Recordando los éxitos olímpicos de Bulgaria en atletismo

Los Juegos Olímpicos, el foro deportivo más importante del mundo, no dejan indiferentes ni a quienes no siguen de cerca los eventos deportivos, mientras que los logros de los atletas nacionales quedan grabados con letras de oro en la historia deportiva de Bulgaria.

Mientras nos quedamos a la espera de medallas de oro, plata y bronce, que los cuarenta y dos deportistas búlgaros en los XXXII Juegos Olímpicos de Verano en Tokio se adjudiquen, recordamos algunos de los éxitos deportivos sobresalientes que encumbraron de gloria a este país en el podio olímpico a lo largo de los años.

Los instantes precedentes a estos logros han sido algunos de los momentos más memorables que dejaban sin aliento a los búlgaros. El deporte que está en los orígenes de los Juegos Olímpicos, el atletismo, es una de las actividades deportivas que más motivos de orgullo ha proporcionado a los búlgaros desde los JJ.OO. de Múnich 1972, cuando Diana Yórgova ganó una medalla de plata en el salto de longitud y Yordanka Blagoeva fue segunda en el salto de altura. Ambas atletas quedaron a solo un centímetro del oro.

Han sido exitosos para el atletismo de Bulgaria también los Juegos Olímpicos de Verano de Montreal 1976 y Seúl 1988. Recordamos de qué metal están hechas las medallas para Bulgaria de sendos Juegos Olímpicos y quiénes son los atletas que se las agenciaron en el escrito titulado “Nombres de la fama olímpica de Bulgaria. El Atletismo” de la colección de Radio Bulgaria.
Още от БНР уеб