Radio Nacional de Bulgaria © 2021 Todos los derechos reservados

La UNESCO en la época de la globalización

La primera actuación pública de Irina Bókova ha sido en el Foro de Mujeres celebrado en Deauville.
Foto: Архив
La búlgara Irina Bokova, recién elegida directora general de la UNESCO, se propone lograr que la organización recupere su vocación de “laboratorio de ideas” en el marco de la ONU. Se trata de ideas de desarrollo pacífico y sostenible de nuestro mundo en la época de la globalización, movilizando a la elite intelectual del planeta. El último día de la Conferencia General de la UNESCO, Irina Bokova presentó a los países miembros sus ideas sobre el futuro de la organización.
La primera mujer directora general de la UNESCO asumirá el 15 de noviembre de 2009. Ese día se cumplirán 64 años del comienzo del audaz propósito de posguerra: englobar el potencial mundial en el ámbito de la cultura y la ciencia para tratar de “edificar la paz en la mente de las personas”, allí donde “se incuban las guerras”.
Hoy día, finalizada la guerra fría, y en el contexto del nuevo mundo de varios polos que se está perfilando, esta vocación de la UNESCO sigue siendo actual, pero necesita ser redefinida de acuerdo con los nuevos retos del tiempo.
Según Irina Bokova, la humanidad debe ir hacia un mundo nuevo, de paz y humanismo, hacia sociedades más justas, sociedades del saber y de las nuevas tecnologías que aporten beneficios a la humanidad y preserven el medio ambiente.
La política de diálogo entre las culturas, respeto y preservación de la diversidad cultural y lingüística, el respeto de la dignidad personal, de la libertad de expresión y el acceso a la información, son parte de las herramientas para alcanzar el equilibrio en el mundo global.
En este sentido, la recién elegida directora general celebra que su mensaje fundamental, de diálogo, respeto mutuo y tolerancia, fuera tan bien acogido por todos los miembros de la UNESCO. El diálogo y la unidad serán su política principal en la dirección de la institución, política que ella declaró ya el primer instante después de ser elegida.
La búlgara Irina Bokova es partidaria de una organización con puertas abiertas más ampliamente a “todas las mentes preclaras” del mundo, más abierta a los medios de comunicación y la opinión pública, más visible en el día a día de los hombres. Bokova se propone formar “consejos de sabios” con la participación de eminentes expertos, premios Nobel y pensadores.
La nueva directora general aspirará a continuar con firmeza las reformas iniciadas por su predecesor Koichiro Matsuura tendentes a optimizar la administración, descentralizar las actividades, introducir la transparencia y la eficiencia y aprovechar de forma óptima el presupuesto de por sí modesto de la organización.
Habrá continuidad también en las prioridades de la UNESCO. La primera sigue siendo la educación, a la que hoy día están privadas de acceso casi mil millones de personas del mundo, dos tercios de ellas mujeres. Gran parte de ellas viven en África, continente al que la organización mundial seguirá orientando los mayores esfuerzos y recursos.
La igualdad de sexos será el siguiente dominio de mayor atención. “Mientras las mujeres del mundo no tienen acceso igual a la educación, la información y el poder, no se puede afirmar que se ha alcanzado la igualdad de sexos”, cree Irina Bokova. No es casual que su primera actuación pública después de ser elegida haya sido en el Foro de Mujeres celebrado en Deauville, Francia, y llamado “el Davos de las mujeres”.
La nueva directora general desearía igualmente que la ciencia y la protección ambiental ocuparan su debido lugar en la vasta paleta de actividades de la UNESCO.
Desde luego, la preservación del patrimonio cultural y natural sigue siendo la prestigiosa “marca reservada” de la organización, con el acento colocado sobre el patrimonio no material de la humanidad. Es una expresión del afán de conservar la diversidad e identidad cultural en la época de la globalización cuando se diluyen las fronteras en el mundo. 

Versión al español de Venceslav Nikolov

Más de la sección

Simona Borísova con la embajadora de Cuba en Bulgaria, Caridad Yamira Cueto Milián

Simona Borísova, ganadora del concurso Embajadora por un Día, sobre su cooperación con la Embajada de Cuba en Bulgaria

El pasado día 25 de febrero la Embajada de Cuba en Bulgaria organizó una amena reunión en la cual la figura central ha sido Simona Borísova, de 18 años de edad. Simona es la ganadora del concurso Embajadora por un Día, que se viene organizando desde el..

Publicado el 28/02/21 08:05

Atidzhé y Mustafá: un día de la vida de un matrimonio búlgaro del Ródope

El macizo de Ródope es una fuente inagotable de belleza natural. El turista curioso, sediento de conocer de primera mano el modo de vida y las costumbres de los habitantes de esta parte de Bulgaria, también hoy en día puede sumergirse en el espíritu..

Publicado el 27/02/21 08:25

Leonardo DiCaprio y Pablo Escobar de cera alegran a grandes y pequeños en Varna

El Museo de Figuras de Cera en la capital marítima de Bulgaria, Varna, ha engrosado su fondo con dos esculturas nuevas: la del actor Leonardo DiCaprio y del temible narcotraficante Pablo Escobar. De este modo, la colección del atractivo museo ya cuenta..

Publicado el 27/02/21 07:05