningrado, y fue director visitante de esta última ciudad dos años después”.

Es notable el trabajo que Emil Karamanov realizó como director en la Ópera de Sofía, donde participó en la nueva puesta en escena de Dragón y Yana, el primer ballet búlgaro creado por Jristo Manolov. El elenco de la Ópera presentó este espectáculo en Estambul y cosechó un enorme éxito. Karamanov fue invitado como director visitante en Alemania y Rumanía. Impartió clases de dirección coral en la Academia Nacional de Música y música de cámara en la Escuela Nacional de Música.

Durante la reunión-concierto de esta tarde contarán sus recuerdos de Emil Karamanov famosos músicos, sonarán grabaciones del fondo sonoro de Radio Nacional bajo su dirección y serán mostrados materiales de archivo, fotos y carteles. Los melómanos podrán escuchar interpretaciones de alumnos del maestro como el profesor Rostislav Yovchev (piano), Plamen Maslev (violin) y Anguelina Karamánova (violonchelo).

Versión al español de Hristina Táseva

Още от БНР уеб