Caminando por las calles empedradas de Varosha, el casco antiguo de Blagoevgrad

No son pocas las ciudades de Bulgaria que conservan intacto el espíritu de la Época del Renacimiento Nacional (ss. XVIII y XIX). Una de estas ciudades es Blagoevgrad, distante 100 kilómetros al suroeste de la capital Sofía. Basta con dar un paseo por su casco antiguo para retrotraerse al menos 150 años atrás en el tiempo.

Varosha, el barrio más viejo de Blagoevgrad, se remonta al siglo XVIII. En aquel entonces fue el único con población cristiana de la ciudad. En un principio, las casas de Varosha eran de una sola planta y de tipo rural, sin brillo. Las hermosas y simétricas casas renacentistas, fuertemente influenciadas por la arquitectura urbana, apenas fueron apareciendo en el siglo XIX.

En Varosha estan emplazados el Museo Regional de Historia, galerías y talleres de artesanía, así como la iglesia de la Presentación de la Virgen, construida en 1844. Por sus excepcionales frescos y el iconostasio, obra de reputados maestros de la escuela de pintura de Bansko, el templo fue declarado monumento nacional de la cultura.

Más sobre la arquitectura conservada y la genuina atmósfera de la ciudad meridional búlgara de Blagoevgrad y su casco antiguo puede conocer en el articulo “El barrio Varosha de Blagoevgrad, sumergido en el pasado” de la colección de Radio Bulgaria.


Още от БНР уеб